Al momento

Comparativa: VW Jetta Sportline vs Kia Forte SX con video en 360º

El segmento de los sedanes compactos sufre una revolución tras la llegada de las marcas coreanas Hyundai y Kia y su potente estrategia de comercialización: mucho contenido a buen precio. En el mundo de los autos eso se llama comprar mercado, que lo volteen a ver. Es como el nuevo miembro en la colonia que tiene que mostrar sus mejores argumentos en el inicio para no pasar desapercibido ante la competencia. Las marcas están invirtiendo en ello, como en su momento lo hicieron otras armadoras en sus inicios o incluso algunos modelos, como el Jetta VI, Mazda3, Cruze de anterior generación o el mismo Focus de Ford con el cambio generacional. Kia, además, lo ha hecho a lo grande, pues no sólo ofrecía un nuevo modelo, sino la llegada como marca y fabricante. Esto sienta un claro precedente y deja clara una cosa: Kia viene a pelear los primeros puestos del mercado.

Ahora bien, además de que el segmento de los sedanes compactos es uno de los más competidos en nuestro país, hay que sumarle que prácticamente todos los modelos se han renovado: Cruze, Focus, Civic, Elantra, Sentra, Corolla y Forte están con nuevas generaciones, mientras que una actualización del Mazda3 está por llegar. Modelos como el Lancer y el Jetta se mantienen pero éste último sigue siendo uno de los rivales a vencer. Ello nos hace preguntarnos, ¿qué hace al Jetta uno de los líderes del segmento cuando además se encuentra cercano a ser renovado? Queremos descubrirlo junto con ustedes, por ello es que decidimos enfrentarlo al Fort; el rival más nuevo de los sedanes compactos vs el mejor vendido.

Comp_Jetta_Forte_16

Su estructura

A diferencia del Jetta, el Forte es un auto joven. Su primera generación data del 2009. Está  desarrollado en la misma plataforma del grupo para el Elantra. Ahora, fabricado en México, estamos ante una ligera actualización de la segunda generación. Destaca en ser el primer Forte mexicano, armado en la planta de Pesquería, Nuevo León, y no se nota ningún detalle de calidad cuestionable frente a los modelos armados en Corea. Al igual que el Jetta, también cuenta con versión HB, solo que aquí mantiene nombre. Hay coupé y ofrece mecánicas de inyección directa y turbo (aunque no se ofrecen en la oferta nacional).

El Jetta, por su lado, ya cuenta con casi cuatro décadas de vida. Lanzado en 1979, para el 2014 ya se habían vendido 14 millones de unidades a nivel mundial. Esta sexta generación data del 2010, por lo que su reemplazo está cerca y echará mano de la nueva plataforma MQB del Grupo VW. Mecánicamente es mucho más amplia su oferta: desde un veterano 2.0 litros de 115 hp, pasando por el 2.5 litros de cinco cilindros y hasta un turbocargado de última generación de 211 caballos para el GLI. Ofrece también una mecánica diésel muy confiable y altamente rendidora. En otros mercados ofrece también mecánicas TSI de 1.4 y 1.8 litros pero que no se comercializan en México. Por varios años ha sido el favorito del segmento, uno de los más deseados.

Comp_Jetta_Forte_02

Equipamiento

Kia sobresale por ofrecer, desde la versión de entrada, un completo equipamiento de seguridad: seis bolsas de aire, ABS y control de estabilidad. El equipo eléctrico es obligado. En esta versión tope, se suman elementos como transmisión automática de seis cambios, cámara de reversa y sensores, una completa computadora de viaje, climatizador bizona, pantalla táctil de 7 pulgadas (compatible con Android Auto aunque nunca pudimos conectarnos), paletas de cambio detrás del volante, bluetooth, luces diurnas y calaveras de LED, junto con rines de 17 pulgadas. Piel sintética completa el paquete junto con mandos en el volante para el control de velocidad de crucero, computadora de viaje y conexión del teléfono. Nos queda debiendo al conectividad con smartphones o el innovador sistema que se ofrece en Estados Unidos denominado UVO, que permite amplia conectividad con teléfonos inteligentes mediante comandos de voz, ofreciendo diagnósticos del auto, acceso a aplicaciones de música y conexión con sistemas como el 911, entre otras cosas. El asiento del conductor es eléctrico.

Jetta echa mano de recursos también como piel sintética, rines de aluminio de 17 pulgadas, equipo eléctrico, un equipo de sonido de mejor calidad y más completo con ocho bocinas; bluetooth, conectividad mediante Android Auto y Apple Car Play o Mirroring. Funciona y muy bien. También cuenta con acabados tipo piano que mejoran la percepción y calidad del habitáculo. El volante y palanca están en piel; contamos con controles para la computadora de viaje, control de velocidad de crucero y comandos por voz. También hay bluetooth y arranque por botón, así como acceso con llave de presencia. El aire acondicionado es manual, no contamos con luces automáticas, pero sí con luces diurnas de LED que le hacen lucir más hi-tech. También ofrece seis bolsas de aire y freno automático post colisiones; tiene control de tracción pero no se ofrece control de estabilidad. Tampoco hay asientos eléctricos. Ambos tiene sistema de anclaje latch para sillas infantiles.

Comp_Jetta_Forte_01

Calidad de materiales y marcha

Se perciben muy parejos, pero con focos diferentes. Kia ofrece diferentes tipos de plásticos en el tablero, todos de buena calidad; incluso una parte de ellos son suaves al tacto. No se aprecian malos ensambles, aunque notamos algunos pequeños grillitos cuando rodábamos. El volante tiene piel y algunos detalles de acabado brillante conocido como tipo piano que generan buena sensación. Los asientos son cómodos, de piel sintética como  ya mencionamos. Ofrecen una sujeción promedio; nos gustaría que fueran un poco más grandes y firmes, pues en trayectos largos cansan un poco. La marcha se siente ligera, incluso escuchamos algunos ruidos de la suspensión en ciertas condiciones de manejo. Algunas palancas podrían ser de mejor hechura y desentonan un poco frente a otros acabados del interior, que suman plásticos que generan buena sensación, como los mandos del climatizador, por ejemplo.

Por otro lado, la atmósfera que se percibe en el Jetta es más sobria, pero no por ello menos tecnológica. Es más discreto pero no pierde en funciones. Incluso hay mejores materiales en ciertas partes del tablero, ahora suaves al tacto y mejor ensamblados. El volante también se percibe sólido, mismo caso para el pomo de la palanca. Los asientos tienen mejor sujeción, se perciben más firmes y cómodos para largos trayectos. También notamos un marcha más silenciosa y sólida, mejor insonorizada.

Espacio interior

En ambos hay reglajes suficientes en el asiento del conductor para no sufrir y encontrar una posición de manejo cómoda y segura. Forte agrega soporte lumbar. Se percibe mayor espacio en el Jetta, sobre todo para la cabeza y una posición de manejo que puede ser más baja y con las rodillas un poco más estiradas. Las plazas traseras permiten llevar a tres adultos, aunque en el caso del Forte no tan altos, pues la caída del tercer poste es más pronunciada en el coreano que en el alemán, sacrificando espacio para la cabeza. Jetta gana un poco más en habitabilidad o en sensación de espacio tanto para las piernas como para la cabeza. Mismo caso para la cajuela, 407 litros en el Forte vs los 510 litros en el Jetta, aunque la boca de entrada del Forte es más amplia.

Comp_Jetta_Forte_13

Dinámica

Forte es más bien un auto con enfoque citadino. La marcha es suave, la dirección también lo es. Es fácil de girar el volante. En caminos revirados esto se traduce en mayor rolling de la carrocería; el esquema de suspensión posterior con barra de torsión en ambos modelos está pensado para abaratar costos y ofrecer mayor espacio en plazas traseras y cajuela, con la merma en el confort y desempeño que significa. Aun así, el Jetta ofrece mejor respuesta a nuestras exigencias, aunque carece del control de estabilidad. Forte se aprecia más nervioso en curvas o en cambios de terreno. La dirección, más bien suave, no le ayuda mucho; incluso con el botón de modo sport la endurece un poco pero no gana en precisión. Jetta no ofrece modos de manejo, pero es más preciso el bastidor, la dirección más honesta y firme.

Eso nos lleva a la dinámica. Ambos echa mano de propulsores de 4 cilindros y, aunque hay mecánicas más modernas en su haber en otros países, en México no las ofrecen. Forte solo tiene como opción el 2.0 litros con 150 caballos; hay uno de inyección directa con 164 hp pero solo en Estados Unidos. Jetta, por su parte, en la versión Sportline, echa mano del 5 cilindros de 170 caballos, uno de los más potentes del segmento; aunque ya con sus años encima, lo cierto es que produce un sonido espectacular, muy agradable de conducirlo. Forte apuesta por el consumo, Jetta por la dinámica. Aún así, el Forte resultó ser más rápido en nuestras pruebas de aceleración. El coreano consiguió el 0 a 100 km/h en 13.8 segundos, mientras que el Jetta el mejor tiempo que pudo arrojar fueron 14.0 segundos. Muy parejos y se debe, principalmente a la caja del VW, la Tiptronic, no presume de rapidez y aunque la transmisión de seis del Forte no es precisamente de corte deportivo, resultó más presta. En el 0 a 400 metros se mantienen las diferencias: el Forte cumplió la nota en 19.3 segundos, mientras que el Jetta lo hizo en 21.2 segundos. Nuevamente creemos que la caja no le hace los honores al cinco en línea que siempre nos ha gustado y, a su descargo, el motor no tiene más de 1,000 km recorridos, está prácticamente nuevo, aún le falta, como decimos en el argot, soltarse un poco más.

Comp_Jetta_Forte_22

En la frenada, de 100 km/h a 0, Jetta fue más preciso e incluso los frenos mejoraron su desempeño conforme tomaron temperatura. Los del Forte se fatigaron un poco más, arrancamos con una distancia de 40.4 m a  41.4 m en la segunda y cerramos en 42.3 m en las dos últimas para el rival asiático. Jetta consiguió 40.1 en la primera frenada, seguidos de 39.5 en la segunda y tercera para cerrar con 39.9 m en la cuarta, acompañados de una mejor sensación, unos frenos menos histéricos y un pedal firme, con una muy buena mordida.

Los consumos favorecen al coreano, con una media de 15.9 km/l por 14.2 km/l en el Jetta, de acuerdo con el portal de Ecovehículos. Se entiende por una estuctura menos pesada y un foco más urbano. De cualquier modo no son nada malos los consumos del Jetta considerando que tenemos 170 caballos y un cilindro más que el Forte.

Comp_Jetta_Forte_24

En nuestro análisis del costo de propiedad anual, en donde incluimos factores como costo del seguro, consumo de combustible y servicios, Kia es cinco mil pesos más accesible anualmente que el Jetta, principalmente por el costo del seguro. Sorprendentemente, Jetta y Forte están sumamente parejos en el costo promedio de mantenimiento anual y el alemán también permite adelantar todos los servicios por los primeros 60 mil km al momento de la compra.

Costo_Propiedad_Forte_Jetta

Comp_Jetta_Forte_26

Conclusiones

Digamos que en donde destaca el Jetta es en todo aquello no luce, lo que no se ve o se puede medir en valor por tu dinero, pesos por tu equipamiento. A pesar de la veteranía, la plataforma del VW se percibe más sólida, capaz de recibir más potencia (léase GLI o TDI). La marcha es más firme y obediente a nuestras indicaciones. Hay puntos que están obligados a mejorar, como agregar ESP en todas las versiones; las luces automáticas y cámara de reversa, digamos que serían bienvenidas, pero el tema de la seguridad, ese sí lo consideramos vital; tampoco podemos ignorar que, de acuerdo a estudios de impacto por las agencias de la IHSS, NHTSA y EuroNCAP, el Jetta es uno de los autos más seguros del segmento, incluyendo también a la LatinNCAP que únicamente dos airbags obtiene la puntuación más alta.

Kia, por su parte, tiene una estrategia aguerrida con mucho contenido a un precio agresivo. Cumple cabalmente con una movilidad para familias jóvenes o no muy grandes y a quienes busquen movilidad a buen costo. Podemos concluir que la compra con la cabeza corresponde al Kia, mientras que la compra con el corazón es por el Jetta. Este sedán ha sido, durante muchos años, el sedán más deseable del segmento, con argumentos muy sólidos orientados hacia su dinámica y confiabilidad mecánica. Y los tiene bien respaldados.

Todavía falta mucho para ver cómo se desempeñará Kia en el mercado. La premisa es muy buena, con garantías que hablan de confiabilidad en sus productos y estudios a nivel mundial que la respaldan. Jetta, por su parte, está pronto a renovarse y, aun así, la plataforma no desmerece para nada.

¿Cuál será el favorito del público? El tiempo lo dirá.

Datos Jetta Vs Forte