Al momento

5 consejos vitales para rebasar de forma correcta en carretera

Los adelantamientos son extremadamente peligrosos si no se saben ejecutar de forma correcta. En la actualidad causan numerosas complicaciones viales y accidentes mortales, es por eso que te traemos este recuento con los cinco puntos que tienes que conocer y poner en práctica al momento de rebasar un vehículo a velocidades altas.

Nuestro país se caracteriza por tener cuantiosas carreteras de doble sentido con complicaciones en pavimento y trazado. Es crucial que tengas en cuenta estos puntos para hacer tus viajes y trayectos más seguros. ¡Evita riesgos innecesarios!

La caja en la velocidad correcta

 Antes de lanzarte, selecciona la marcha que te permita disponer de todos los caballos de tu motor. Lo más inteligente es bajar dos cambios (dependiendo de las condiciones) para que el coche no tenga problemas en llevar a los ocupantes al final del rebase. ¡Mucha atención con la velocidad que eliges!

No desesperes

 No comiences la maniobra sin fijarte en tus retrovisores. Sí, es muy importante que estés atento por si alguien te está adelantando a ti.

Si tienes camino libre y mediste tus tiempos, entonces señaliza con tu intermitente, haz la acción con decisión y vuelve a tu carril, siempre con espacio suficiente para no asustar al vehículo que estás dejando atrás.

¡Los camiones!

El largo de los camiones hace el rebase más complicado y deja muy pocas opciones para hacerlo. A menos de que tengas un coche de más de 400 HP, mide muy bien la distancia y definitivamente hazlo con mucha determinación y toma el triple de precaución.

Sepárate del coche que rebasas

Es completamente innecesario pasar pegado al costado del coche que estás adelantando. La realidad es que esa simple acción puede causar un fuerte accidente. Ábrete lo más que puedas (sin comprometer tu manejo) y así tendrás más campo de visión general.

De noche

En la noche, tu sistema de iluminación y tus direccionales se vuelven tu única arma y tu medio de comunicación con los otros conductores. Es muy importante que avises con tus luces largas cuando pretendas rebasar y que lo señalices con tus intermitentes. Lo mismo cuando regreses a tu carril para los coches de atrás.