Al momento

Análisis Comparativo: Toyota Corolla, Honda Civic, KIA Forte, Hyundai Elantra y Chevrolet Cruze

Los sedanes compactos que se comercializan en nuestro país ofertan un nivel de equipamiento adecuado, constante y sumamente versátil. En Autología, hemos puesto especial atención en analizar los pormenores de estos cinco vehículos para contarles cual es el que mejor se posiciona frente a sus competidores directos.

Esta vez optamos por elegir a los frescos productos de Hyundai y KIA, frente a los sedanes que actualmente se perfilan como los rivales más directos en el apartado de mercado. El Corolla de Toyota que recientemente se actualizó y cumplió 50 años, el Civic de Honda y el Cruze de la marca estadounidense que también presenta un frente renovado.

sedanescompactos-autologia-2

Toyota Corolla

 El Corolla inició su vida útil en 1966 como un auto subcompacto, nicho en el que duró 25 años para después cambiarse al de los compactos. Actualmente estamos frente a la generación que se presentó en 2012, aunque en estos casi cuatro años, ha recibido diversas modificaciones interesantes en su tren motriz.

Bajo su cofre encontramos un funcional motor de 1.8 litros que entrega 140 caballos y 128 lb/pie de torque máximo. El impulsor está posicionado, al igual que los otros del segmento, en forma transversal y ahora, ese motriz hace equipo con una caja CVT. Sus medidas han cambiado constantemente, en la edición 2016 encontramos 4.6 metros para la longitud total, 1.5 metros para la altura, un ancho de 1.77 metros y una distancia entre ejes de 2.7 metros. El peso total es de 1,290 Kg.

El Diseño como punto positivo

Con esta generación del Corolla, los nipones rompieron con su constante de diseño. Encontramos un bonito “look” exterior con líneas que transmiten hasta cierto punto, dinamismo. Lo más agresivo lo encontramos en la parte frontal, ya que presenta un par de parrillas acompañadas por unos faros estilizados con tecnologias de iluminación actuales. Los costados, por su parte, siguen manteniendo esa figura fluida, aunque se contienen un poco más.

Por dentro, nos encontramos con elementos conservadores pero funcionales. El diseño del tablero nos da la impresión de que estamos en el vehículo más grande, ya que no tiene un escalonamiento en su estructura.

¿Cómo se maneja?

 La novedad en este coche es la incorporación de la caja CVT, pese a que esta caja hace un poco más lento al Corolla respecto a la antigua transmisión automática, nos encontramos con un desempeño no tan separado con el de su predecesor. Aunque a muchos no nos guste, las cajas continuamente variables (CVT) están apareciendo cada vez más en coches de este perfil, esto gracias a que en condiciones ideales son suaves y ayudan a consumir menos carburante.

En su “hábitat natural” (ciudad), el Corolla funciona muy bien. Se desempeña con soltura en condiciones de transito pesado y logra un buen nivel de confort pese a las calles de nuestra ciudad. En carretera, por otra parte, le cuesta más trabajo moverse –sin ser lento-.

Asimismo, la dirección es de asistencia eléctrica, cuenta con frenos ABS, un gran número de bolsas de aire, distribuidor de frenado y control de estabilidad y de tracción.

¿Qué lo distingue?

 Sin duda la confiabilidad es un punto muy positivo en el Toyota, su motor es de los más sólidos del mercado y es difícil que muestre algún tipo de desperfecto a corto plazo. Los valores de reventa también son un detonante de compra, y en ese apartado la firma nipona es una de las mejores en nuestro territorio. Aunado a esto, encontramos un buen equilibrio entre tren motriz, seguridad, equipamiento interno y diseño.

MOTOR: L4 1.8 litros de 140 HP y 128 lb/pie de torque

TRANSMISIÓN: Continuamente Variable  (Opción manual)

CAJUELA: 350 litros

CONSUMOS: 15.4 (combinado)

PESO: 1,290 kilos

RANGO DE PRECIO: 249,900 a 349,900 pesos

sedanescompactos-autologia-1

Honda Civic

 El Civic también es un viejo conocido en nuestro país, después de nueve generaciones el nipón sigue siendo uno de los coches mas fiables para comprar. De su nueva generación tenemos muchos puntos positivos que mencionar, de hecho nos atrevemos a decirles que la versión más equipada es la que mejor tacto y equipamiento tiene en el segmento.

El diseño del nipón cumple al mantener sus líneas fluidas y redondeadas, el frente incorpora faros “agresivos”, una parrilla de tipo panal y fascias más elaboradas por decirlo así. Por dentro, el diseño y la calidad de los plásticos son de las mejores del análisis, asimismo, el ensamble de las piezas es correcto y luce bien terminado. El equipamiento interno sorprende y entrega mucha tecnología actual para conectar nuestros telefonos inteligentes. En el rubro de seguridad nos encontramos con bolsas de aire frontales, laterales y de cortina para plazas delanteras y traseras, frenos ABS, control de tracción y, sistema electrónico de distribución de frenado.

¿Cómo se maneja?

Gracias a su mecánica turbocargada la conducción del este Civic es la mejor que hemos experimentado en la versiones pensadas para ciudad. En carretera se comporta de manera correcta, lo único mejorable que tenemos en mente es la suavidad de la dirección a altas velocidades. En ciudad, al igual que en autopista, la suspensión trabaja bien para adaptarse al camino y es lo suficiente elevada para rodar sin problemas en México.

A decir verdad, es un auto con una calidad de marcha indicada para el ritmo en el que vivimos, es bastante maniobrable pero sobre todo cómodo para viajar en el transito o en carretera. Sin mayores complicaciones, es un vehículo redondo.

¿Qué lo distingue?   

Posee uno de los mejores habitáculos de la comparativa, su diseño es agradable, la calidad de los materiales es correcta para el segmento y los recubrimientos son agradables al tacto. Además, tiene una buena relación precio/calidad y es de los pocos en la categoría que ofrece variantes con turbo. El único negativo

MOTOR: L4 2.0 litros de 158 HP y 138 lb/pie de torque

 L4 1.5 litros turbo de 174 HP y 162 lb/pie de torque

TRANSMISIÓN: Manual o CVT dependiendo de la versión

CAJUELA: 353 litros

CONSUMOS: 15.7 (combinado)

PESO: 1,256 kilos

RANGO DE PRECIO: 292,900 a 374,900 pesos

sedanescompactos-autologia-4

KIA Forte

Primero que nada, hay que mencionar que este sedán compacto de nacionalidad coreana se produce en México y que lleva consigo una garantía de siete años muy atrayente. El Forte tiene un diseño de carrocería que evolucionó y ahora tiene grupos ópticos más agresivos.

La compra del Forte resulta una acción bastante inteligente teniendo en cuenta la relación prestaciones/precio, la calidad de marcha y el respaldo de una marca que funciona bien en otros países. La calidad de ensamble y materiales es por encima del promedio en el segmento. Está a la altura de los japoneses sin apostar por ser ostentoso, sino funcional.

Todo lo que se toca y se siente se percibe sólido, bien armado. No hay “ruiditos” molestos. Mención aparte el espacio interior. Acomoda sin problemas a cinco adultos de buen tamaño y la cajuela, de 422 litros, cumple con la media del segmento, sumando que la boca de acceso es amplia y baja.

Su motor es un 2.0 litros (por encima de sus competidores) de 158 caballos de fuerza y 143 lb/pie de par máximo. A decir verdad, no hace falta revolucionarlo demasiado para sentir el trabajo de sus cigüeñal, de hecho, el funcionamiento en equipo del motor con la caja automática de seis nos deja satisfechos. La transmisión no es la mejor del segmento pero se posiciona entre las cuatro mejores.

¿Cómo se maneja?

El KIA Forte comparte plataforma con el Hyundai Elantra, pero mejora el tema de la dirección tardada y de la suspensión blanda, consiguiendo un buen punto medio entre firmeza y comodidad. Ya en marcha, nos recuerda mucho a modelos como Civic de Honda, bien plantado aunque de suspensiones suaves, más pensadas para el confort.

El motor no queda a deber, con 158 caballos cumple de acuerdo a su orientación. Incluso en condiciones ideales, pudimos alcanzar los 190 km/h sin quejas y todavía con cuerda para dar más.

¿Qué lo distingue?

 Desde la versión base, el equipamiento es verdaderamente completo. El fuerte más importante del Forte está en la relación que existe entre equipamiento y precio, desde las opciones iniciales, encontramos elementos como manos libres, mandos al volante, aire acondicionado, computadora de viaje, control de velocidad crucero, equipo eléctrico, faros de niebla, frenos ABS, control de tracción y de estabilidad, frenos de disco en las cuatro ruedas y seis bolsas de aire. Como pueden ver, este surcoreano apuesta por un equipamiento completo y un precio accesible.

Forte llega con buenos argumentos a pelear en un segmento muy complicado. Resaltamos valores como el equipamiento en las versiones de entrada y la calidad de marcha, así como una orientación bastante confortable.

MOTOR: L4 2.0 litros de 150 HP y 143 lb/pie de torque

TRANSMISIÓN: Manual o Automática dependiendo de la versión

CAJUELA: 412 litros

CONSUMOS: 15.6 (combinado)

PESO: 1,300 kilos

RANGO DE PRECIO: 241,600 a 315,600 pesos

sedanescompactos-autologia-3

Hyundai Elantra

El Elantra se encuentra ya en su quinta generación, en estos últimos años ha tenido un crecimiento bastante resaltable. Tan sólo el año pasado se comercializaron alrededor de 860,000 unidades a nivel global.

Además de portar el atractivo diseño Fluidic Sculpture de Hyundai, el sedán mediano en cuestión llegó a nuestro país buscando atraer compradores enfocados en la protección, mismos que valoren elementos de seguridad y ayudas al conductor desde versiones de acceso. El corazón mecánico que mueve a este coreano es un 1.8 litros que entrega 145 HP y 130 lb/pie de par motor, este propulsor se acopla a una transmisión automática con modo manual que el fabricante nombra como Shiftronic. Por el lado de seguridad, el Elantra tiene como equipamiento base: seis bolsas de aire, frenos ABS, Control de Estabilidad VSC, Control de Tracción y Asistente de Arranque en Pendientes. En las versiones más altas encontramos distintivos como cámara de reversa y materiales mejorados en la cabina.

De la misma forma, las versiones más equipadas nos entregan amenidades como cristales eléctricos, quemacocos, asientos en piel, sistema de acceso y arranque mediante botón, pantalla táctil de 4.3 pulgadas, climatizador automático dual y regulaciones eléctricas con ocho posiciones para el asiento del conductor.

¿Cómo se maneja?

Si bien es cierto que el diseño, los sistemas de seguridad y el habitáculo se encuentran en un nivel alto en el segmento, tras el volante el vehículo no transmite lo mismo. Nos referimos al ajuste que presenta la dirección y la suspensión; en el primer caso, la dirección de asistencia eléctrica retroalimenta limitadamente, aún con sus tres modalidades de uso (Eco, Normal y Sport). La suspensión por su parte, tiene una puesta a punto totalmente orientada hacia el confort y por lo tanto es suave, factor que se agradece significativamente en nuestras calles de ciudad, pero se reprocha al llevarlo más allá ya que la carrocería tiende a balancear. Sin embargo, como ya lo mencionamos, esta configuración trabaja perfectamente para el manejo en urbe, y más aún si se habla de la nuestra.

¿Qué lo distingue?

 Su diseño exterior es de lo más llamativo en la categoría, sus líneas exteriores le dan un plus. Asimismo, el tiempo que ya tiene en el mercado le dan confiabilidad, gran cantidad de prestaciones por un precio por debajo de los 300 mil pesos y, toda la seguridad que ofrece desde la versión más asequible.

MOTOR: L4 1.8 litros de 145 HP y 130 lb/pie de torque

TRANSMISIÓN: Automática de 6 velocidades (Opción manual)

CAJUELA: 419 litros

CONSUMOS: 15.9 (combinado)

PESO: 1,307 kilos

RANGO DE PRECIO: 262,900 a 334,900 pesos

sedanescompactos-autologia-5

 Chevrolet Cruze

El único estadounidense en una comparativa llena de asiáticos. El Cruze ofrece espejos y cristales eléctricos, asientos y volante forrados en cuero, equipo de audio My Link con seis bocinas, pantalla táctil e interfaz Bluetooth para teléfonos inteligentes. Debemos de aclarar que estas prestaciones vienen con las opciones más equipadas. La nueva generación de este compacto mejora en diseño y se apega a lo visto en los productos más actuales de la firma.

Aquí puedes leer 10 distintivos de la nueva generación del Cruze.

El sedán compacto del gigante de Detroit tiene en su fabricación una opción que ninguno de sus competidores en el análisis posee, nos referimos a la opción de una mecánica sobrealimentada por turbocargador. En la variante de entrada, el Cruze monta un propulsor de 1.4 litros turbo con un nivel de potencia aceptable para la categoría. En temas de seguridad, el Cruze equipa seis bolsas de aire, control de estabilidad Stabilitrak y control de tracción.

Respecto al habitáculo, podemos encontrar elementos extras como cámara de reversa y sistema de acceso sin llave. Los interiores son actuales, funcionales y están bien equipados.

¿Cómo se maneja?

El Cruze dobla con certeza en carretera y su desempeño en ciudad es correcto y amigable, con un filtrado muy funcional ante las exigencias y soportando los embates de nuestras calles. La transmisión automática  muestra un ajuste muy orientado a proteger el confort y el consumo, dejando totalmente de lado la deportividad.

La suspensión delantera es McPherson y la trasera es semi-independiente, en ambos ejes se utilizan estabilizadoras. La dirección, por aparte, funciona gracias a un piñón y cremallera con asistencia hidráulica, y de la misma forma, es acertada para ciudad y autopista.

¿Qué lo distingue?  

El simple hecho de poder usar un motor turbocargado le da un importante extra. El Cruze Turbo particularmente, es un ejemplar raro en el segmento. Sus precios podrían sorprender a más de uno.

 MOTOR: L4 1.4 litros turbo de 153 HP y 177 lb/pie de torque

TRANSMISIÓN: Manual o Automática de 6 velocidades

CAJUELA: 450 litros

CONSUMOS: 15.8 (motor atmosférico)

PESO: 1,460 kilos

RANGO DE PRECIO: 283,200 a 365,200 pesos