Al momento

Manejamos Kia Rio 2018 en caminos retadores, ¿a qué aspira en México? [Precios ya disponibles]

Durante el lanzamiento oficial en México del nuevo Kia Rio pudimos visitar la planta de Pesquería en el estado de Nuevo León, lugar en donde será fabricado este auto para todo el mundo. Fuimos testigos, vimos cómo el acero desnudo se convertía en nuevos Rio.

La planta continúa creciendo, ya fabrica también el modelo Forte con carrocerías sedán y hatchback y pronto se unirá a la línea de ensamble el Rio Sedán de nueva generación. Estando en la planta, nos da la impresión de que la firma surcoreana tiene grandes planes para nuestro país, y nos referimos a asuntos productivos y comerciales.

Respecto a la prueba de manejo, debemos recordar que Autología fue uno de los primeros medios a nivel mundial que pudo probar el auto, conviviendo con él durante 7 días para contarte todo acerca del hatchback subcompacto de la marca. Si leíste esta prueba, será poco lo que no sepas del nuevo coche en estos momentos. Tal vez falte algo, ahora lo evaluamos en caminos rápidos, autopistas regiomontanas con largas rectas y caminos revirados de montaña. Nuestras impresiones son, en su gran mayoría, muy positivas.

kia_rio_hb_2018_06

Comenzando por el interior, como ya sabes, los materiales son de tacto rígido, algo que entendemos por tratarse de un subcompacto. Realmente, son muy pocos los autos de este espectro de precios que equipan interiores de plásticos suaves al tacto, no obstante, la calidad de ensamble del nuevo Rio es estupenda y nos dan la confianza de saber que no aparecerán ruidos en el habitáculo con el uso a largo plazo.

En marcha

Kia nos recibió en la concesionaria Kia Sendero para platicarnos sobre la ruta a seguir y la muy necesaria charla de seguridad antes de la prueba. Los 20 autos que estuvieron disponibles para esta prueba habían salido de la línea final solo un par de días antes, manejamos los primeros Rio de producción mexicanos en la historia, nuestro auto tenía el NIV 002010.

Salimos y tras unos minutos en el tránsito de la ciudad de Monterrey, llegamos a la autopista hacia Saltillo y pudimos acelerar. Nos sorprendió el aplomo del auto a velocidades altas, es posible adelantar a vehículos pesados o pasar por zonas de viento a velocidades altas y el auto se mantiene siempre bien plantado en la recta. Las llantas, Kumho Ecsta con un Treadwear de apenas 380, son un claro indicador de lo que pretenden los ingenieros de Kia con este auto.

kia_rio_hb_2018_14

En un camino de curvas complicadas, el coche también se comporta a la altura, no hay un botón que endurezca la dirección o afine las respuestas de la caja y sin ser de corte deportivo, su ligereza lo hace muy divertido y si se le provoca, intenta sacar la cola moderadamente para ayudarnos a rotar, es divertido, pero gracias al control de estabilidad, también muy seguro en ese tipo de caminos.

La caja, automática en todos los autos disponibles para prueba, se encuentra bien engranada, aprovecha lo mejor del motor en primera, segunda y tercera marcha, pero cuenta con una sexta que permite rodar a velocidades crucero por debajo de las 3,000 vueltas para maximizar los consumos. Nos atrevemos a decir que, a pesar del déficit de potencia respecto al anterior, este se percibe más ágil y creemos que eso se lo debe en gran parte a la caja de velocidades. Por cierto, si pisamos el acelerador cuando el auto va en sexta, la caja no tiene problemas para engranar segunda de inmediato, cosa que beneficia las recuperaciones y adelantamientos.

Kia_Rio_HB_2

Una de las críticas que hacemos va hacia la dirección, es perfectamente tolerable en ciudad, muy suave de operar, pero a velocidades altas puede sentirse desconectada y anestesiada en el centro y luego, conforme giramos, va ganando peso. Nos hubiera gustado encontrar algo más de peso en el centro, pero en general el automóvil cumple con creces.

Entonces, ¿a qué aspira en el mercado mexicano?

El nuevo Rio tiene una responsabilidad enorme, representa el próximo gran paso para Kia, la expansión de las operaciones productivas en México y la entrada de lleno a un segmento en el que anteriormente estaban limitados. En esta categoría existen autos de muy buen manejo, hablamos de autos que, sin ser deportivos, son divertidos de conducir y destacan frente al resto, entre ellos figuran nombre como Mazda2, Ford Fiesta y SEAT Ibiza. Hoy debemos decir que el nuevo Kia Rio figura también dentro de este selecto grupo de autos, va un poco más allá de lo que el cliente tradicional espera y no solamente es eficiente, espacioso, ágil y económico como todo subcompacto debe serlo, sino que también es emocionante de llevar en curvas.

Kia_Rio_HB_3

El auto estará oficialmente a la venta en los concesionarios de la marca el día 9 de febrero y los precios tentativos, a falta de que se hagan oficiales, comenzarán en los 203,900 pesos para la versión L con dos bolsas de aire, rines de acero con tapón y control de estabilidad e irán hasta los 293,900 para el EX Pack con asientos de piel, quemacocos eléctrico, rines de 17 pulgadas, seis bolsas de aire, climatizador electrónico y pantalla táctil de 7 pulgadas con Android Auto y Apple Car Play. Entre estas dos versiones, estarán las versiones LX y EX, ambas con rines de aluminio de 15 pulgadas, 6 bolsas de aire y control de estabilidad.

Precios y versiones:

L TM – $203,900

LX TA – $228,900

LX TM – $243,900

EX TM Quemacocos – $268,900

EX TA – $268,900

EX Pack TA – $293,900

Motor:

L4 1.6L; 121hp @6,300rpm y 111lb-pie @4,850rpm

Transmisiones:

Automática; 6 velocidades

Manual; 6 velocidades

Volumen en cajuela: 493L

Consumo mixto estimado:

TM – 17.8km/L

TA – 18.3km/L