Al momento

A prueba: Mazda MX-5 RF, pureza y diversión a cielo abierto

Hace 29 años, los ingenieros de Mazda terminaban el primer desarrollo de su pequeño descapotable biplaza. En ese entonces, los japoneses no tenían idea de que su creación se iba a convertir en uno de los deportivos más afamados en el mundo del motor. El MX-5, que se nombró así por la denominación interna “Mazda eXperimental 5”, es la muestra viviente de lo que en algún momento fue la pureza del automóvil deportivo.

En el MX-5 nos olvidamos de grandes cifras de potencia, de sobrealimentadores y de cajas automatizadas con diversos embragues que reducen tiempos de reacción (existe una automática en el RF). En este japonés casi todo es análogo y como es de esperarse, logra sacar enormes sonrisas a sus ocupantes sin la necesidad de invertir más de medio millón de pesos.

Actualmente vemos rodar a la cuarta generación (la mejor terminada para nosotros), misma que ha conservado los cimientos de sus antepasados, pero los ha evolucionado con un diseño menos circular y más radical. El MX-5 es ese auto que los que realmente saben de la materia, compran.

Hoy estamos leyéndonos gracias a la nueva variante que presenta la actual generación (ND) del MX-5, que ofrece un nuevo techo duro retráctil a favor de una conducción más amigable con el viento y al mismo tiempo entrega un estilo que nos hace recordar a las míticas carrocerías targa. Esta versión se presentó en 2016 en el Salón de Nueva York, es nombrada RF por el apelativo Retractable Fastback y ya la sometimos a examen. Te contamos nuestra experiencia y su calificación final.

 mazda_mx5rf_12

Origenes

Si bien es cierto que el MX-5 siempre ha sido un vehículo puro, Mazda presentó en la pasada tercera generación una versión con techo duro que convertía al roadster en un coupé cabrio, mismo que rompía con el espíritu de ligereza y agregaba refinamiento y tamaño. Aquel coche no gustó y Mazda lo sacó del mercado.

Hoy, la fórmula regresa en la cuarta generación con una evolución mejor pensada y planteada. Uno de los diseñadores de la marca se inspiró en su guitarra para idear una solución y un nuevo sistema que no sacrificara tanto peso y espacio. El techo está dividido en tres secciones y al momento de accionarse se coloca de cierta forma que no resta espacio en la ya de por sí muy limitada cajuela.

Al estar puesto entrega una silueta coupé y al retraerse, nos recuerda en cierta medida a las carrocerías targa, que ya casi no se producen.

mazda_mx5rf_02

Características y novedades

El RF agrega 45 kilogramos, pero sigue manteniendo la particular estética compacta y moderna del roadster japonés. Para pasar de cerrado a abierto, el sistema solo tarda 13 segundos y se puede realizar en marcha hasta los 10 km/h. La realidad es que el accionamiento en marcha no es tan funcional, la velocidad resulta muy limitada.

El sistema no resta espacio en cajuela y se mantienen los 127 litros ya conocidos en el roadster de Mazda. Lo único que se modifica, además del planteamiento visual del eje trasero, son las dos pequeñas guanteras que existían en el MX-5 con techo de lona detrás de los asientos, ya que en el RF se eliminan.

mazda_mx5rf_09

 

Resulta novedad el color en el que se vende esta nueva versión, mismo que no está disponible en la variante con techo suave. Se denomina Machine Grey y si el cliente lo quiere así, se le puede dar un terminado especial en color negro piano al techo (versión Twin Tone) para acentuar el trabajo que se le dio a la caída.

También despunta la incorporación de una nueva pantalla TFT de 4.6 pulgadas situada en el cuadro de instrumentos, en la cual se muestra el estado del techo y también se integran opciones clásicas de los parámetros del coche (gasto de gasolina, kilometraje y temperatura).

mazda_mx5rf_06

Por otro lado y después del techo duro retráctil, llega como novedad la transmisión automática de seis relaciones con accionamiento manual, que funciona bien para el enfoque de refinamiento del coche, pero dadas las características de este japonés tracción trasera, nosotros preferimos el desempeño que se entrega con la ya conocida transmisión manual.

Detrás del volante

Las excelentes sensaciones de su hermano de techo suave no cambian. Debajo del cofre levanta la mano el equilibrado motor L4 2.0 litros SKYACTIV-G atmosférico con 155 HP y 148 torques. Su nivel de potencia no es tanto, pero tampoco se busca ofrecer potencia que no pueda ser controlada y disfrutada.

Es crucial entender que este coche tiene como filosofía a la relación peso/potencia. Es algo muy similar a lo que ocurre en un coche de competencia y nosotros estamos convencidos que la potencia especifica es la que más importa en un deportivo. Mazda ofrece esquemas muy similares a los del fabricante británico Lotus, en donde el equilibrio y las reducidas masas, son las que mejores sensaciones dan al conductor. El MX-5 RF es un coche que se disfruta al máximo detrás del volante. A nosotros nos dejó maravillados y eso que nos encanta que los deportivos expiren caballos de potencia.

También hay que decirlo, el espacio es reducido en muchos frentes. Este es un coche para disfrutar en manejo, la comodidad puede quedar en segundo plano. Aunque no se espanten, no es un coche incómodo, más bien es un coche básico, análogo y elemental.

mazda_mx5rf_17

En México

En nuestro territorio ya está disponible como un complemento especial de la gama MX-5. El precio es mayor que en el roadster convencional, pero tener detrás de la cabeza ese accionamiento del techo tipo targa lo vale.

Por el momento, no encontramos competidores directos en nuestro país. El precio al que se vende lo pone en un escalón de mercado interesante y único. Es mucho más barato que los otros roadster del tamaño y también tiene menos potencia. Esperemos que en un futuro llegue su primo el Fiat 124 Spider para que el duelo se ponga “color de hormiga”.

Mazda MX5 RF
Motor: L4 2.0 L con 155 HP y 148 lb/pie de torque
Transmisión Automática de 6 cambios con modo manual
Consumo oficial: Ciudad: 14.6 km/l
Carretera: 22.4 km/l
Combinado: 16.8 km/l
Cajuela: 130 L
Versiones y precios:
Versión única i Grand Touring – 456,900 pesos