Al momento

Llega nuevo Mercedes Clase E200 desde los 769,000 pesos y 20 km/l

Tuvimos oportunidad de conocer y conducir la nueva generación del Mercedes Clase E, que llega a México a partir de ya, a unas semanas de apenas ser presentado en Europa, lo que hablar de la importancia de nuestro mercado para el fabricante. La marca germana de un brinco considerable en términos de calidad de materiales, carga tecnológica, equipamiento, calidad de marcha y mecánica. ¿Cuándo te hubieras imaginado que un Clase E, el sedán mediano de lujo de la casa germana, tendría como motor de lanzamiento un cuatro cilindros turbo? La evolución en las mecánicas hoy en día es impresionante y como muestra tenemos esta opción de 184 caballos pero que, ligada a una nueva transmisión de nueve cambios denominada 9G-TRONIC, nos entrega un auto de un comportamiento dinámico sin compromisos.

Evolucionado

El diseño va de la mano con la nueva familia de Mercedes, siguiendo los pasos de sus hermanos Clase S y Clase C, pero en donde realmente tenemos una evolución significativa, sobre todo de percepción en términos de calidad y carga tecnológica, es en el interior.

Hay piel de la mejor calidad, plásticos innegablemente Premium, controles en aluminio de muy buen tacto y un aporte considerablemente bueno en términos tecnológicos vía una pantalla enorme para cluster de información (opcional) o la pantalla central —que vale mencionar que no es touch, la marca no quiere distracciones— para visualizar el funcionamiento del aire acondicionado, multimedia para conexión USB, bluetooth o vía Android Auto/Apple Car Play, sistemas de control del auto como iluminación interior (hasta en 64 colores diferentes y con intensidad variable adelante y atrás), cámara de reversa que por cierto tiene un modo wide angle con una calidad de definición al nivel de GoPro, sistema de estacionamiento automatizado o una librería de apps exclusivas del fabricante.

La consola central tiene un par de enormes huecos para guardar celulares y otra más con entradas USB para conectar el Smartphone vía Android o Apple, que por cierto, funcionan muy bien.

Se incluye muchas maneras, hasta cuatro modos para acceder a las funciones del auto. Hay dos principalmente, con una perilla para controlar las funciones, que ofrece además dos botones, de menú y back; ahí mismo hay un control táctil para controlar lo mismo como un mouse de ultima generación, también hay botones sobre la consola para entrar a los grandes menús del sistema y además, en el volante, se agregan controles táctiles para manipular, con la mano izquierda el cluster central y del lado derecho la pantalla central, igual que los mandos centrales. La marca asegura que se hace de este modo, primero, para que el conductor nunca quite las manos del volante y segundo para que el copiloto también tenga acceso a las funciones del auto.

Cumplidor

Hemos conducido por la Rivera Maya, una zona que nos permite ir por rectas largas con algunos vados a muy buenas velocidades de la mano de todo un equipo que ha dispuesto las condiciones para poder hacerlo. El 4 cilindros de 2.0 litros entrega 184 lb/pie y 221 lb/pie de torque, suficientes para mover al Clase E, un enorme sedán de casi 5 metros de longitud y 2 toneladas de peso.

Se agrega cinco modos de manejo o respuesta que tienen un setting particular en motor y dirección llamados Sport, Sport+, Confort, Eco e Individual. La diferencia entre ellos en esta ocasión ha sido difícil de percibir por las condiciones de la ruta y ritmo de conducción, pero la marca promete diferencias perceptibles.

Se nota que es un bastidor preparado para recibir mucha más potencia. A finales del año o principios del siguiente llegarán los E400 y más adelante E43 y E64S AMG, que pueden alcanzar los 575 caballos de potencia, así es que la solidez del bastidor no está en juego. Es un auto que se mueve como tren en los caminos, inspira enorme confianza y permite una conducción a buenos ritmos de manera sumamente relajada.

Los opcionales son interminables. Destaca, por ejemplo, un paquete de seguridad o de sistemas destinados a una conducción más segura como un radar que permite mantener la velocidad e incluso frenar el auto para evitar colisiones; también reconoce hasta 1,000 figuras posibles de personas para también evitar atropellos; ayuda a mantener el auto dentro del carril; agrega también luces de led con 84 diodos cada faro para realizar miles de combinaciones y automáticamente evitar deslumbramientos a los autos que vienen en sentido contrario y un techo panorámico, además de paquetes visuales AMG que tanto éxito han tenido.

Techo panorámico, la pantalla del cluster de información, dos versiones de equipo de auto Burmeister con 13 bocinas o bien un sonido 3D con ¡23!; completan diferentes acabados entre ellos madera en mate, que personalmente, me encanta.

The new E-Class Press Test Drive, Lisbon 2016

Mercedes, que ha tenido un muy buen inicio de año con reportes de crecimiento de doble dígito (en mayo crecieron un 21%) tiene en el E un producto que consolida a los sedanes de alta gama de casa, con un rango de precios que, entendiendo el segmento y el avance que representa este modelo frente a la generación anterior, son bastante atractivos: 769,000 en el modelo Avantgarde y 780,000 en el Exclusive, que no tiene diferencia alguna en términos de equipamiento.

La competencia no es fácil, pero esta nueva generación tiene muy buenos argumentos para hacerse ver, y mucho.

 

Motor: 4 cilindros, 2.0L, 184 hp

Transmisión: 9G-TRONIC

Consumo

Ciudad: 13.1 km/l

Autopista: 20.4 km/l

Combinado: 16.9 km/l

Cajuela: 540 litros

Precios: 769,000 Avantgarde; 780,000 Exclusive