Al momento

Análisis Especial: ¿Qué ha pasado después de un año del Volkswagen DieselGate?

Hace exactamente 365 días la industria automotriz global sufría uno de sus escándalos más fuertes gracias al Grupo Volkswagen. La marca de Berlín cayó en la peor crisis de su historia al revelarse que había manipulado las normativas ambientales y truqueado más de 11 millones de vehículos diésel para aprobar los exámenes de emisiones.

La organización fue justamente sancionada por priorizar los ingresos antes que la salud pública. Como recordarán, después de una incómoda disculpa por video, el entonces CEO Martin Winterkorn, renunció a su puesto.

Según fuentes oficiales del Grupo Volkswagen, una parte de los vehículos afectados, en especial los que portan el motor EA189 2.0 litros TDI están siendo reparados desde febrero de 2016. Nuestro mercado no se vio tan afectado con los coches ya vendidos, sin embargo, hubo tantos problemas en la producción de los pocos productos a diésel que entraban a nuestro territorio, que la automotriz alemana decidió sacarlos del mercado nacional.

La solución a los coches que montan el motor EA189 1.6 litros TDI aún no comienza y al parecer, empezaremos a ver modificaciones a finales de 2016. Se dice que habrá un cambio en el software pero también se montará un estabilizador del flujo de admisión que permita reducir las turbulencias, enriquecer la mezcla y erradicar las altas emisiones contaminantes. Obviamente no habrá ningún tipo de costo para los usuarios con este tipo de vehículos.

dieselautologia

¿Qué coches ya han sido arreglados?

Como les mencionamos hace un par de renglones, nuestro mercado alberga a muy pocos vehículos con motorizaciones diésel del Grupo Volkswagen, por lo que directamente no obtuvo tantos problemas. Indirectamente por supuesto que sí.

Los motores EA189 2.0 litros TDI son los que comenzaron a repararse en primera instancia. Hablamos de vehículos como los Audi A3, A4, A5, Q5 y A6; los Volkswagen Amarok, Passat, CC, Tiguan, Golf, Jetta, Scirocco, Touran y Caddy; los SEAT Exeo, León, Altea e Ibiza; al igual que los Skoda Superb y Octavia. Todos los anteriores en variantes diésel han sido invitados al taller para solucionar sus problemas de emisiones.

dieselgate-autologia-2

¿Cómo está el tema en nuestro país?

Conocemos que Volkswagen México y sus marcas filiales lograron vender cerca de 32 mil vehículos con posibles complicaciones por el motor 2.0 litros TDI y el 1.6 litros TDI. Entre los afectados se encuentran el Transporter, Amarok, Vento, Jetta Clásico, Bora, Nuevo Jetta, Audi Q3, Audi A4 y Audi Q5.

Aunque no fueron tantos productos y es posible que no todos estén manipulados, la industria mexicana reclamó las malas decisiones de Volkswagen y ocasionó que la automotriz sacara del mercado a muchos de sus productos con características problemáticas. Hoy, un año después del escándalo, ya no se venden los diésel que habían estado en el mercado desde 2009.

Países como Estados Unidos, Suiza, Canadá y Bélgica detuvieron la venta de los vehículos diésel de Volkswagen hasta que se aclare la situación, mientras que otros 11 como México siguen expectantes por lo que decida hacer la marca.

dieselgate-autologia-1

¿Qué esperamos para 2017?

Primeramente que Volkswagen repare todos los miles de vehículos que sacó al mercado con aquella manipulación en el lector de emisiones contaminantes. Al parecer aún le faltan bastantes unidades por reparar en diferentes mercados.

Asimismo, que los ingenieros y responsables del area de producto le den prioridad a nuevas tecnologías. Nos referimos a que continuen expandiendo su gama de vehículos híbridos y eléctricos y que poco a poco quede fuera la utilización de motorizaciones diesel.

Sorprendentemente las ventas del grupo alemán no cayeron tanto como algunos expertos esperaban. Al parecer Volkswagen está saliendo del enorme bache en el que se metió y tiene el firme objetivo de enmendar aquel terrible error que se evidencio hace un año. Su mejora nos gusta, pero nos gustará más cuando ya no existan repercusiones por sus desaciertos.

“Una crisis puede llevarnos al abismo, pero también puede ser un punto de inflexión”, dijo la semana pasada el máximo responsable Müller en la fábrica principal de la marca, ubicada en Wolfburgo. “En Volkswagen, la crisis abrió la puerta a un verdadero cambio de dirección”.