Al momento

Análisis Comparativo: Chevrolet Camaro, Ford Mustang y Dodge Challenger, el tridente americano en evaluación

El musculo americano ha sufrido diversos cambios necesarios en los últimos años, antes, este tipo de vehículos eran conocidos por sus grandes motores, su tracción trasera y sus comprometidas formas de conducción. Sin embargo, el movimiento de la industria ha obligado a estos americanos a refinarse y a volverse más amigables para el mercado.

El Camaro, el Mustang y el Challenger atesoran una de esas historias de amor y odio, de esas que se recuerdan por los siglos de los siglos y que entregan duelos comerciales épicos. ¿Actualmente cuál es mejor? La respuesta no es sencilla, pero en Autología trabajamos para entregarte un análisis detallado con el que puedas comprender “pros y contras” de cada uno y así decidirte por la mejor compra dependiendo de tus necesidades.

Los motores V8 siguen existiendo, las versiones más radicales también siguen presentes, pero ahora, las americanas han decidido incorporar estructuras más eficientes que si bien no son las mejores opciones para los puristas, realmente aportan versatilidad a estos gigantes.

ANALISISMUSCLE-1

Chevrolet Camaro (sexta generación)

GM le responde a Ford con esta fresca construcción de su deportivo. Esta sexta generación es más potente, ligera y eficiente que, aunque suena fácil, lleva detrás un gran trabajo de ingeniería que se agradece y en cierta forma es evidente.

Justo y necesario

Además del rediseño, Camaro suma muchos elementos que aportan a una evolución que ya era necesaria. La nueva plataforma y uso de materiales más ligeros, le permiten reducir en promedio entre 110 y 200 kg, pero además, se logra un 28% más de rigidez, lo que permite tener una mejor respuesta y manejo.

Ahora se ofertan motores más potentes. Los metales evolucionan, se agrega ahora un cuatro en línea de 2.0 litros de 275 caballos; le sigue un V6 de 3.6 litros de 335 caballos que ahora incluye sistema de desconexión de cilindros; y finalmente encontramos el V8 más potente de aspiración natural para Camaro, un 6.2 litros con 455 equinos a disposición. Para el modelo más potente, diferenciado por las legendarias siglas SS, Chevrolet equipa una transmisión automática de ocho relaciones que agrega también el nuevo Drive Mode Selector en el cual se puede modificar dirección, respuesta del motor y dureza del esquema de suspensiones. De hecho incluye un modo Track para aquellos que disfrutan del manejo deportivo en circuito.

En el apartado estético, las nuevas líneas de diseño otorgan un look más agresivo, y son resultado de 350 horas de trabajo en túnel del viento para mejorar el coeficiente aerodinámico, mientras que por dentro la calidad de materiales ha mejorado considerablemente. Si bien es cierto que las formas externas otorgan mucha presencia en vía, nos parece que estaban mejor logradas las que adornaban a la quinta generación del icono americano.

De igual forma se agradece un diseño muy limpio por dentro y fuera, con pocos botones, todos se controla ahora ya en la pantalla táctil o por voz mediante el nuevo sistema de conectividad que ya monta Apple Car Play y Android Auto. El habitáculo es sorprendentemente uno de los puntos más fuertes, sin temor a equivocarnos, podemos decirles que en las versiones más equipadas supera al Mustang.

MOTORES

2.0 litros turbo con 272 HP y 260 lb/pie de torque

3.6 litros V6 con 335 HP y 285 lb/pie de torque

6.2 litros V8 con 455 HP y 455 lb/pie de torque

TRANSMISIONES

Manual de 6 velocidades

Automática de 8 velocidades

PRECIOS Y VERSIONES

LT – 2.0T Manual – $528 400.00
RS – V6 Automático – $623 900.00
SS – V8 Automático – $752 500.00

Ford Mustang

Su trayectoria y las buenas decisiones que ha tomado Ford a lo largo de su existencia lo catapultan hacia el peldaño del favorito del segmento. Asimismo, su estructura y sus capacidades siempre lo han colocado como el mejor logrado de la categoría, pero hay que poner en la mesa que a pesar de que esta generación es sin duda la mejor lograda, las cosas ya no las tiene sencillas frente a sus rivales.

Bien pensado

En el exterior, la estructura de diseño renovada es agradable a la vista (aunque a muchos nos les gusta), de hecho, nos parece una correcta evolución a la que ofrecía su predecesor, esto entendiendo que el diseño de sus antepasados siempre ha sido espectacular, manteniendo el lenguaje de los primeros ejemplares. De igual forma, es importante mencionar que con cada renovación, el caballo americano ha perdido herencia y ha ganado modernidad.

Por dentro, el trabajo es igual o mejor que lo visto en el exterior, con mezcla de materiales de muy buena calidad como piel, aluminio, plásticos de buena manufactura, suaves y brillantes, con un ensamble de lo mejor que ha mostrado Ford en los últimos años. Los asientos tienden a suaves y cómodos que para el día a día son muy buenos, aunque en las versiones 5.0 litros esperaríamos un poco más de rigidez y soporte lateral.

La posición de manejo es muy buena en todas las versiones, desde las que incorporan motor cuatro cilindros encontramos un interior bien terminado. El volante multifunciones, es uno de los mejores de todo el mercado automotor, ya que nos da acceso a prácticamente todas las opciones del auto, además apoyado por un actualizado sistema de comunicación y entretenimiento.

Ya es por demás conocido que esta sexta generación ahora ofrece una suspensión trasera independiente, que permite un manejo mucho más obediente y siendo sinceros, completamente diferente al de su predecesor y al de prácticamente todos los “muscle car” del mercado actual. Si se busca un distintivo frente a sus rivales, sin duda este nuevo esquema de suspensiones despunta.

Todas las versiones y opciones de motores que ofrece el nuevo Mustang nos parecen interesantes. Sin embargo, nosotros no iríamos por las versiones con motor cuatro cilindros ya que nos parece que hacen que se pierda la esencia del Pony Car. De igual forma, las opciones están y seguramente habrá quien lo considere por el notable ahorro de combustible.

MOTORES

2.3 litros turbo con 310 HP y 290 lb/pie de torque

5.0 litros V8 con 435 HP y 425 lb/pie de torque

5.2 litros V8 con 525 HP y 490  lb/pie de torque

TRANSMISIONES

Manual de 6 velocidades

Automática de 10 velocidades

PRECIOS Y VERSIONES (Mustang actual 2016-2017)

EcoBoost – $598,000
V8 TM – $642,000
V8 TA – $665,500
SHELBY GT 350 – $1,150,000

 

ANALISISMUSCLE-11

Dodge Challenger

Mientras los otros dos yanquis se suavizan, este gigante del Grupo FCA sigue los rieles de sus antepasados y mantiene toda esa furia que siempre lo ha caracterizado, aunque ahora, incorpora la obligada seguridad y tecnología interna que comanda la industria.

Importante señalar que este Challenger se encuentra en el mercado desde 2008, por lo que se coloca como el más veterano de la comparativa y queda por debajo de los otros dos en términos de innovación, nuevas tecnologías y versatilidad. Pero no nos malentiendan el Challenger 2016 se sigue viendo impresionante e imponente, de hecho, si les somos sinceros, nos parece que las actualizaciones que ha tenido a lo largo de estos ocho años de comercialización lo hacen ser uno de los que mejor apariencia exterior conservan en este trio.  Es robusto, radical y tiene una mirada que sigue portando esa esencia de Muscle Car.

Además, en la versión Hellcat encontramos al V8 de producción más potente en la historia, no sólo de la marca, sino del mercado americano. A diferencia de los otros dos de la comparativa, esta bestia solamente puede ser movida por tres impulsores: un 3.6 litros V6 con 305 caballos y un 6.4 litros V8 con 485 HP y el 6.2 litros supercargado de 707 equinos.

Animal salvaje

Es “rasposo” como ninguno otro, tiene más potencia que los otros dos, pero al momento de intentar transmitir todo ese brío al piso el Challenger no lo hace tan efectivamente. Muchos compradores buscan justamente ese radicalismo. Este americano es sumamente divertido pero al momento de ponerlo frente a los otros dos en la pista queda en el tercer puesto del cronometro.

Por otro lado, el interior ha mejorado mucho y ahora los plásticos y los tapizados se perciben de mucha mejor calidad. El interior no es tan bueno, pero si somos sinceros, en ninguno de los tres es resaltable en plazas traseras. En realidad estos coches están hechos para un manejo cómodo en pareja o para una familia pequeña.

MOTORES

3.6 litros V6 con 305 HP y 268 lb/pie de torque

6.4 litros V8 con 485 HP y 475 lb/pie de torque

6.2 litros V8 supercargado con 707 HP y 650  lb/pie de torque

TRANSMISIONES

Automática de 8 velocidades

PRECIOS Y VERSIONES

Black Line – $636,900
Scat Pack – $841,900
SRT Hellcat – $1,147,900

 APERMUSCLET

Conclusión

Camaro con su nueva generación da un salto enorme frente a su archirrival el Mustang, sin embargo, nos quedamos con el “potro” de Ford debido a que su estructura visual interna y externa, su calidad de materiales, su nuevo esquema de suspensiones y su versatilidad nos parece perfectamente bien pensada.

En segundo lugar queda el deportivo de Chevrolet y llega a esta plaza dejando muy poco espacio entre el Mustang. Realmente la evolución del Camaro es impresionante, todos los aspectos han evolucionado y si les somos sinceros la decisión ya sólo queda en los distintivos que llamen la atención del comprador.  El Mustang y el Camaro podrían compartir el primer sitio sin ningún problema.

El tercer puesto colocamos al Dodge Challenger debido a que esos años de comercialización ya le afectan en términos de metales. Los motores son muy potentes pero poco eficientes y si nos enfocamos en efectividad, en pista el GT 350 y el nuevo ZL1 lo dejan mal parado. Sin embargo, el Challenger sigue existiendo para aquellos que todavía quieren experimentar las sensaciones que entrega un verdadero monstruo americano.