Al momento

Salón de Detroit 2017: Volkswagen I.D. Concept II, llega el segundo miembro de la familia eléctrica

La marca teutona presentó en el pasado Salón de París a su nuevo concepto propulsado por electricidad, aquel auto era un hatchback y nos dio un adelanto de lo que podríamos ver en el Golf del futuro lejano. Bien, en Detroit, Volkswagen dará a conocer en sociedad a una segunda iteración, esta vez con la carrocería de un monovolumen y un interior flexible, versátil y polivalente.

Este nuevo vehículo forja conexiones entre los orígenes legendarios de Volkswagen y el futuro de la movilidad inteligente, los teasers develados nos recuerdan al Budd-e Concept que se develó el año pasado en el Consumer Electronics Show de Las Vegas y debemos decir que también encontramos cierta inspiración en uno de los autos más emblemáticos en el mundo, la Kombi.

i-d-family-2

Este concepto está basado en la plataforma modular de Volkswagen para vehículos eléctricos como también lo está el I.D. original, se denomina MEB y la marca germana ve en ella al futuro de la movilidad ecológica. El hecho de que la encontremos en dos autos tan distintos habla positivamente de la flexibilidad y alcance que puede tener este chasis y sus componentes.

El concepto que veremos tendrá dos motores eléctricos y tracción a las cuatro ruedas, suponemos que cada uno de los motores abastecerá de potencia a uno de los ejes. También cuenta con la posibilidad de manejo autónomo, presionado el logo de Volkswagen en el habitáculo el volante desaparece y una serie de escáneres, láseres, radares y sensores ultrasónicos monitorean los alrededores para dirigir al automóvil sin que sea necesario que el conductor tome control de los mandos.

vw-i-d-ii

Tratándose de un vehículo amplio, pensado para viajes largos, la autonomía del sistema de propulsión eléctrica debía ser basta, no conocemos el número oficial aun -lo haremos en el Salón de Detroit el mes que entra- pero Volkswagen promete que con una sola recarga de la batería será posible moverse por muchos kilómetros sin emitir ni una sola partícula de gases contaminantes.