Al momento

BMW 330e y X5 xDrive40e, dos plugin hybrid con hasta de 46 km/l, llegan a México

Dicen que a río revuelto, ganancia de pescadores y con el tema de la contaminación en la Ciudad de México y los tumbos que dan las autoridades por resolverlo, los autos híbridos han ganado una relevancia particular gracias a que dadas sus características de contar con dos motores, uno de ellos eléctrico. Si no que le pregunten a Toyota que en solo un mes a vendido más de 400 Prius, todo lo que no vendió en un año.

Los híbridos pueden ser considerados autos más eficientes, por no querer llamarles verdes, porque no lo son. De hecho, hay híbridos que son mucho más contaminantes que algunos de gasolina que presumen de eficiencia, pero eso es otro tema que ya hemos tocado.

Checa cuáles son los autos más limpios y accesibles a la venta en nuestro mercado

Dentro de los híbridos, existe una corriente más nueva, aquellos que se ubican como a medio camino entre un auto de gasolina y un eléctrico combinando con mayor efectividad ambos trenes motores: los plugin, aquellos que se conectan a la luz para ofrecer verdaderos rangos de movilidad electrificada y no solo como asistencia. Éstos pueden mejorar hasta en un 60% el consumo frente a su similar de gasolina y reducir, en mayor medida, las emisiones contaminantes. Son, hoy en día, me parece, la solución más sensata e ideal para las características e infraestructura de nuestro país, pues cumplen con tres puntos importantes: no hay que pagar un exagerado sobreprecio si los comparamos frente a los eléctricos, claro está; contamos con total independencia de movilidad, es decir, no estamos obligados a cargarlo a la luz para seguirlos usando y , por último, sí representan una verdadera solución en reducción de consumo y emisiones contaminantes frente para nuestras calles.

BMW_330e_09

Preciazos para una nueva tecnología

Con todo ello detrás, BMW decide aventurarse y ofrece en México dos variantes de sus modelos iPerformance, el sedán Serie 3 con la versión 330e y la SUV X5e. En ambos casos se recurre el empleo de un pequeño motor de gasolina de 4 cilindros y 2.0 litros altamente eficiente (y potente, 184 hp para el Serie 3 y 245 caballos para la X5), al que se le suma un paquete de baterías más grande que en los híbridos convencionales y un motor eléctrico también de características potentes (88 hp para el sedán, 111 hp para la camioneta).

A esto se le suma la experiencia de la marca en captura de energía a través de su concepto EfficientDynamics que utiliza desde hace varios años, junto con la electrónica para crear mejores sistemas. Donde está el verdadero valor de estos autos es en su manejo citadino, pues el 330e promete hasta 47.6 km/l de consumo combinado y es que en ciudad podemos conducir hasta una distancia de 40 km de manera completamente eléctrica gracias a un paquete de baterías de iones de litio de 5.7 kWh y a una velocidad máxima de 125 km/h. El paquete de baterías se carga en 3 horas y 15 minutos de una conexión normal de casa. La autonomía, de acuerdo con la marca, puede ser de hasta 600 km. Al final, todo el conjunto entrega 252 hp de potencia que le permite acelerar de 0 a 100 km/h en tan sólo 6.1 segundos. Muy buenos números de corte deportivo.

El 330e viene con tres modos de manejo exclusivos para el híbrido. El primero se denomina eDRIVE que gestiona de manera automática la combinación los dos motores, dándole preferencia de uso al eléctrico. El segundo es el MAX eDRIVE que da prioridad al uso de la energía eléctrica y completa el SAVE BATTERY que intenta que el motor de gasolina genere más carga a la batería o aumentarla hasta llega al 50% de carga. Dichos modos se suman a los tres de manejo que la marca incluye en todos sus modelo SPORT, CONFORT Y ECO PRO.

Completa todo el desarrollo el sistema ConnectedDrive, que utiliza el sistema de navegación GPS para optimizar al máximo el uso de la energía eléctrica, pues éste puede prever el cruce por zonas urbanas o pendientes prolongadas para activar el sistema de recuperación de energía o el uso del motor eléctrico dependiendo de las condiciones. Esta opción también se agrega en la X5.

Su precio, 724,900 pesos le colocan como el mejor híbrido del mercado por desempeño, consumo, rendimiento de manejo eléctrico y la calidad general del producto, pero es, además, una de las mejores compras dentro de la marca y el modelo, puesto que la versión similar, la 330iA Luxury Line cuesta 649,900 con un consumo de 17 km/l (y sin el beneficio de circular diario).

Sólida y eficaz

Por su parte, la X5 también cuenta con modos de manejo para la plataforma híbrida, como el MAX eDrive que, si tenemos una buena carga de batería, echa mano sólo del motor eléctrico para moverse en ciudad hasta 31 km y una velocidad máxima de 120 km/h. El modo SAVE Battery activa el modo de recuperación de energía tomando más energía del motor de gasolina. En cualquier modo el reparto de torque se hace manera automática a ambos ejes y se mantienen los modos de manejo que permiten gestionar la respuesta del motor, acelerador, caja, dirección, aire acondicionado y suspensiones. El consumo combinado que ofrece es de 32.2 km/l. Espectaculares.

Para el sedán la cajuela se afecta un poco, pues reduce el espacio para carga a solo 370 litros, pero que son suficientes para algunas maletas, para le X5 ni se percibe si existe alguna reducción. Las baterías son de iones de litio, de 6.8 kWh y se pueden cargar de una conexión de casa en aproximadamente unas seis horas.

BMW_330e_01

La X5 tiene un precio 1 millón 99,900 pesos, también muy atractivo como versión dentro de la marca, pues el modelo similar en potencia arranca en 914,900 pesos con un consumo de 11 km/l.

Vaya, en ambos casos, el sobreprecio por ser un vehículo híbrido, con un paquete de baterías de última generación, buenos rangos de movilidad electrificada y consumos sobresalientes, es de alrededor del 11% en el Serie 3 y un 18% en la X5; nada que ver con los 30 o hasta 40% de los híbridos del pasado, frente a las versiones normales y sin la capacidad y efectividad de la movilidad híbrida que ofrecen estos modelos.

Sin queja

Como buenos BMW su desempeño no tiene queja; de hecho, llega a ser muy deportivos cuanto tenemos el paquete de baterías con una buena carga, pues al exigirles, tienen un boost eléctrico con una respuesta inmediata. Por desgracia la prueba no pudimos evaluar el desempeño eléctrico puesto que las baterías estaban descargadas y el trayecto fue puramente carretera. En breve tendremos oportunidad de evaluarlos en donde mejor se desempeñan y podremos conocer de lo que son capaces de hacer en pro de la eficiencia de combustible.

 

BMW 330e

Motor gasolina: 4 cilindros, 184 hp

Motor eléctrico: 88 hp

Potencia combinada: 252 hp

Consumo combinado: 47.6 km/l

0 a 100 km/h: 6.1 s

Precio: 724,900 pesos

 

BMW X5 xDrive40e

Motor gasolina: 4 cilindros, 245 hp

Motor eléctrico: 111 hp

Potencia combinada: 313 hp

Consumo combinado: 29.4 km/l

0 a 100 km/h: 6.4 s

Precio: 1,099,900 pesos