Al momento

#FrenteAFrente Nissan Kicks vs Mazda CX-3, dos SUV light que pelean por la cima de su categoría

Los crossovers o SUVs subcompactos continúan con un segmento importante en nuestro país que sigue creciendo y en Autología creemos que es porque los autos de este tipo son capaces de cubrir la mayoría de las necesidades del comprador mexicano promedio, son eficientes y espaciosas, pero adicionalmente son también capaces de soportar ciertas condiciones de manejo que los hatchbacks compactos en los cuales están basadas la mayoría de ellas no podrían aguantar, ya que la altura extra respecto al suelo las dota de una calidad de marcha superior en caminos accidentados e inclusive pueden salir del pavimento hacia terracería ligera sin sobresaltos por un precio más contenido que el de una SUV de mayor tamaño. Ahora, llega a nuestro país el Nissan Kicks, una de las 6 camionetas de estas dimensiones que se incorporarán al mercado en los próximos meses y cuenta con cartas suficientes para darle batalla a los líderes del segmento. Uno de los referentes en nuestro país por varios aspectos es Mazda CX-3 y ahora los evaluamos #FrenteAFrente porque creemos que si Kicks va a pelear por la corona del segmento debe de luchar con uno de los líderes actuales, Mazda CX-3.

kicks_cx3_trasero

Estos autos, con motores capaces, aunque no sobrados, son perfectamente aptos para transitar por las calles y autopistas de nuestro país sin sobresaltos, transportando a 5 personas y a una buena cantidad de equipaje o carga, no por nada es una de las categorías favoritas en México.

Diseño exterior

Comenzando por CX-3, la filosofía de diseño Kodo de la marca de Hiroshima ha sido todo un éxito, cautivando clientes por sus líneas agresivas y armónicas que fluyen desde el frontal hasta el trasero de forma limpia y que, debemos decir, han envejecido muy bien en todos los autos que las incorporan, es un diseño atrevido pero que ha resultado en autos de diferentes dimensiones, desde el Mazda2 hasta la más grande y reciente CX-9, pasando por la CX-3 que evaluamos.

kicks_cx3_faros

Kicks es un producto totalmente nuevo que se monta en la plataforma B de Nissan, misma que utilizan los Versa y Note y que se produce en México. Las líneas son completamente diferentes a lo que nos presenta Juke, un auto que por dimensiones participa en este segmento pero que por motorizaciones y precio busca a un cliente completamente distinto. El diseño de Kicks se acerca más a lo que vemos en X-Trail, su hermana mayor, pero a menor escala en este caso.

CX-3

Largo – 4,275mm

Alto – 1,545mm

Ancho – 2,049mm

Distancia entre ejes – 2,570mm

Kicks

Largo – 4,295mm

Alto – 1,590mm

Ancho – 1,960mm

Distancia entre ejes – 2,620mm

Toda la oferta dentro del segmento de las SUVs subcompactas en el #AnálisisDeSegmento

Interior: diseño y calidad percibida

La realidad es que en este aspecto ambas son las dos mejores de su categoría a la par también con Honda HR-V, los plásticos en el tablero de ambas son suaves al tacto en la parte superior y aunque en la parte inferior el plástico sea rígido, los ensambles se perciben bien logrados. Son aquellas cosas con las que las manos del conductor interactúan con mayor frecuencia las que en los dos autos se perciben mejor terminadas, los ya citados plásticos superiores son una de esas cosas y se suman el volante y todas las perillas y botones de los mandos de clima y sonido. Nos sorprende especialmente el volante de Kicks con un diseño y terminado similar al del Maxima, el auto de gama alta de Nissan.

kicks_cx3_interior

Las segundas filas de ambas son perfectamente capaces de llevar a dos pasajeros y aunque un quinto sentado en posición central irá algo más justo, es seguro y legal que estas camionetas lleven a 5 pasajeros. Es en el área de la cajuela en donde la CX-3 nos queda a deber, pues su maletero acepta 240L de capacidad sin los asientos de la segunda abatidos. Creemos que si se compra un crossover es porque se busca espacio y el maletero de CX-3 resulta un punto en contra importante en una camioneta que es por demás completa.

Volumen en cajuela

CX-3: 240L

Kicks: 383L

Equipamiento, precios y versiones

Los dos vehículos en cuestión cuentan con tres versiones a la venta después de que Mazda agregara para el modelo 2017 dos nuevas versiones llamadas i y i Touring por debajo de la tope de gama con el fin de ofrecer una gama de precios más amplia y atraer a clientes con un presupuesto menor a los 300,000 pesos. Todas las CX-3 cuentan con caja automática mientras que en el caso de Kicks, la Sense de entrada se ofrece con caja manual como ocurre con otras de sus rivales y es por eso que si comparamos a las dos versiones más económicas, es Kicks aquella que resulta menos costosa.

Mazda incluye desde versión base rines de aluminio de 16 pulgadas, sistema de audio con entrada auxiliar y mandos al volante, Bluetooth para manos libres, computadora de viaje, sensores de reversa y doble bolsa de aire con ABS y ESP. Para las versiones más equipadas ya agregan rines de 18 pulgadas, faros de niebla con LED, cristales obscuros, quemacocos eléctrico, volante y freno de mano forrado en piel, pantalla táctil de 7 pulgadas y control de velocidad crucero y la tope de gama remata con un muy completo equipamiento por un precio ligeramente inferior al de Kicks, agrega faros de LED, clima electrónico de dos zonas, vestiduras de piel, head-up display, cámara de visión trasera y 6 airbags.

kicks_cx3_calaveras

Nissan en la totalmente nueva Kicks busca posicionar a su producto en el segmento y el equipamiento es una de sus principales cartas pues todas las versiones están equipadas con llave inteligente para acceso, faros con autoencendido, doble airbag y para las dos primeras versiones el control electrónico de estabilidad es opcional con una serie de asistentes de conducción como el asistente de arranque en pendientes, cosa que se agradece porque no es imperativo escalar hasta las versiones tope para encontrar estos atributos, aunque Mazda si lo monta en todas sus versiones.

Las versiones de media gama ya con transmisión automática agregan de serie rines de aluminio de 17 pulgadas, luces diurnas con tecnología LED, faros de niebla y sensores de reversa, equipo similar por un precio similar al de las CX-3 en versión media y las tope de gama nos sorprenden, porque suman volante y asientos forrados en piel, botón de arranque, display a color en cuadro de instrumentos con 12 funciones distintas, pantalla táctil de 7 pulgadas con navegador, cámara en espejos retrovisores laterales, 6 bolsas de aire con control de estabilidad de serie y cámara de visión de 360° como los que montan los autos de gama alta de la marca nipona.

kicks_cx3_apertura

Nos hubiera gustado encontrar más contenido en las Kicks de entrada, por ejemplo, los rines de acero con tapón y el ESP opcional en versiones básicas son cosas que CX-3 y algunas otras de sus rivales ya equipan de serie por ese precio. Además, llama la atención que ninguna versión de Kicks monte control de velocidad crucero. En este caso, creemos que el extra en precio de las dos primeras versiones de CX-3 bien se compensa con el equipo añadido de esta respecto a las dos primeras versiones de Kicks

CX-3

i – $298,900

i Touring – $318,900

i Grand Touring – $341,900

Kicks

Sense – $283,900

Advance – $308,000

Exclusive – $348,700

Motores y transmisiones: enfoques distintos, mismo objetivo

Bajo el cofre, ambas marcas tienen acercamientos distintos para alcanzar un objetivo común, que es el brindar una mezcla de comportamiento dinámico razonable para un auto de este enfoque con buenos consumos de combustible. Nissan optó por montar en el Kicks una versión mejorada del motor que también utilizan los Versa, Note y March asociado a una caja manual de 5 marchas en versiones Sense y a una unidad continuamente variable en las versiones tope de gama. El bloque de 1.6L de desplazamiento del Nissan Kicks se estira respecto a lo que vemos en el Versa para alcanzar 118hp y 110lb-ft.

CX-3 por su lado echa mano del mismo tren motriz con inyección directa que encontramos en uno de los mejores autos compactos a la venta en nuestro país, el Mazda3, y a pesar de ser considerablemente más grande y un 25% más potente que el de Kicks, entrega consumos similares sin tener que recurrir a una transmisión continuamente variable que, aunque tiene sentido porque ayuda a los consumos, brinda también sensaciones de manejo inferiores a la caja automática convencional de 6 marchas que monta la CX-3 en todas sus versiones. Es decir, por tren motriz, CX-3 es verdaderamente difícil de superar pues con un bloque maduro y potente logra consumos muy buenos y los combina con un desempeño extraordinario para el segmento gracias en parte al sistema de inyección directa.

kicks_cx3-motor

 

Mazda CX-3

Motor: L4 2.0L DI; 148hp @6,000rpm y 141lb-ft @2,800rpm

Transmisión:

Automática de 6 velocidades

Consumo estimado ajustado: 14.3km/L

Emisiones CO2: 164g/Km

Nissan Kicks

Motor: L4 1.6L; 118hp @6,300rpm y 110lb-ft @4,400rpm

Transmisiones:

Manual de 5 velocidades

Automática CVT

Consumo estimado ajustado: 14.4km/L

Emisiones CO2: ND

Conclusión

Es uno de esos #FrenteAFrente parejos y muy justos porque creemos que ambas le ofrecen cosas valiosas tanto al cliente por el que compiten como al mercado en el que participan. La propuesta de contenido y tecnología de las versiones tope de Kicks es impresionante y se acerca a lo que vemos en autos de gama alta, sin embargo, sabemos que estas versiones son las que generalmente menos volumen representan en este segmento porque los precios se acercan demasiado a las SUVs de entrada del segmento superior y, en muchos casos, se prefiere contar con un vehículo más espacioso y potente aunque se sacrifiquen los consumos. Las versiones de entrada del Kicks quedan a deber y es que por 283,900 pesos esperábamos que contara con equipo que CX-3 si equipa y que nos parece vital en un automóvil de estas características, por ejemplo, rines de aluminio y control de estabilidad de serie.

mazda-cx-3-13

Si a eso le sumamos la notoria superioridad en cuanto a trenes motrices de CX-3 y que aun en versiones tope está equipada de forma similar a Kicks (inclusive ofrece el control de velocidad crucero, que Kicks no monta para ninguna versión) por un precio ligeramente superior, tenemos a un vencedor. Declaramos a Mazda CX-3 como la ganadora porque se posiciona como un producto superior, más refinado y con equipamiento de seguridad y confort en las versiones de mayor volumen, las de entrada, que Kicks ofrece como opción por un costo extra. Si hay algo que en nuestra opinión podría mejorar de la CX-3 es el espacio para plazas traseras y maletero pero en este caso creemos que las ventajas de CX-3 son lo suficientemente valiosas como para compensar por este factor.