Al momento

A prueba: Ford Mustang Ecoboost, ¿quién dijo que los turbo no son para un coupé americano?

Ford es una de las marcas más proactivas en búsqueda de tecnología aplicada a los autos, tanto en temas de sistemas destinados a la seguridad en la conducción, como en infotenimiento y tecnología en motores y transmisiones.

Prueba de ello es este producto que hemos podido evaluar: el Ford Mustang Ecoboost, una opción que combina los mejores elementos del coupé americano en términos de diseño y equipamiento, con una mecánica más bien de corte europeo para dar como resultado un vehículo muy particular.

No olvidemos que este coupé es global y tales mecánicas son necesarias para cumplir con requerimientos de consumos y emisiones muy estrictos en algunas partes del planeta.

ford_mustang_ecoboost_15

Bien completo

Al principio tuve mis dudas. No me convencía del todo la oferta de un motor de 4 cilindros turbo para un pony car que se ha caracterizado por su musculatura mecánica. Por más caballos que se ofrecieran (310 hp y 320 lb/pie más que en los 300 hp y 280 lb/pie que en el V6), me hacían ruido los 4 cilindros y 2.3 litros de capacidad. Si de por sí el V6 a pesar de ser 3.7 litros nunca me convenció, dudaba mucho de éste.

Pero Ford, inteligentemente, ha sabido dotarle de todo lo que un coupé de respeto debe tener. Está claro desde pruebas anteriores que hemos realizado, que la calidad del producto no está en duda: materiales, ensamble, marcha, suspensiones, frenos y demás, hemos comprobado su efectividad en el California (échale un ojo a la prueba aquí) y en el Shelby 350 GT (que conducimos en circuito aquí), y de hecho esta versión Ecoboost replica prácticamente lo que ofrece la versión V8 en percepción general del producto. Vaya, si te preocupa, por fuera luce como uno de los Mustang más potentes y equipados de la gama.

ford_mustang_ecoboost_20

El equipamiento es el mismo que en el V8: pantalla touch de 8 pulgadas con SYNC3 y comandos de voz, navegador y Apple Car Play y Android Auto, además de un potente equipo de sonido Shaker PRO con nueve bocinas.

También tenemos asientos de corte deportivo en piel y con calefacción, y para rematar cuando abrimos el auto se proyecta sobre el piso la legendaria figura del pony.

ford_mustang_ecoboost_07

Tiempos de cambio

Lo que más me ha sorprendido es que incluya “Tracks Apps” una aplicación en la que permite revisar tiempos de aceleración, cuarto de milla y frenadas. También podemos modificar respuesta de motor, caja y dirección hasta en cuatro modos (Normal, Sport, Track y Nieve), e incluso el de pista desconecta las asistencias, lo que indica que la marca no duda de las capacidades de su motor turbocargado. Y no la hay en realidad.

El Ecoboost acelera con vehemencia. Es constante, efectivo y hasta tiene un sonidito sabrosón cuando quitamos el pie del acelerador, típico de cualquier turbocargado. De hecho, cabe aclarar que la marca estaba muy preocupada por el sonido del motor, por ello recurrió también a la electrónica para ofrecer una mejor sensación al conductor acentuándolo a través del equipo de sonido.

Es muy efectivo en los rebases, las recuperaciones son también de maravilla, pues la mayor entrega de par y potencia se hace justo en la parte media, en donde el turbo empieza a soplar con energía. La caja, una automática de seis cumple como debe ser. Es algo proactiva pero su foco es más claro hacia el confort. Incluso en el modo Sport mantiene un poco más el corte, pero quisiéramos cambios más rápidos. También sumen paletas de cambio detrás del volante, que acentúan el valor deportivo.

Ahora bien, esta variante tiene como meta ofrecer lo mejor de dos mundos: la eficiencia de un motor turbo con la potencia de un V6 efectivo. El 2.3 litros es bastante apetitoso, en nuestras pruebas estuvimos entre los 6.9 y 7.2 km/l, dependiendo un poco de las condiciones de tránsito. La marca habla de 9.2 km/l y 13 en autopista; nosotros alcanzamos los 12.5 km/l. Aun así, créanme que son malas cifras.

ford_mustang_ecoboost_06

Al final convence

Honestamente, cuando vemos el precio que hay que pagar por el nivel de equipamiento y dinámica del auto, nos parece una oferta sumamente sensata. Ubicado entre el próximo a desaparecer V6 y la variante manual de V8, este Mustang Ecoobost te da un gran uso en el día a día, con todo el estilo que solo este coupé te puede dar, por 65 mil pesos que el V8 automático. Buen deal, ¿no crees?

Ford Mustang Ecoboost
Motor: 4 cilindros, 2.3L, 310 hp y 320 lb/pie
Transmisión Automática, 6 relaciones
Consumo oficial: Ciudad: 9.2 km/l
Carretera: 13 km/l
Combinado: 10.6 km/l
Consumo en pruebas: Ciudad: 7.2 km/l
Carretera: 12.5 km/l
Combinado: 9.3 km7l
Cajuela: 382 L
*0 a 100 km/h: N.D.
*100 a 0 km/h: 41.1 m
Versiones y precios:
V6 TA: 554,000 pesos
EcoBoost: 598,000 pesos
V8 TM: 642,000 pesos
V8 TA: 665,000 pesos
V8 TA Convertible: 763,000 pesos
Shelby GT350: 1,150,000 pesos
*Datos obtenidos con el equipo de pruebas Vbox proporcionado por Vbox México