Al momento

Comparativa: Suzuki Vitara GLX vs Honda HR-V Epic

Si bien no son necesariamente los modelos que están en la mente de todos en el segmento (más HR-V que Vitara), sí son dos opciones completas y efectivas y que ofrecen, desde su perspectiva, soluciones de movilidad y espacio muy particulares.

Pero ¿qué son los crossovers subcompactos? Este segmento goza de gran aceptación en los últimos años y vive su mejor momento; ahora prácticamente todas las marcas cuentan con crossover urbano. Son modelos que se basan en plataformas de sus hermanos subcompactos (por ejemplo Ford Fiesta para Ecosport o Chevrolet Sonic para Trax), pero con carrocerías más robustas, con una posición de manejo más alta, mejores soluciones de espacio interior y, al fin y al cabo, una imagen de camioneta, pequeña, pero camioneta.

COMP_HRV_VITARA_11

Esto ha generado una gran aceptación en el mercado pues a son modelos con una imagen muy atractiva pero por los que no hay que pagar grandes cantidades de dinero. Tampoco esperen desempeños deportivos, sino más bien contenidos, son motores accesibles, efectivos y con foco en la eficiencia.

Tamaños similares, pero…

Los modelos que analizamos en esta ocasión son de alma japonesa pero focos distintos para, incluso, servir a clientes muy cercanos en esencia, pero creemos distintos en la práctica.

Suzuki, por su lado, con Vitara refresca necesariamente su imagen. Estamos ante uno de los crossover más llamativos del mercado. Retoma elementos de su hermana mayor Grand Vitara pero los reinterpreta y los vuelve muy actuales con pintura bicolor, una altura al piso mucho más cercana a una camioneta de mayor tamaño e incluso opción de tracción de integral con soluciones muy efectivas para salir del camino, lo que la convierte en la única del segmento con estas características.

Del otro lado, HR-V tiene un claro foco en la movilidad urbana, resuelta con maestría gracias al inteligentísimo sistema de modularidad interior que ofrece. La banca trasera es tan flexible que puedes meter hasta un refrigerador si lo necesitas, o una pantalla de LED detrás del asiento del conductor y pasajero.

COMP_HRV_VITARA_08

Motorización

Hay notables diferencias en el desempeño de ambas. Vitara ofrece un 4 cilindros de 1.6 litros con 118 caballos. La versión que evaluamos, GLX, ofrece una transmisión automática de seis cambios e incluso paletas detrás del volante. Los frenos son de disco en las cuatro ruedas

HR-V echa mano de un 1.8 litros con 141 caballos y transmisión CVT. También ofrece frenos de disco.

La calidad de marcha en ambas es muy buena, aunque Vitara se percibe más alta y foco en la suavidad. El motor le juega un poco en contra pues no es muy vivaracho e incluso nos hace pensar que estamos ante una transmisión CVT dada su lentitud en la respuesta. Aún así, el 0 a 100 lo realizó en nuestras pruebas en 15.6 segundos, incluso mejor que algunas otras del segmento más potentes. Del mismo modo, los frenos fueron efectivos, no se fatigaron tanto y fueron consistentes en nuestras frenadas de 100 km/h a 0. Vitara se detiene en 40.3 m y sin aspavientos, bajo control.

COMP_HRV_VITARA_14

El consumo no es el mejor en ciudad debido a que debemos exigirle al motor para rodar a buenos ritmos; digamos que lo presionamos un poco y conseguimos por ahí de 9 km/l; sin embargo, su mejor terreno está en el orden de las 110 km/h, en donde pudimos ver consumos superiores a los 18 km/l. En promedio, estuvimos en el orden de los 13.5 km/l, beneficios, a la larga, de un motor de poca respuesta.

Por su parte la HR-V tiene una marcha más obediente, gracias a su plataforma heredada del Fit, con un centro de gravedad muy bajo. Nos permite sentir todo lo que sucede en las ruedas. La dirección se percibe incluso más precisa que en Vitara (aquella es eléctrica).

Como todos los Honda, incluye un botón de modo ECO para apasigüar las ganas del tren motor y más bien comportarse como adormilado para ser más eficientes. La verdad en la práctica no notamos grandes diferencias. El motor de mayor tamaño nos permite rodar más relajados. En ciudad superamos los 10 km/l mientras que el consumo promedio fue de 9.8 km/l. Más que buenos.

COMP_HRV_VITARA_02

 

La aceleración fue muy cercana a la Vitara, con 15.1 s de 0 a 100 km/h. La CVT, por su foco en el consumo, sacrifica este apartado. Los frenos fueron efectivos, en el orden de los 41 m cerrados. También se mantiene firme aunque con un ABS un poco más histérico.

Como podemos ver, ambas están parejas en las cuestiones dinámicas.

Claras diferencias

Por dentro estamos ante versiones muy diferentes: Vitara apuesta a una cabina muy viva, llena de colorido y materiales de muy buena manufactura, mientras que HR-V es más bien sobria e incluso hay algunos detalles en tela en las puertas que no creemos que vayan a envejecer de muy buena manera con el paso de los años.

La apuesta visual de Suzuki se mantiene con plásticos del mismo color que el exterior. La verdad es que los plásticos son más que buenos y el ensamble no tiene ninguna queja. Se percibe muy sólida.

COMP_HRV_VITARA_27

Me gusta mucho el detalle del volante, con plástico también en el color exterior. Sumen controles para audio, control de velocidad de crucero y atender el bluetooth del celular.

La pantalla touch se nota un poco como de aftermarket pero funciona. El diseño no es el más moderno, pero es efectiva. Controlas la fuente de la música, la conexión con algún Smartphone, teléfono y GPS. Funcional, que es lo importante.

Completa el climatizador y asientos de muy buena manufactura, con piel y alcántara.

HR-V contrasta muchísimo. Nada de color aunque sí, buenos materiales en el tablero (insisto, no en las puertas) y ensamble. Se percibe sólida y bien terminada. También incorpora una pantalla táctil que, para mi gusto, es de las mejores de la marca: funciona rápido aunque ofrece el mismo menú que en el resto de los modelos. Esta pantalla también permite conectividad HDMI (imaginamos que para música).

COMP_HRV_VITARA_36

El volante tiene mejor incorporados los controles para las mismas funciones que en Vitara.

Un detalle que se agradece mucho, es la posición de la palanca. Es alta, muy cerca de nuestra mano y permite, además, una consola para guardar cosas de bajo con múltiples conectores.

Vitara compensa el menor dato de caballos y mayor precio (334,900 pesos), con equipamiento. Sobresalen las siete bolsa de aire, climatizador, sensores de reversa adelante y atrás, la piel y calidad de los asientos, faros y luces diurnas de LED, y un enorme quemacocos panorámico que beneficia a todas las plazas.

HR-V por su parte (329,900 pesos), destaca con ofrecer control de estabilidad y de tracción, aunque se queda atrás con solo dos bolsas de aire. El aire acondicionado es automático, asientos en tela. También ofrece cámara de reversa que reemplaza los sensores de estacionamiento.

COMP_HRV_VITARA_18

 

La habitabilidad de la Vitara es suficiente para cinco pasajeros. Permite acomodar a conductores de mayor tamaño con asientos de mayor recorrido. La altura o espacio para cabeza es también mayor frente a la HR-V. La cajuela ofrece 375 litros mientras que el producto de Honda sorprende con apenas 345, sin embargo, Vitara no ofrece un piso completamente plano a la hora de abatir los asientos (710 litros), mientras que HR-V destaca por su modularidad interior (688 litros).

No es una decisión fácil pues detrás de todo está el respaldo de la marca. El problema de Suzuki es que no es tan conocida como Honda, porque Vitara no está en el top of mind, mientras que HR-V es una de las referencias para muchos, sobre todo por ser un Honda.

Claramente el foco es algo distinto en ambas, Vitara apuesta por un cliente más joven y aventurero, que busque buena imagen y poder hacer de todo con su auto.

HR-V tiene su centro claramente en la ciudad, con un poco menos de espacio interior pero mejor motor y dinámica, además de ser una solución muy inteligente para movernos en la ciudad.

¿Cuál es para ti?

Comparativa HR-V Vitara

*Datos obtenidos con equipo de pruebas Video Vbox de Schaeffler México