Al momento

A prueba: Ford Ranger Diesel 4×4 y analizamos a su rival más directo Nissan NP300 Diesel 4×4

Este segmento es uno de los que mayor interés comienza a generar en nuestro mercado, debido a que son productos que cumplen adecuadamente con la dualidad de uso urbano/familiar/citadino y el recreativo/trabajo. Han crecido pero no son tan grandes en tamaño, motores y, sobre todo, precio frente a las pick-ups full size.

La oferta en México es cada vez más amplia, pero pocas marcas han decidido ofrecer un producto que pueda ser considerado un familiar, con equipamiento completo, y una de ellas es Ford, que con la nueva Ranger en esta versión tope con mecánica diésel y 4×4 con reductora, cubre un nicho muy interesante para los amantes de las pick-ups y las salidas del camino.

ford_ranger_diesel_10

Ford, además, le agrega un buen nivel de equipamiento para justificar su precio, pues se ubica en el orden de los 537 mil pesos (creemos que peligrosamente cerca de la F-150 V8 4×4 de 564 mil).

A bordo

La percepción de calidad es buena, aunque hay algunos plásticos duros que podrían mejorarse; si bien se entiende que es una camioneta pensada también para el trabajo y debe ser fácil de limpiar, creo que por el precio se agradecería una mejor percepción de calidad. Los asientos son bastante cómodos, pensados para una marcha brincona; vienen en tela pero de buen tacto y firme. También son manuales, no hay opción eléctrica.

ford_ranger_diesel_16

El espacio, bueno para cinco y se agradece enormemente la opción de anclaje tipo latch para los autoasientos infantiles.

Eso sí, todos lo que vemos y tocamos, se siente bien armado. Un puntazo a favor ofrecer el sistema SYNC con MyFord Touch con pantalla táctil de 8 pulgadas y que viene acompañado de un cluster totalmente digital para diversas funciones del auto (incluyendo una completa computadora de viaje), completísimo sistema de controles en el volante, pantalla central touch, diversas entradas de conectividad USB y comandos por voz, que bien sabemos que es uno de los mejores sistemas que hay hoy día en el mercado.

Suma también el climatizador de doble zona que enfría o caliente muy rápido la cabina. Luces automáticas, equipo eléctrico y seis bolsas de aire, completan las amenidades interiores.

Por fuera el cromo destaca como elemento distintivo para esta versión tope, además de una sendos rines de 16 pulgadas y neumáticos all season Bridgestone 255/70. Además, no podemos negar que la imagen es, sobre todo, de robutez y capacidad para circular por donde queramos.

Dinámica

La cereza del pastel la tenemos con el tren motor. El propulsor diésel de 5 cilindros en línea y 3.2 litros de capacidad, alcanza los 197 caballos y 347 lb/pie de torque. La respuesta es fantástica, pues además está acoplado a una transmisión automática de seis velocidades con opción de cambios manuales, que nos otorga mucha comodidad de operación y sobre todo que está ajustada para que tengamos un muy buen despegue inicial.

Por momentos tenemos incluso hasta sensaciones deportivas, con llantas capaces de sumar algún rechinido en la salida del semáforo, sin embargo, la dirección nos recuerda que estamos ante un foco más bien de conducción suave para el tamaño (5.3m) y peso (2,105 kg) de esta camioneta gracias a la asistencia eléctrica que, por cierto, es variable de acuerdo a la velocidad.

Es verdad que busca ofrecer un producto que permita combinar un uso entre familiar o recreativo con el de trabajo y trabajo rudo, sin embargo domina el segundo apartado, pues la marcha es demasiado saltona incluso en ciudad o caminos poco maltratados. A diferencia de la NP300 de Nissan, la Ranger apuesta por un esquema de suspensión posterior de muelles y no independiente como el de la japonesa. Ello favorece su capacidad de carga (1,095 kg) pero sacrifica confort, pues la marcha es más saltona (también los neumáticos colaboran en ello). Aun así, es una verdadera delicia conducirla en caminos en malas condiciones e incluso terracería. El motor tiene tan buena respuesta que podemos ir patinando el eje posterior a placer.

Si vamos a mayor velocidad y en caminos de buen firme, aun así la marcha es saltona, lo que resta confianza si queremos rodar a prisa en pasos muy revirados, pues a pesar de su buena dirección y configuración mecánica, la caja rebota mucho y perdemos fidelidad. Algo normal en pick-ups con este foco.

Sobre los frenos presentan pronto fatiga. No es uno de sus mejores puntos. De hecho, requieren de mucha fuerza en el pedal para detenerse; aun así el eje posterior se mantiene en trayectoria y no pierde contacto con el piso.

ford_ranger_diesel_30

Imparable

El foco por su rigidez, estructura e incluso manejo, permite realizar salidas del campo de alto nivel; también el perfil de los neumáticos lo permite. El sistema de 4×4 es muy sencillo de operar: basta una perilla para pasar de 2H a 4H o 4L, tracción en las cuatro ruedas con reductora. Solo extrañamos dos cosas que suelen ser básicas en un 4×4: control automático de descenso en pendientes y bloqueo de diferencial posterior o central. El sistema lo hace de manera automática a través del ESP, pero no contamos con un bloqueo manual que nos lo permite.

Ford tiene en esta pick-up mediana un serio rival en un segmento muy competido, con productos tan llamativos como la nueva Toyota Tacoma, que si bien no tiene una mecánica diésel, goza de gran popularidad (se dice que hay lista de espera de hasta un año), mientras que por el otro lado Nissan con la NP300 domina a placer el mercado. La Ranger cumple con creces para lo que está hecha y no decepciona en equipamiento y calidad general. Justo los elementos que debe combinar para que le volteen a ver.

 

Motor:  5 cilindros, 3.2 litros 197hp y 347lb/pie
Consumo: Ciudad: 8.8 km/l
Autopista: 16.2 km/l
Combinado: 11.6 km/l
Capacidad de carga:  1,095kg
*Aceleración 0 a 100 km/h:  N.D.
*0 a 400 m:  N.D.s
*Frenada 100 a 0 km/h:  N.D.
Versiones y precios:
Ford Ranger XLT Diesel 537,200 pesos

Rivales

Creo que antes que nada debemos mirar dentro de la misma marca. Si bien por tamaño no son rivales, la F-150 es apenas 30 mil pesos más cara que la Ranger, con un motor más potente (V8, 5.0 litros, 385 hp y 387 lb/pie) también doble cabina, similar capacidad de carga y transmisión de seis, aunque con un consumo inferior, sin climatizador ni sistema de infotenimiento MyFord Touch.

nissan_np300_diesel_01

Nissan NP300 Frontier Diesel 4×4   

Mientras que Ranger domina en algunos mercados, Nissan tiene en la nueva generación de la NP300 una de las ofertas más completas y mejor equipadas del mercado. Además, con precios bastante competitivos.

Si hablamos de la variante que compite directamente contra la Ranger en esta versión, Nissan la ofrece por alrededor de 30 mil pesos menos con equipamiento muy similar, destacando en algunos puntos en donde la Ranger no lo hace y viceveras. Mientras que Ranger se regodea con una mecánica más contundente (5 en línea y casi 200 hp y 350 lb/pie), Nissan ofrece una marcha más confortable vía la suspensión posterior independiente, interiores en piel, una novísima transmisión automática de siete cambios. También tiene salidas de aire acondicionado para las plazas traseras, luces diurnas de LED y rines de 17 pulgadas.

 

Motor:  4 cilindros, 2.5 litros 188hp y 332lb/pie
Consumo: Ciudad: 12.8 km/l
Autopista: 20.2 km/l
Combinado: 13.8 km/l
Capacidad de carga:  902kg
*Aceleración 0 a 100 km/h:  N.D.
*0 a 400 m:  N.D.s
*Frenada 100 a 0 km/h:  N.D.
Versiones y precios:
 Frontier LE 4×4 Diesel 514,000 pesos