Al momento

Revelada la estrategia de tren motor del Grupo Volkswagen para 2020

La era de los motores cada vez más pequeños llegará a su fin muy pronto, al menos para la marca teutona. La moda del ‘downsizing’ ha terminado y según ingenieros de Volkswagen, se dejará de perseguir el mejor rendimiento en las pruebas de laboratorio para ir tras de una meta tangible para todos sus clientes, la marca quiere entregar los mejores consumos en donde realmente importa, en las condiciones de manejo citadino, y cree que la mejor forma de lograrlo es poniéndole un punto final a los motores tan pequeños.

El líder de nuevos desarrollos, Dr. Frank Welsch, comenta que “no vamos a hacer motores de menor tamaño que 1.0 litros con tres cilindros y 1.5 litros con cuatro. El próximo Polo tendrá un motor de cuatro cilindros.”

new-seat-ibiza_11

También admitió que Volkswagen ya ha desarrollado el que será su último motor diésel de menos de 2.0 litros, un 1.6 TDI que veremos en la nueva generación del Polo y del Ibiza este mismo año. El 2.0 TDI seguirá en los autos y SUVs de Volkswagen, SEAT y Audi en los próximos años, pero los motores de diésel más pequeños desaparecerán en el trascurso de los próximos 5 años.

El futuro en el mediano plazo está, según la marca, en los motores de gasolina con asistencia eléctrica y es por eso que la gama de motores para el Golf de octava generación, que llegará en 2019, estará repleta de motores híbridos con un nuevo sistema de 48V, en lugar de los 12V actuales. Inclusive las variantes GTI estarán apoyadas por electricidad, pero en el caso del icónico hot-hatch, el foco será el desempeño más que los consumos y emisiones.

audia32017-autologia-15-1024x598

Para 2020, las normas anticontaminantes en Europa exigen que los autos emitan 96gCO2 por kilómetro como máximo y es con tecnología híbrida que Volkswagen planea alcanzar esta meta. El núcleo del Golf GTI de octava generación seguirá siendo el bloque de 2.0 litros, pero es posible que el turbocargador mecánico sea remplazado por un compresor eléctrico, que eliminará el lag por completo para una respuesta más inmediata.

También habrá tecnología ISG (Integrated Starter Generator), con un motor eléctrico de apoyo integrado en la transmisión de doble embrague que proveerá al auto de torque en el rango bajo de funcionamiento del motor, Volkswagen apunta a entregar 265hp en el próximo GTI, pero con apoyo eléctrico, la sensación de potencia será mayor.

Este sistema tiene enormes ventajas, pero también algunas desventajas y es que tomará espacio en la cajuela y también podría hacer al auto más pesado que el actual. “Estoy trabajando con el Golf 8 y el enfoque será en los motores de gasolina”, concluye Welsch.