Al momento

Salón de Detroit 2017: Lexus LS 500, los japoneses lo vuelven a hacer

Llega la quinta generación de su sedán insignia llega a Detroit con un tratamiento completamente nuevo, mejoras en calidad y confort, más equipamiento tecnológico e inéditos sistemas de asistencias al conductor y seguridad.

El LS 2017 estrena un nuevo diseño con acento deportivo, que ahora ofrece una caída del techo más al estilo coupé. Asimismo, se basa en una nueva arquitectura global para vehículos de lujo nombrada GA-L, misma que pretende entregar coches bien balanceados entre lujo, calidad y prestaciones dinámicas.

En comparación con el LC 500, este nuevo LS 500 es más largo, tiene mayor distancia entre ejes, mayor anchura y una altura rebajada por lo que ofrece un centro de gravedad interesante y una repartición de pesos mejor pensada. El modelo mide 5.23 metros y cuenta con la última tecnología de control de chasis VDIM, que gestiona absolutamente toda la dinámica del vehículo (frenos, dirección, aceleración y suspensión).

Otra de las novedades de este sedán Premium llega con el montaje de un sistema de estabilizadoras activas y el programa LDH de manejo dinámico, con dirección en las cuatro ruedas. Por otro lado, pero contribuyendo a la conducción fluida, el LS 500 perdió casi 90 kilogramos de peso respecto a su antecesor.

Debajo del cofre encontramos un V6 biturbo de 3.5 litros diseñado específicamente para este sedán. Se anuncian 415 caballos de potencia y una transmisión automática de 10 velocidades. Según la marca, el funcionamiento de los dos turbocargadores trae consigo tecnología de Fórmula 1.

La evolución también alcanza al habitáculo. Se estrenan nuevos diseños de asientos con función de masaje, equipos de audio firmados por Mark Levinson, pantalla de 12.3 pulgadas, sistema Head Up Display y los obligados asistentes para la conducción.