Al momento

Volkswagen CrossGolf 2017 aterriza en México: precios y detalles

Es bien sabido que en nuestro país las SUVs viven uno de sus mejores momentos en cuanto a ventas y popularidad en general, pues son muchos los compradores potenciales que buscan más espacio en sus autos y una altura sobre el suelo magnificada que les de cierta resistencia a los caminos irregulares que abundan en nuestro país.

VW Crossgolf 2016.jpg

Por eso, la marca germana presenta al nuevo CrossGolf que será lo más cercano que tendremos al Sportwagen que se vendió en la generación anterior, sin embargo, este nuevo auto es 10mm más alto y recibe detalles estéticos como las fascias en color negro que le dan un ‘look’ aventurero similar al de un SUV, pero con el manejo ágil y dinámico de un Golf convencional.

CrossGolf-8

El motor que usará será el mismo 1.4L turbocargado y con inyección directa de combustible que vemos en el Golf hatchback y se asociará únicamente con una transmisión automática DSG de doble embrague y 7 escalones que le permitirán aceleraciones y respuestas más que correctas en un automóvil de orientación familiar y consumos de hasta 24.5km/L en autopista.

El cuanto a equipo y tecnología, contará de serie en su única versión con pantalla táctil y conectividad para teléfonos Android o Apple, asientos forrados en Leatherette, computadora de viaje, mandos al volante y control de velocidad crucero, se podrá pedir con techo panorámico como opción por $15,000 adicionales. Al tratarse de una carrocería tipo guayín, crece 32 cms de largo respecto al hatchback y con ello también aumenta la capacidad de carga en el maletero, de 380L en el hatchback hasta 605L con los asientos traseros en su lugar.

VW_CrossGolf_Int_02

Estamos por conducir esta nueva variante del tan emblemático hatchback así que quédense al pendiente de nuestra actualización para conocerlo más a fondo y con nuestras impresiones de manejo en ciudad y autopista.

Cómo se conduce

En términos prácticos, honestos y reales, como cualquier Golf con lo que eso se significa: buena calidad de marcha, sólida, bien insonorizada y de la mano de un tren motor que ha demostrado su confiabilidad y efectividad. El 4 cilindros tiene un empuje constante, no es brutal, no hay aceleraciones bestiales, pero no desfallece, es efectivo, responde al momento y nos permite rodar a velocidades realmente altas sin notar un sacrificio o falta de potencia. Además, el consumo es bueno aun y con el pie pesado. La caja de siete relaciones de doble embrague cumple para un manejo relajado, no tiene un foco deportivo aunque el modo sport se pone las pilas si vamos por un camino montañoso y queremos exprimir hasta el último caballo al 1.4 litros. Se agradece que la suspensión posterior sea de cuatro brazos, lo que permite el eje posterior siga adecuadamente las indicaciones del volante. Es fiel y el exceso de dimensiones posteriores no le hacen que se sienta de mayor tamaño, todo lo contrario. Los beneficios de la conducción del Golf con el espacio de una camioneta.

La posición de manejo es fácil de encontrar, tenemos reglajes de ocho posiciones (manuales) y no importa el tamaño, cualquiera encuentra la más cómoda; ayuda mucho el reglaje de altura. Atrás el espacio es justo para cinco adultos. en mi caso, que soy alto, echo el asiento hasta atrás y queda reducido el espacio para rodillas, pero en lo que respecta a medidas para hombro y cabeza, estamos resueltos. Además, mucho colabora esta versión el techo panorámico para aumentar la sensación de habitabilidad.

Hay un detalle interesante, que suma el sistema de start&stop que colabora en los consumos sobre todo en ciudad, un detalle que se agradece pues incluso los SUVs compactos que, por orientación, tamaño y precio (en las versiones de entrada) serían los rivales directos, no lo ofrecen. Mismo caso para el techo panorámico, un plus que se encuentra en camionetas por más de 400 mil pesos y el resto del equipamiento, honestamente no es malo, es más que cumplidor. Si bien no se incluyen faros de xenón o luces diurnas de LED, climatizador o equipo eléctrico, contamos con todos los controles de asistencia como ABS, ESP, ASR, siete bolsas de aire, sistema de monitoreo de presión de los neumáticos, rines de 17 pulgadas de aluminio y en la versión con este color Hot Orange, las vestiduras son en negro con costuras color naranja. Un detallito que se agradece.

Por dentro los materiales son en su mayoría plásticos suaves al tacto y se agregan plásticos de buen armado tipo aluminio cepillado que le generan una buena sensación. El volante es de piel con multifunciones (muy completo) y también contamos con la opción de conectar nuestros smartphones vía Apple Car Play o Android Auto, una función muy valiosa para controlar llamadas, mensajes de texto o whatsapp (solo Android) e incluso apps de música como Spotify o TuneIn Radio, por citar algunos.

En breve tendremos la oportunidad de hacer una prueba a mayor detalle, por el momento nos parece que VW apuesta a un segmento que si bien no es popular en nuestro mercado, suma argumentos de equipamiento y manejo/mecánica que lo vuelven atractivo para quienes buscan un familiar y no están clavados con la idea de una camioneta.

 

Motor:

L4 1.4L TSI, turbocargado con inyección directa, 150hp @4,500rpm y 184lb-ft @1,500rpm, caja manual de 6 velocidades o automática de doble embrague DSG de 7 velocidades

Precios:

CrossGolf – $344,900 (+$15,000 techo panorámico)

Volumen en cajuela|asientos abatidos:

610L|1620L

Consumo estimado (km/L):

Combinado – 18.6

Autopista – 24.5

Emisiones CO2 (g/km): 150