Al momento

Salón de Ginebra 2017: Mercedes-Benz Clase E Cabriolet, la familia está completa

En el espacio de Mercedes-Benz en el Salón de Ginebra, fue el Mercedes-AMG GT Concept el que atrajo las miradas, pero la marca de la estrella presentó también a un modelo de producción que termina de redondear la gama de la Clase E. Primero fue el sedán, luego la wagon con su variante All-Terrain, hace unos meses conocimos al coupé en Detroit y ahora, finalmente, se incorpora la quinta y última variante con techo suave de lona.

Dado que la anterior iteración del Clase E Cabriolet era en esencia un Clase C, el nuevo auto crece en prácticamente todas las dimensiones para convertirse en un cabriolet puro, con espacio y lujo para cuatro pasajeros.

Mercedes-Benz E-Klasse Cabriolet ( A 238 ), 2017

La principal novedad que trae este auto a la gama es el techo retráctil, que se dobla y guarda en menos de 20 segundos y que cuenta con tela desarrollada especialmente para absorber el sonido del exterior y filtrar ruidos no deseados, previniendo que estos lleguen a la cabina.

Con el incremento en peso y los refuerzos al chasis, el nuevo Clase E pesará entre 1,750 y 1,950 kilogramos, dependiendo del motor que equipe y agregando alrededor de 100 kilogramos al peso del Clase E Coupé.

No habrá una variante AMG porque este auto ha sido pensado para la serenidad y el lujo, la gama de motores se compone por bloques turbocargados de 2.0 y 3.0 litros con entre 180 y 328 caballos, siendo este último el más potente de la gama. El chasis del Cabrio es 15 centímetros más bajo que el del sedán.

Mercedes-Benz E-Klasse Cabriolet; 2017; Exterieur: rubellitrot metallic, 25th Anniversary Edtion; Interieur: tizianrot / macchiatobeige; Zierteile: Holz Ulme hellbraun offenporig // Mercedes-Benz E-Class Cabriolet; 2017; exterior: rubellite red metallic, 25th anniversary edtion; interior: tizian red / macchiato beige, trim parts: open-pore light brown elm wood

Tecnológicamente, viene con toda la carga de Mercedes-Benz, monta un cargador inalámbrico y, conectando el teléfono inteligente al auto, es posible abrirlo, cerrarlo y encenderlo desde nuestro dispositivo móvil. Usa una pantalla doble de alta resolución de 12.3 pulgadas con head-up dislplay.

No vemos razones por las que no pueda llegar a México, seguramente lo veremos en las concesionarias de la firma para el último trimestre del año.