Al momento

Ford Mustang 2018, actualización estética, tecnológica y mecánica para el caballo salvaje

La marca del óvalo hizo oficial la tan esperada actualización de media vida de uno de sus iconos para el año modelo 2018, el Mustang tendrá una serie de cambios en el exterior, interior y también bajo el cofre que, por primera vez en más de dos décadas, no esconderá a un motor de 6 cilindros en ninguna de sus variantes

El frontal gana agresividad, los faros son más estilizados y nos recuerdan ligeramente a lo visto en diseños de Jaguar, especialmente el F-Type. En general, el rediseño tiene ventajas estéticas, pero también aerodinámicas. Lo mismo ocurre en la parte posterior, hay nuevos grupos ópticos con tecnología LED pero a simple vista solo los ojos bien entrenados podrán notar las diferencias.

ford_mustang_2018_9

Por dentro, aparece en el cuadro de instrumentos una pantalla totalmente personalizable de 12 pulgadas y el sistema MyMode cuenta con funciones de memoria para recordarle al conductor cuales fueron los últimos parámetros de manejo que utilizó. También podrá equipar asistencias activas como el sistema pre-colisión con detección de peatones, alerta de distancia y de cambio involuntario de carril.

El sistema de conectividad SYNC incorpora FordPass, este hace posible que los conductores abran, cierren o inclusive arranquen el auto a través de una aplicación para teléfonos inteligentes. El sistema activo de válvulas de escape será opcional en la versión GT 5.0 litros y podrá ajustar el sonido del motor según las preferencias del usuario.

ford_mustang_2018_3

 

Desempeño: Una de las claves del nuevo Mustang

El desempeño ha sido uno de los valores intrínsecos del modelo en toda su historia, por ello, hay mejoras en la suspensión para brindar una mejor calidad de marcha a la vez que también se mejoran las dinámicas de manejo a altas velocidades y la rigidez lateral del chasis. Con el Performance Pack, los amortiguadores pueden ajustarse automáticamente para entregar una mejor maniobrabilidad y agarre en curvas rápidas.

La gama de motores estará comprendida únicamente por dos bloques, desaparece de la lista el V6 de 3.7 litros y permanecen los EcoBoost de 2.3 litros y el V8 Coyote de 5.0 litros. En la variante turbocargada, se agrega una función de overboost para entregar el torque máximo en un régimen más amplio mientras que el ya legendario 5.0 litros fue rediseñado y convierte al Mustang GT en el más potente de la historia. A bajos regímenes utiliza inyección multipunto, pero cambia a inyección directa a altas revoluciones y las consecuencias de este nuevo sistema son tangibles en todo tipo de condiciones, a bajas velocidades en ciudad y también en autopistas o circuitos.

ford_mustang_2018_4

 

En ambos casos, la potencia será aprovechada por el tren posterior y se anuncian mejoras en el embrague con la caja manual de 6 marchas, podrá aguantar una mayor cantidad de par gracias a un clutch más preciso y lineal. El cambio más notorio en todo el auto es la nueva caja automática de 10 marchas, disponible con ambos bloques, reduce los tiempos de cambio y en general, entrega un mejor desempeño y una economía de combustible superior respecto a la anterior caja automática de 6 relaciones. Las paletas de cambio se ofrecen de serie.

Así, el caballo salvaje es ahora mejor que nunca y aunque no podemos negar que extrañaremos en V6 por sonidos y sensaciones, estamos seguros de que el mejorado motor EcoBoost será un referente en cuanto a consumos de combustible.