Al momento

Honda produce 1 millón de unidades en México

La firma japonesa inició sus operaciones en 1988, produciendo en un inicio motocicletas para el mercado local. Siete años después, Honda abrió las puertas de su cuarta planta en Norte América y primera en México, con la que se afianzó y comenzó una historia muy interesante.

Ambas plantas formaron las bases para celebrar hoy en día dos hitos muy importantes para todos los asociados de Honda. En abril, se consiguieron las 500,000 motocicletas producidas “Hechas en México”. Hoy, es el turno de celebrar el millón de vehículos producidos en nuestro país.

Durante la ceremonia, Jesús Báez, Vicepresidente de producción en Celaya mencionó: “El día de hoy celebramos este hito para Honda de México gracias a la excelente relación que existe entre mexicanos y japoneses. Tenemos una estrategia de aprendizaje interno que nos ayuda a comprender cada proceso, compartir nuestra experiencia, y aprovechar a aquellos asociados que llevan más de 20 años trabajando para Honda de México. Muchos de estos son expertos provenientes de Guadalajara y muchos de estos se cambiaron a Celaya para compartir su conocimiento con los nuevos asociados.”

Y es que tal como lo mencionó el Ingeniero Báez, la producción de Celaya se vistió de gala entregando la unidad un millón, misma que correspondió a un modelo HR-V con especificaciones para el mercado europeo.

A pesar de que el camino hacia la unidad un millón comenzó lento, la constancia y arduo trabajo de todos los asociados ha permitido que la producción de Honda de México tome un ritmo firme y constante.

Por su parte la planta de Celaya se convirtió en la 8ª fábrica automotriz para Honda en Norte América desde que comenzó la producción de Fit en el 2014; y meses más tarde comenzó la exportación hacia Estados Unidos y Canadá. Años más tarde Celaya aumentó su producción sumando la HR-V a sus líneas de ensamblado. En México, dicho modelo ha sido muy bien recibido tras abrir un nuevo segmento en el país.

Asimismo, en tan solo dos años, Honda de México ha abierto una nueva planta de ensamble, una planta de transmisiones y ha arrancado con la producción de dos nuevos vehículos. Todo lo anterior con la finalidad de satisfacer la demanda actual del mercado nacional y contribuir con la estrategia global de los japoneses.