Al momento

8 tips antiaccidentes

La mayoría de los accidentes son evitables, pero es la falta de precaución el principal motivo por el que suceden. Seguir unas simple recomendaciones te ayudara a circular con mayor concentración y preparado a cualquier eventualidad.

Nuevos jugadores. Nuestras ciudades tienen cada vez más propuestas de movilidad que requieren espacios y condiciones propias para desplazarse. Debemos tomar en cuenta ello y revisar con detalle si la zona por la que vamos a circular ofrece este nuevo tipo de opciones, como carriles exclusivos para bicicletas o hasta pasos peatonales con preferencia. Si debemos modificar nuestro manejo ante estas opciones, no dudemos en hacerlo.

Sea respetuoso. La preferencia nunca es una garantía de paso. Puede haber conductores, motociclistas, ciclistas o peatones que no lo sepan, por lo que no está de más conducir a mejor velocidad y checar dos veces antes de cruza. Incluso en aquellos lugares en donde esté claramente señalizado. No importa quien tenga la culpa del accidente, lo importante es evitar ante todo sufrirlo.

No todo se ve. Los puntos ciegos son culpables, la mayoría de las veces de esos accidentes tontos, aquellos de “no te vi”, por no conocer los puntos ciegos del auto. Y más ahora con la convivencia de tantas opciones de movilidad es de vital importancia revisarlos y rechecar.

Sin violencia. Es verdad que las calles son cada vez más agresivas y complicadas, pero mucho depende de nuestra reacción para hacerlas más peligrosas o que todo quede un simple momento incómodo. Recuerda que aquel que reacciona violentamente lleva consigo una carga más que el simple tráfico y lo que busca es engancharse. No es contra ti, es contra el mismo.

Sin excesos. Una de las principales causas de los accidentes de tránsito es la velocidad. Nuevamente la prevención es clave; circula incluso por debajo del límite en zonas donde veas mucha actividad de oficinas o escuela. Nunca la prisa estará por encima de la vida de las personas o el evitar accidentes.

Dime a dónde vas… y por lo menos ya lo saben. ¿Usas las direccionales? Ten la cortesía de indicar tus próximos movimientos, ayudarás a que el tránsito sea más fluido y aunque algunos no te dejen pasar habrá quien agradezca tu buena conducción.

Concentrados. Si bien sabemos que el tráfico es cada vez mayor, manejar aun en situaciones de mucho tránsito con el celular en la mano solo aumenta el riesgo de accidente. Recuerda que hay otros actores como motos entre carriles, ciclistas y hasta peatones igual de apurados.

Cuida tu distancia. Se recomienda dejar por lo menos un par de autos de distancia respecto al auto que nos precede, aunque sabemos que eso es casi imposible en las grandes urbes, por ello es que demos estar todavía más atentos a nuestro alrededor: espejea por lo menos cada cinco segundos.