Al momento

A prueba: Infiniti Q50 400 Sport, con cariño para Alemania

La marca nipona tiene mucho que enseñarnos en materia deportiva. Sabemos de sobra que los años acompañando al equipo Red Bull Racing en Fórmula 1 dejaron muchos conocimientos y experiencias que poco a poco, se han ido incorporando en sus coches de producción en serie.

Es cierto que Infiniti produce autos de lujo y que el Q50 es el claro ejemplo de lo que un sedán Premium civilizado tiene que hacer. Ofrece un punto fuerte en diseño, motores capaces y eficientes, en su interior abundan los materiales de buena calidad y además, entrega sistemas de seguridad activa y pasiva muy destacables. Sin embargo, hay algo que no habíamos sentido en la gama Q50 hasta que manejamos la variante 400 Sport.

En la actualidad, los sedanes deportivos poseen un rango de potencia entre los 440 y 520 HP, estamos hablando de vehículos como el BMW M3 (430 HP), el Mercedes C63 AMG (470 HP-510 HP), el Cadillac ATS-V Sedán (464 HP) y el Audi S6 Sedán (450 HP).

Definitivamente, los 400 caballos del Q50 lo catapultan al segmento de deportivos, pero su esquema de suspensiones, transmisión, dirección y hasta su precio, lo dejan por debajo del grupo de bólidos natos. Esto último no es necesariamente malo, de hecho, creemos que el objetivo de la marca era justamente ese, entregar todas las amenidades de un Q50 y potenciarlas con un incremento en caballos de fuerza.

infiniti_q50s_09

Elementos mecánicos

El impulsor que da vida al sedán japonés es un V6 biturbo de 3.0 litros capaz de generar 400 equinos y 350 lb/pie de torque máximo. Éste, envía la potencia al eje trasero y se acopla a una transmisión automática DCT de siete cambios que, en comparación con los otros Q50 de la gama, agrega un programa de manejo denominado Sport +.

Asimismo, el 400 Sport hace uso de la segunda generación de la Dirección Electrónica Asistida (DAS) que trabaja y mejora la comunicación con los ejes, el volante y las manos.

El sonido de motor y escape es especial para esta versión, mientras que la suspensión es firme para curvear a buenas velocidades y también conserva confort para manejos urbanos.

infiniti_q50s_11

Calidad por todos los frentes

Los elementos mecánicos cambian, mientras que el habitáculo mantiene la calidad de acabados y de ensamble que ya conocemos en toda la gama de productos de Infiniti. El Q50 es uno de los coches más actuales en la marca y lo demuestra con un gran equilibrio entre funcionalidad, prestaciones, tecnología y materiales.

También despunta el tiempo invertido en diseño. Esta versión “sobrevitaminada“ incluye mejoras puntuales en el apartado exterior de la carrocería, que se notan en el paragolpes frontal, en el eje trasero vía un difusor de aire más vistoso y salidas de escape dobles similares a las que conocimos en el proyecto especial Eau Rouge, en los rines de 19 pulgadas y, en las líneas aerodinámicas del cofre y de los paneles laterales.

En cuanto a sistemas de seguridad, el 400 Sport oferta amenidades como el Control Inteligente de Velocidad Crucero al Volante (ICC), así como los sistemas de Control de Distancia Delantero (DCA), Sistema de Visión Periférica (AVM) 360⁰; de Advertencia e Intervención de Punto Ciego (BSW & BSI); Advertencia y Prevención de Cambio de Carril (LDP); Prevención y Frenado de Emergencia de Colisión Frontal y de Prevención de Colisión Trasera (BCI).

Sensaciones de manejo

Cuando se entra en el rango de los 400 equinos, las sensaciones de aceleración son definitivamente de carácter deportivo. Hay potencia suficiente para lograr un 0 a 100 km/h en menos de cinco segundos, para ir a pasos firmes en carretera y para lograr adelantamientos sin complicaciones.

La impresión que nos dejó el V6 biturbo fue excelente para el enfoque del coche. Entrega desempeño cuando se lo pides y puede ser amigable con tu cartera si lo cuidas. La caja por su parte, está más enfocada hacia el confort, con transiciones dinámicas entre marchas y suavidad para la conducción urbana. El esquema de suspensiones se encuentra bien balanceado para diferentes terrenos, mientras que la dirección nos pareció adecuada en relación con el tren motriz.

La conducción en carretera es un deleite y en la redacción creemos que justamente ese, es su hábitat natural. Los viajes, los trayectos de altas velocidades y las carreteras curveadas son su especialidad.

 infiniti_q50s_07

¿Qué lo distingue?

En definitiva, su motor, su diseño, la calidad interior y el precio al que se vende. Sí, lo sabemos, pagar más de 800 mil pesos por un sedán mediano es algo que no muchos pueden hacer, sin embargo, estamos seguros de que este Q50 400 Sport tiene una buena relación costo/beneficio.

Analizando el precio al que se venden los deportivos natos, el Q50 con 400 caballos está en promedio 400 mil pesos por debajo. Es cierto, no es su competencia directa, pero lo que queremos mostrar es que ofrece bastante equipamiento y potencia, por un precio justo.

Precios y versiones:

Q50 400 Sport – 840,900 MXN

Motor: 

V6 3.0 litros con 400 HP @6,400 rpm y 350 lb-pie @2,000rpm

Transmisión:

Automática de 7 velocidades

Peso Vehicular:

1,750 kilogramos

Consumo promedio combinado:

10.4 Km/L

Capacidad de tanque

80 litros

sprem

La competencia

Los sedanes medianos Premium representan un selecto segmento en nuestro país, objeto de deseo para algunos y simples autos de lujo para otros que les permiten movilidad diaria en el tráfico citadino, pero con cualidades dinámicas por encima de otros productos sin tratamiento especial.

sprem-1

BMW Serie 3

El sedán Premium deportivo por excelencia, con más de 30 años a sus espaldas goza de una aceptación muy buena en su segmento. La puesta a punto de sus motores, suspensiones y transmisiones ha sido el ‘benchmark’ para marcas como Cadillac a la hora de desarrollar sus sedanes. Cuenta con motores turbocargados de 2.0L con 184hp o 252hp según elijamos el 320i o el 330i mientras que la neva denominación 340i monta un propulsor de seis cilindros en línea y 3.0L de cilindrada que desarrolla 326 HP.

sprem-2

Mercedes Benz Clase C

El recién remodelado sedán de la firma de la estrella de tres picos, también alemán, se distingue por estar enfocado más al lujo y algo menos al manejo deportivo aunque no por eso abandona esa posibilidad. Cuenta también con motores turbocargados y versiones dinámicas que superan los 500 caballos de potencia.

sprem-3

Cadillac ATS

El auto que Cadillac tanto necesitaba echa mano de la plataforma Alpha de General Motors, compartiendo algunos de sus componentes con el Chevrolet Camaro. En nuestro país vecino se ofrece con motorizaciones V6 que superan los 300 HP pero por la altura de nuestras ciudades y por costos se decidió que a México solo llegara el 4 cilindros turbo de 2.0L y caja automática de 6 velocidades con la nada despreciable cifra de 272 HP.

sprem-4

Jaguar XE

El felino inglés es el primer automóvil de la marca que compite en este segmento en más de una década desde que nos despidiéramos del X-Type que usaba el chasis del anterior Mondeo y ahora se posiciona como una alternativa real con mecánicas específicas para Jaguar que no se comparten con marcas generalistas. A diferencia del anterior X-Type, este se pasa a la propulsión trasera para una respuesta dinámica superior y a la altura de la del resto de los sedanes de este grupo.