Al momento

¿Cómo cargar nuestro vehículo de forma correcta antes de irnos de viaje?

Al igual que a ti, los viajes en familia por carretera nos encantan. Aunque parece un tema sencillo y cualquier familia puede irse de viaje en cualquier momento, es importante que tengas en mente los siguientes consejos para organizar el equipaje de un modo más efectivo y no tengas problemas de exceso de carga.

Según un estudio de Volkswagen realizado en el viejo continente, los hábitos al organizar el equipaje para las vacaciones son incorrectos y causan conflictos familiares en un 22 por ciento. Por otro lado y como el factor más preocupante, se encuentra el 30 por ciento de los conductores que viajan con exceso de carga en el vehículo, aumentando el riesgo de perder el control del coche ante una maniobra de emergencia y potenciando alguna falla en neumáticos y motor por demanda excesiva.

En general, una mala distribución de la carga perjudica el comportamiento de nuestro auto al perder agilidad y aumentar los balanceos de la carrocería por el peso. Por si lo anterior fuera poco, el exceso de carga aumenta el consumo de combustible. Por todo lo anterior, te ofrecemos unos prácticos consejos para que no surjan inconvenientes en tu automóvil.

¿Cómo distribuir el equipaje?

Aunque es bastante obvio, el equipaje tiene que ir siempre en el maletero. Existen algunos vehículos que están hechos para poder cargar maletas en el techo, pero por cuestiones de estabilidad y arrastre aerodinámico, no son todos.

Las maletas más pesadas van siempre en la parte inferior de la cajuela, para favorecer el centro de gravedad entre los ejes y apoyar a la estabilidad. El resto de equipaje va encima de las maletas pesadas, pero recuerda nunca sobrepasar el límite de visión para el conductor. Asimismo, para fines prácticos, coloca las cosas que se puedan necesitar en el camino en la parte superior del grupo de maletas.

Si las plazas traseras van vacías, lo ideal es que abroches los cinturones para que el contenido del maletero no derribe los respaldos y los objetos se queden en el lugar al que pertenecen en el viaje.

No lleves objetos sueltos en el interior

Es muy importante tener un habitáculo libre de objetos sueltos para la seguridad de todos los ocupantes. De lo contrario, en caso de una frenada de emergencia la carga puede multiplicar su peso hasta por 56 veces y alcanzar a los usuarios delanteros. Es un hecho que al desplazarse a altas velocidades, los objetos sueltos se convierten en proyectiles capaces de obstaculizar la visión del conductor, impedir el accionamiento de los pedales e incluso lesionar a los ocupantes.

Utiliza los compartimientos del auto y los espacios inteligentes que las automotrices poco a poco han ido desarrollando para nuestra seguridad.

En el techo con cuidado

Si el espacio interior ya no es opción para las maletas de la familia, valora la posibilidad de utilizar un portaequipajes homologado para llevar maletas en el exterior. Nosotros aconsejamos adquirir uno que tenga una forma aerodinámica en donde no se afecte el flujo de aire en el coche. Es bien sabido que este tipo de maleteros causan accidentes debido a que cambian por completo el comportamiento del coche. Además, como mencionamos al principio, no todos los vehículos están hechos para ese tipo de elementos.

Nunca excedas el peso máximo autorizado

Entendiendo que la capacidad de cada vehículo es diferente, hay que analizar la ficha técnica del mismo en donde se especifica la carga máxima recomendada por el fabricante para el correcto funcionamiento.

Normalmente, con cinco ocupantes y las maletas de cada uno no se supera esta cifra, aunque si se llega un excedente de equipaje, es mejor revisar el límite de peso. Si controlas el peso, evitaras el desgaste del vehículo y los altos consumos de combustible, asimismo, reducirás la dificultad que se genera a la hora de acelerar y frenar. De todas formas recuerda que cuando tu vehículo va cargado, la potencia tiende a disminuir y la distancia de frenado es mayor.

Neumáticos, tus mejores amigos

Una vez cargado el vehículo, debes de checar las presiones de los neumáticos y ajustarlas a lo que indica el fabricante dependiendo del peso total. A mayor carga, mayor presión, no lo olvides. Para tener los datos claros, no dudes en investigar en la etiqueta que el fabricante incluye con los niveles de presión en relación a la carga del vehículo. Normalmente, las etiquetas se encuentran detrás de la puerta del conductor o al reverso del tanque de combustible.

La presión de neumáticos juega un papel muy importante, ya que si no se mantiene este aspecto puede existir mayor desgaste en el neumático, aumento del consumo y obviamente menor adherencia.