Al momento

Análisis Especial: KIA Stinger, el mejor de Detroit por su estructura visual, su carácter deportivo y sus ganas de no parecerse al resto

Hubo numerosas y muy importantes presentaciones en los pabellones del Auto Show más importante de Estados Unidos, pero ninguna tuvo el impacto del primer deportivo de producción en la historia de KIA Motors.

La industria automotriz actual va firmemente en una carretera de eficiencia y nuevas tecnologías, por eso el I.D. Buzz de Volkswagen tuvo tanto éxito en la exhibición, pero el Stinger, regaló esa esencia que hace bastante no veíamos en una presentación de un producto completamente nuevo.

KIA y Hyundai se han encargado de hacernos ver que los paradigmas que tenemos en México son fáciles de romper. Es por demás conocido que su llegada al país revolucionó la competencia entre todas las marcas que actúan en nuestro territorio y que también, sigue sorprendiendo con los próximos coches que se harán en Pesquería, Nuevo León.

La idea de este análisis no es resaltar el trabajo industrial que la marca ha hecho es nuestro mercado, lo que queremos transmitirles es lo bien logrado y lo importante que podría ser el Stinger para KIA. Su construcción está realizada por personas expertas que han trabajado en marcas reconocidas y en esta ocasión emplearon todo su conocimiento y pasión para desarrollar al deportivo de KIA.

stinger-autologia-4

El amor nace de la vista

El diseño es bipolar y aunque lo realizó alemán Peter Schreyer, creador del laureado Audi TT, puede gustar mucho o puede disgustar por sus líneas conectadas en el eje trasero. A nuestro parecer, el trabajo de diseño es espectacular y entrega justamente lo que buscaba la marca asiática, una proyección radical y agresiva con evidentes cimientos teutones.

El eje frontal mantiene hasta cierto punto el lenguaje visual de la gama KIA, pero sin duda alguna agrega dinamismo con sus múltiples entradas de aire y sus faros, que incorporan tecnología LED y un diseño muy interesante. El cofre tiene entradillas de aire funcionales, mientras que los laterales siguen las líneas del frente hasta el eje posterior con una caída de techo que nos recuerda a las carrocerías coupé y hasta a las shooting-brake. La trasera es la parte que más polvo ha levantado debido a su parecido con los grupos ópticos de Maserati.

stinger-autologia-1

Metales dignos de un deportivo alemán

El tren motriz es el apartado más importante en el Stinger. Todos sus elementos están pensados específicamente para este coche y monta sistemas hechos y pensados para coches que puede ir rápido, muy rápido. El esquema de metales fue desarrollado por Albert Biermann, quien es, solamente, el antiguo director de la división BMW M.

¿Qué podemos esperar? Un coche creado para la diversión y para las sensaciones de manejo del conductor. Es un hecho que no es un coche tan potente y que probablemente no será llevado a la pista, pero el puro desarrollo y los elementos mecánicos que se percibirán al momento de conducirlo en una carretera curveada, anticipamos serán dignos de aplaudirse.

Como ya sabrán, el Stinger echa mano de un motor 3.3 litros V6 con doble turbocargador que entrega 365 HP y 375 lb/pie de torque. La tracción es trasera, la transmisión será automática de doble embrague y el 0 a 100 km/h lo hará en 5.1 segundos.

Para controlar 365 caballos, el sistema de frenado tiene que tener un nivel alto de potencia, justo por eso la marca recurre al especialista Brembo y dota al Stinger de discos y pinzas de alto desempeño. Asimismo, las suspensiones montan amortiguadores y resortes firmes para soportar y gestiona el peso del coche en situaciones de curva.

2018 Stinger

Galardonado en Detroit

El Stinger fue premiado en Estados Unidos por el premio al mejor diseño en cuanto a auto de producción en serie. El galardón se llamó EyesOn Design y fue entregado por un jurado integrado por miembros del sector de diseño de diversas automotrices.