Al momento

Salón de Detroit 2017: Volkswagen I.D. Buzz Concept, la entrañable Kombi podría volver en 2020

Hace algunos meses conocimos al primer concepto de la familia I.D. de Volkswagen en el Salón de Paris 2016 y ahora, en el Salón de Detroit 2017, se presenta oficialmente el segundo miembro de la familia, que podría ver las líneas de producción hacia finales de la década actual.

Este concepto resulta interesante y, hasta cierto punto, nostálgico, el diseño exterior es un claro guiño a la icónica Kombi y cuenta con espacio para 8 adultos, pero el tren motor tiene la mira puesta en el futuro, pues está motivada por dos motores eléctricos y una batería de ion-litio de largo alcance.

En cada eje se monta uno de los dos motores eléctricos por lo que la tracción es a las cuatro ruedas. El sistema total produce 373 caballos de fuerza, aunque cada uno de los dos motores genera 201 caballos de independiente. La marca teutona también propone una versión de 268hp con un solo motor montado en eje de atrás y propulsión posterior, similar a la Kombi original.

Sobra decir que este concepto ha sido diseñado con la practicidad y versatilidad en mente, este auto y el I.D. hatchback de París buscan posicionar a Volkswagen como una de las líderes de la industria en cuanto a movilidad sustentable respecta. Con dos plataformas modulares a su disposición, el gigante alemán planea lanzar, al menos, cuatro conceptos eléctricos antes de 2019, veremos un coupé, un convertible deportivo y dos SUVs.

Herbert Diess, mandamás de Volkswagen, declaró que la gran ofensiva de producto eléctrico de la marca comenzará en el año 2020 con una plataforma totalmente nueva. Ese será el punto en el que se lazará la nueva generación de vehículos eléctricos al mercado. “Para el año 2025 planeamos vender un millón de autos eléctricos cada año” finalizó Diess.

img_1870

El concepto es capaz de acelerar de 0 a 100km/h en 5 segundos y hasta una máxima limitada de 160km/h con el fin de proteger el alcance y durabilidad de la batería. Hay eléctricos más veloces y rápidos en el mercado actualmente, pero los ingenieros de Volkswagen entienden que, en un auto de este tipo, no tenía sentido desatar toda la potencia y fue preferible darle prioridad a la autonomía.

La batería de 111kWh va montada ente los dos ejes, lo más abajo posible para mantener el centro de gravedad cercano al suelo y conservar la estabilidad del auto. Con este sistema, el auto tendrá una autonomía de 600 kilómetros, una mejora de 70 respecto al Budd-e que se presentó en el CES 2016 en Las Vegas. Con una carga rápida de media hora es posible recuperar el 80% de la autonomía para exprimir 480 kilómetros y hacerlo verdaderamente útil para trayectos largos.

El I.D. Buzz reúne lo último en tecnologías de conducción autónoma de Volkswagen, con radares, sensores, escáneres ultrasónicos, cámara frontal y cámaras panorámicas que envían información a una computadora central para su procesamiento en tiempo real. Combina este conjunto de técnicas con los sensores de tráfico de la nube HERE que comparten Audi, Daimler, BMW y, en el futuro, también el gigante de la computación Intel.

En el habitáculo, el I.D. Buzz cuenta con asientos que se rotan 180 grados, el panel táctil y el volante se retraen dentro del tablero en modo de manejo autónomo para maximizar el espacio interior. Volkswagen planea introducir el sistema I.D. Pilot en 2025, pero mientras dicho sistema llega a la producción, el I.D. Buzz contará con un revolucionario sistema de dirección, que desacopla completamente los mandos de los engranajes tras el volante.

Los motores el I.D. Buzz requieren menos espacio y el diseño de la carrocería y de la cabina fue pensado para tomar ventaja de este hecho. El acceso a los asientos delanteros se hace a través de las puertas convencionales, pero para las dos filas de asientos posteriores, se montan dos puertas corredizas con operación eléctrica.

El tablero de instrumentos utiliza tecnología de realidad aumentada y head-up display para mostrar toda la información crítica. Mientras, los sistemas de climatización e info-entretenimiento pueden ser controlados a través de una tableta portátil o de paneles táctiles en las puertas.

El I.D. Buzz mide 4,941 milimetros de largo por 1,963 de alto y 1,976 de ancho, puede considerarse como un auto grande, siendo más largo que, por ejemplo, un Passat y de dimensiones similares a la de la recién presentada Volkswagen Atlas. Está basada en la versión más larga de la plataforma MEB de componentes modulares eléctricos del grupo. Con una distancia entre ejes de 3,300 milímetros, fue posible pensar siempre en espacio y comodidad, los rines son de 22 pulgadas, abrazados por llantas 235/45 y suspensión de aire para un marcha suave aun en condiciones de terreno desfavorable.