Al momento

Honda HR-V vs Mazda CX-3: dos SUVs citadinas con grandes aspiraciones #FrenteAFrente

El segmento de los crossovers subcompactos viene mostrando crecimientos sostenidos en los últimos meses porque las competidoras entregan las sensaciones de un auto más grande, con una altura aumentada al piso y cierta capacidad de transitar por caminos irregulares por un precio contenido. Este segmento en el que también participan Chevrolet Trax, Ford EcoSport y Suzuki Vitara por nombrar solo algunas de las más populares, ha tomado mucha importancia en cuanto a volumen de ventas respecta y estas dos que a continuación enfrentamos son, por diseño, habitabilidad y desempeño dos de las más notorias.

Diseño exterior

En este aspecto, la CX-3 brilla por su líneas más agresivas y modernas cortesía de la filosofía de diseño ‘Kodo’ de la marca de Hiroshima. Por otro lado, la HR-V usa líneas más tradicionales y se asemeja a su hermana mayor, la CR-V. Son propuestas diferentes que agradarán a clientes diferentes y agradecemos la diversidad de enfoques y entendemos a la perfección que esta aspecto de muy personal, en gustos se rompen géneros.

CX3-HRV-faros

Interior: acabados y habitabilidad

Ambas alternativas nos muestran dos de los mejores diseños interiores del segmento con materiales que bien podrían pertenecer a autos más caros y las dos echan mano de contrastes interesantes en los colores interiores para un aspecto juvenil y moderno, aunque aquí el enfoque deportivo de la CX-3 en su exterior le pasa factura ya que se compromete el espacio para cabeza en las plazas traseras por la silueta similar a la un coupé.

Volumen en cajuela

Mazda CX-3 – 240L

Honda HR-V – 688L

Esto lo comprobamos también mirando el espacio en la cajuela, la HR-V puede acomodar hasta 688L de volumen en la cajuela y la CX-3 reduce dicha capacidad a casi un tercio con solo 240L de capacidad, ventaja clara y tangible para la camioneta con el emblema de Honda.

CX3-HRV-trasero

Entendemos que si se busca un auto de este tipo es porque, generalmente, se necesita una mayor habitabilidad, versatilidad y espacio y precisamente en este ámbito la HR-V lleva la ventaja.

Equipamiento y conectividad

Dado el enfoque jovial de estas dos ofertas la oferta tecnológica es tan completa que bien podrían ser gadgets con ruedas, las HR-V montan pantalla táctil de 5 pulgadas desde versiones base y en las tope de gama crece hasta las 7 pulgadas y gana conectividad para Smartphone y controles por voz con Siri para no desvíar los ojos del camino mientras manipulamos el sistema de entretenimiento.

CX3-HRV-interior

La CX-3 se ofrece en una sola versión con todo el equipo disponible, aunque esto termina por ser una limitante porque el precio de entrada es más alto mientras que la HR-V, al ofrecer versiones con contenido menor permite acceder a una versión por menos de 300,000 pesos o, en su defecto, a la tope con un equipamiento similar y también por un precio parecido.

Precio:

Mazda CX-3

i Grand Touring TA – $334,900

Honda HR-V

Uniq TM – $283,900

Uniq CVT – $299,900

Epic CVT – $329,900

En cuanto a seguridad, la CX-3 es la más equipada porque en su única versión monta seis bolsas de aire y control de estabilidad, HR-V también incorpora el control de estabilidad, pero debe conformarse con solo dos airbags. Aún así, la variante de Honda recibió la mejor calificación, de 5 estrellas, en las pruebas de choque realizadas por Latin NCAP y aunque quisiéramos ver bolsas de aire laterales y de tipo cortina, HR-V cumple con creces en este aspecto.

CX3_HRV-lateral

Motores y transmisiones

Ambas camionetas usan propulsores similares y se enfocan antes que nada en entregar los mejores consumos posibles usando diferentes tecnologías, la HR-V equipa al conocido motor 1.8L de Honda y lo asocia a una transmisión manual de 6 velocidades o automática CVT continuamente variable que, aunque no nos fascina por su desempeño, si ayuda a extraer la mayor cantidad de kilómetros posible por cada litro que quema de combustible. Desarrolla 141 equinos, suficientes para mover a este pequeño crossover con soltura en ciudad o autopista. Mazda CX-3, por su lado, toma la delantera pero no de forma notoria con su motor 2.0L de 148hp y evaluando este aspecto detenidamente nos parece que la diferencia no es tan amplia como para hacerlo un factor decisivo en la decisión de compra como bien puede serlo el ya citado espacio interior, cosa muy buscada en esta categoría.

CX3-HRV-calaveras

Motor y transmisión:

Mazda CX-3

Motor: L4 2.0L DI; 148hp @6,000rpm y 141lb-ft @2,800rpm

Transmisión: Automática de 6 velocidades

Consumo estimado: 19km/L

Emisiones CO2: 164g/Km

Honda HR-V

Motor: L4 1.8L; 141hp @6,500rpm y 127lb-ft @4,300rpm

Transmisión: Automática CVT, manual de 6 velocidades

Consumo estimado: 16.1km/L

Emisiones CO2: ND

Y la ganadora es…

Ha sido uno de los análisis de frente a frente en donde más trabajo nos ha costado elegir a una ganadora porque ambas son estupendas, sin embargo, valoramos a la Honda HR-V como la ganadora porque creemos que los compradores de este segmento buscan más confort que deportividad y eso es lo que la HR-V hace mejor. Agreguemos al factor confort el hecho de que la camioneta de Honda es más económica y es por eso que nos quedamos con ella. CX-3 es también una buena oferta, pero si buscamos desempeño, lo más probable es que podamos inclinarnos por un hatchback compacto con mayor espacio y motor más potente por un menor precio como lo es el Mazda3. Es decir, si buscas desempeño la CX-3 es muy buena, pero son realmente pocos los que buscan eso en una camioneta de este tipo y el motor de HR-V sigue pareciéndonos suficiente y lógico para el enfoque que promete.

2016 Honda HR-V

Echamos en falta el equipo de seguridad en HR-V, aunque justificamos lo podemos justificar porque aun sin las bolsas de aire laterales y de tipo cortina recibió 5 estrellas en las pruebas de choque de Latin NCAP y nosotros no solo evaluamos números (como lo es el número de airbags), nos enfocamos en hechos y podemos asegurar que Honda HR-V es una de las más seguras del mercado basándonos en los datos obtenidos por las asociaciones especializadas.