Al momento

Probamos Hyundai Santa Fe, una gran propuesta asiática por 504,900 pesos

Después de una semana de su presentación oficial en nuestro país, finalmente nos pusimos tras el volante del nuevo SUV mediano de la firma surcoreana, que a decir verdad, nos sorprendió tanto en materia visual como en mecánica y tecnológica.

Actualmente, Santa Fe se encuentra en su tercera generación y hace apenas un par de meses se sometió a una ligera pero interesante actualización estética. Recordemos que el primer modelo de este familiar salió al mercado en 2001, su sucesor en 2005 y el que se vende actualmente se presentó oficialmente en el Salón del Automóvil de Nueva York en el 2012. Si analizamos cada generación, podemos afirmarles que la evolución que ha tenido este SUV con el paso del tiempo es radical.

Hyundai_SantaFe_04

Estructura visual

Uno de los puntos más interesantes en Santa Fe es lo bien que su casa armadora ha logrado terminar el esquema de diseño externo. Resulta muy agradable a la vista y dinámico cuando se ve en movimiento.

Destacan las líneas delanteras y las entradas de aire mejor colocadas respecto a las generaciones anteriores. También la incorporación de luces diurnas LED en la parte baja del paragolpes y los rasgos deportivos de la parrilla central.

Por otro lado, en el eje posterior, las calaveras con tecnología LED hacen un gran equipo con el diseño de la cajuela, mientras que los rines de 19 pulgadas terminados en un tono gris obscuro aportan dinamismo. Asimismo, Santa Fe es construido con acero de alta resistencia, que mejora la distribución de cargas ante cualquier impacto.

El habitáculo de Santa Fe es espacioso, equilibrado, seguro bien equipado y confortable. Encontramos una pantalla táctil a color de siete pulgadas, cámara de reversa con sensores traseros, techo panorámico, un sistema de navegación bastante intuitivo y un cluster de instrumentos con una pantalla LCD de 4.2 pulgadas con regulación de elementos interiores, control de música y computadora de viaje. Asimismo, Hyundai monta siete bolsas de aire y, diversos sistemas de seguridad como control electrónico de estabilidad, monitoreo de punto ciego, frenos ABS con asistencia de frenado, distribución electrónica de frenado y un asistente para descenso en pendientes.

HYUNDAISANTAFE-AUTOLOGIA-1

¿Cómo se maneja?

Si bien es cierto que este SUV puede utilizarse tanto para ciudad como carretera, donde realmente se disfruta del motor turboalimentado es en terrenos de velocidades altas. El impulsor cuatro cilindros 2.0 litros monta un turbocompresor de doble entrada con tecnología GDI (inyección directa) que lo hace llegar hasta los 240 caballos de potencia y 260 libras/pie de torque máximo. La caja es una de accionamiento automático con seis velocidades que tiene una transición entre marchas fluida.

En ciudad nuestra sensación fue muy parecida a la de estar tras el volante de su hermana menor Tucson. El motor reacciona sin complicaciones a los requerimientos de nuestra ciudad, aunque eso sí, al tener que cargar 2,270 kilogramos el consumo de combustible es de cuidado. Sin embargo, las características de nuestras calles no fueron problema gracias a que la marca consiguió tener un buen equilibrio entre suavidad y rigidez de suspensión y la altura respecto al suelo es muy correcta. El esquema filtra correctamente las irregularidades del camino, mientras que el trabajo de insonorización es destacable.

Santa Fe llega como una opción fresca a nuestro mercado, que además de seguir la filosofía de la marca asiática, entrega al mercado prestaciones que son muy atractivas por 504,900 pesos. El diseño está muy bien logrado y el motor turbocargado aporta en dinamismo.

MOTOR: L4 2.0 litros turbo de 240 caballos

TRANSMISION: Automática de seis velocidades con modo manual

CONUSMO MEDIO: 12.3 km/L

PRECIOS Y VERSIONES: Sport 2.0T – 504,900 pesos

RIVALESAUTOLOGIA-1

Rivales

Aunque Santa Fe se podría relacionar con un SUV para siete pasajeros, a nuestro mercado llega por el momento con carrocería de dos filas. Enfocándonos en su tamaño, en su nivel de potencia y en su equipamiento interno, Santa Fe compite directamente con Ford Edge y Jeep Cherokee.

Ford Edge

Ford consigue un producto muy masculino, y lo decimos así porque por donde se le mire tiene todo lo que nos gusta: líneas sólidas y tecnología que se nota en cada detalle con las pantallas led para la consola central y el cluster. En relación a Santa Fe, Edge tiene opciones en motores y equipamiento. Hay opción de un mecánicas turbo y también de seis cilindros.

El equipamiento en las versiones más equipadas de Edge está por encima del producto de Hyundai, aunque también el precio se incrementa hasta 100 mil pesos. Asimismo el SUV de Ford parece tener un enfoque más deportivo, que supera por casi 60 caballos a Santa Fe.

Jeep Cherokee

El ejemplar de la automotriz estadounidense también tiene opciones en tren motriz y en equipamiento, aunque sentimos que su estructura se ve rebasada por Santa Fe en términos tecnológicos, de diseño y eficiencia. Cherokee puede montar motores cuatro cilindros y un V6 para la opción más equipada.

El equipamiento interno es similar al de Santa Fe, pero a nuestro parecer Cherokee necesita actualizarse con diversos elementos tecnológicos y materiales que mejoren en conjunto de confort interno.