Al momento

5 errores que puedes evitar en la conducción diaria

Debido a las características de nuestra ciudad, al mal comportamiento de algunos conductores y al crecimiento demográfico que ha tenido en los últimos años la Ciudad de México, es sumamente común encontrarnos diariamente escenas viales problemáticas y accidentes que podrían ser evitados fácilmente con un poco de empatía, sentido común y anticipación.

De los más de 200 mil accidentes que se producen al año en México, casi un 75 por ciento se origina en terrenos urbanos. Los cruces de calles, los altos ignorados, las glorietas y las distracciones en el tráfico son lo que más conflicto genera en la calle.

En Autología trabajamos para ti y te traemos un recuento con los cinco consejos elementales que siempre tienes que tener en mente a la hora de ponerte detrás de un volante.

CONSEJOS-AUTOLOGIA-1

Paciencia y sentido común

Sabemos y entendemos perfectamente que manejar en la Ciudad de México es un martirio y un verdadero deporte extremo, sin embargo, es muy importante que controles esos sentimientos negativos que generan los “microbuseros” y los conductores que carecen de cultura vial. Es crucial que no caigas en su juego, pues aunque no lo creas, muchos accidentes se ocasionan por peleas viales. ¡Evita conductores potencialmente agresivos!

Valora tu vida y la de los que llevas a bordo. Procesa, analiza tu entorno y después decide tus movimientos tranquilamente. Verás que si lo pones en práctica tus trayectos serán más fáciles de llevar y la gente reaccionará con empatía hacia ti.

Distancia de seguridad

Un punto crucial tanto en ciudad como en carretera. Hay que tener claro que entre más cerca estés del vehículo de adelante más difícil te será ver la trayectoria y te será prácticamente imposible reaccionar a una frenada fuerte o a algún bache.

En carretera tienes que guardar más distancia que en ciudad, ya que la velocidad a la que se mueve el coche come metros más rápido. En ciudad mantén la distancia equivalente a dos coches y en carretera a la de cinco.

Cuida tu velocidad

Si bien es cierto que los límites de velocidad en nuestra ciudad están mal pensados, es básico tener claro que las zonas urbanas están hechas para una circulación a baja y media velocidad. No hay de otra, respeta los límites y no busques cambiarte de carril constantemente, este factor se ha vuelto una causa muy importante de accidentes.

Por otro lado, las frenadas bruscas y los cambios repentinos de carril por parte de otros conductores son muy comunes en nuestro país, así es que no excedas los límites que sabes que el mecanismo de tu vehículo no es capaz de soportar. En condiciones de lluvia extrema precauciones.

¡Por favor intermitentes!

Es impresionante como en nuestro país las luces direccionales e intermitentes prácticamente no existen. Más del 50 por ciento de los conductores no las usan y no se preocupan por usarlas. ¡Son indispensables!

Muchos accidentes se ocasionan debido a que hay conductores que bajan velocidad, se paran en seco o dan vuelta sin avisar para donde van. Este punto es crucial y realmente es conflictivo que no exista la cultura de las luces ámbar.

Semáforo preventivo

Se ha creado una cultura destructiva en la que los conductores ven las luces ámbar del semáforo y aceleran en vez de reducir velocidad y detenerse. Este punto resulta ser el que más accidentes mortales ocasiona, ya que si se juntan dos personas que piensan igual, pueden impactarse a grandes velocidades.

Es crucial que cuando veas la luz preventiva en el semáforo comiences a detener el vehículo. Vale más detenerse y estirar un poco más el tiempo de llegada, que terminar accidentado por querer “volarte” el semáforo.