Al momento

Análisis Especial: NOM 194, carencias y retraso en seguridad en México; la comparamos con EUA

Bien, hoy se hizo oficial la NOM 194 (norma oficial mexicana) que obligará a las armadoras a que todos los autos nuevos que se vendan en territorio mexicano cuenten, al menos, con doble bolsa de aire frontal y sistema de frenos antibloqueo y, aunque pueda parecer que esto es una buena noticia debemos aclarar que no lo es del todo ya que deja fuera algunos aspectos igualmente importantes en cuanto a seguridad respecta. Adicionalmente, esto será obligatorio hasta dentro de 54 meses, plazo larguísimo que permitirá a algunas armadoras seguir produciendo y comercializando en México autos que pueden considerarse inseguros en este tiempo.

¿En qué posición nos coloca como país preocupado por la seguridad? Primero que nada, lejos de los de primer mundo al menos por un par de décadas y con un gobierno laxo, proteccionista, que no quiere tomar responsabilidad ante un tema que es urgente, de salud pública.

seguridad-poderconsumidor3

 

Para dimensionar el tema, nos vemos obligados a compararnos. En nuestro vecino país del norte, la NHTSA (Administración Nacional de Seguridad del Tránsito en Autopistas) tiene una lista de normativas  vigentes desde hace unas décadas. Creemos que esta nueva regulación debió incluirlas y más tomando en cuenta el plazo que se les dio a las armadoras para regularizarse, sin embargo, no se incluyen; podemos decir que la NOM 194 nos pone aproximadamente 25 años por detrás en materia de seguridad.

Las normas más importantes en Estados Unidos que no tendremos en México

Hacemos un pequeño recuento para que ustedes, queridos lectores, comprendan de qué estamos hablando. La seguridad de un auto no sólo implica sistema de seguridad activa como los ABS, ESP y demás, o pasiva como las airbags, no, hay mucho más todavía. Por ejemplo, la normativa 201 de la NHTSA regula que, al momento de un impacto, los componentes interiores tales como tapa de guantera, parasoles y descansabrazos deben ser lo suficientemente resistentes para permanecer en sitio, evitando lesiones potenciales a los ocupantes y la NOM 194 no lo considera.

También se menciona que las cabeceras deben incluirse para todas las plazas con un diseño tal que no solo se limiten a proveer confort a los ocupantes, sino que, en el caso de un impacto, estas puedan reducir la probabilidad de lesiones cervicales en los ocupantes. Tampoco se menciona en la NOM 194.

Los estándares 203 y 204 de la NHTSA, hacen mención a que los mandos de dirección se desplacen hacia adelante para que en un impacto frontal se reduzcan las posibilidades de lesiones faciales, de cuello y pecho, en la 203, mientras que en la 204 limita es desplazamiento hacia atrás del mando. Estos sistemas no se incluyen en la nueva NOM 194 y según el organismo especializado en EUA son vitales para evitar lesiones fatales; ojo, en Estados Unidos esta regulación se hizo efectiva desde 1981 y 35 años después no se incluye en México.

seguridad-poderconsumidor4

 

 

Las normas 205 y 206 traen a la mesa un punto importante: que durante un impacto los vidrios y puertas sean lo suficientemente resistentes como para evitar que los ocupantes salgan despedidos al exterior, están vigentes desde 1972.

Incluso está regulada la instalación de los sistemas de retención, tales como el cinturón de seguridad, asientos y ajustes para sillas de bebé, con el fin de asegurar que no sólo se monten en todos los autos, sino que se maximice y efectividad y se reduzca la posibilidad de falla en los sistemas. Como se imagina, la NOM 194 tampoco la incluye.

La norma 208, especifica que los cinturones de seguridad deben ser probados con modelos antropomórficos, es decir, con las dimensiones y pesos de un humano real, para asegurarse de que funcionan con personas de diferente talla o peso.

El estándar 214 nos parece especialmente importante ya que habla de impactos laterales, cosa que la NOM 194 ni siquiera menciona. Los autos deben de comportarse de cierta forma que se considera segura o sólida en una simulación de impacto lateral. La NOM 194 no obligará a las marcas a incluir bolsas de aire laterales lumbares o de tipo cortina, solo frontales y sabemos que, en realidad los golpes no son solo frontales.

seguridad-poderconsumidor6

También en Estados Unidos existen regulaciones que estandarizan la resistencia del techo para que en una volcadura los ocupantes permanezcan seguros, evitando accidentes fatales.

 “Por primera vez se tuvo la oportunidad de actualizar el nivel de seguridad de los autos que se comercializan en México a niveles similares a los estándares de seguridad de Europa y EEUU, sin embargo, desgraciadamente se ha perdido esta primera oportunidad y en su lugar quedó una norma regresiva que debilita la capacidad de regulación del gobierno”.- Stephan Brodziak, coordinador de seguridad vehicular.

Finalmente, la normas 301 y 302 establecen que los tanques de combustible deben de tener cierta integridad para evitar fugas cuando se produzca un impacto y reducir las probabilidades de incendio o explosión. También se regula la inflamabilidad de los plásticos interiores, asegurando que estos cuenten con retardante anti-incendios para que el fuego se expanda rápidamente en el evento de uno.

Otras fallas de la NOM 194…

  • No será obligatorio el control electrónico de estabilidad, que, tras los cinturones de seguridad, son la tecnología que más vidas salva y por ello se le conoce como el ángel de la guarda del conductor. El ESP es capaz de corregir la trayectoria tras una maniobra brusca como un conductor difícilmente podría hacerlo. Este sistema es obligatorio en EUA desde 2012 y en Europa desde el año 2014.
  • Tampoco serán obligatorios los sistemas de retención infantil y se estima que la primera causa de muerte en infantes de entre 5 y 9 años son los accidentes de tránsito.
  • No se regulan los sistemas y aditamentos para protección a peatones (defensas especiales, cofres de especial diseño para evitar lesiones) y estos sistemas ya son obligatorios en Europa. Se estima que el 52% de las fatalidades en accidentes de tránsito son peatones

Las armadoras tienen la última palabra…

Numeral 6, apartado 4 de la NOM 194

“…en ningún caso, la Secretaría solicitará a los Corporativos realizar segundas pruebas o certificaciones de los dispositivos o sistemas de seguridad regulados que cuenten con informes de resultados o certificados emitidos por laboratorios de pruebas o por los organismos extranjeros de tercera parte reconocidos en otros países.” explica.

Esto obligará al gobierno a aceptar los resultados de las pruebas que realicen las armadoras, sin poder cuestionarlos o exigir se realice un segundo experimento, este apartado es contrario a lo que especifica la norma estadounidense, que si permite dudar de la veracidad de la información que provean las marcas para realizar segundas pruebas.

seguridad-poderconsumidor2

Es verdad que la gran mayoría de los vehículos que se venden y producen en el país, se exportan a diferentes partes del mundo (Estados Unidos en mayor parte) en donde vemos que hay regulaciones muy estrictas que se tienen que cumplir. La gran queja a estar norma es, primero, a una aplicación dentro de muchos años que no representaría para las marcas un esfuerzo hoy en día para cumplirla. Prácticamente para ese entonces habrán cambiado de generación un alto porcentaje de los autos que se vendan en México. Y segundo, que el contenido exigido sea tan bajo y tan pobre, cuando en el país contamos con una de las peores infraestructuras viales, en donde las licencias se compran como un paquete de tortillas y carecemos de una cultura vial sólida. La tecnología está para ayudarnos y podría solventar en alguna medida las carencias que tiene el gobierno en educación e infraestructura.

La última palabra finalmente la tienen los compradores. En Autología trabajamos todos los días para crear conciencia y orientar a los compradores a que elijan la mejor compra, productos con buen valor por su dinero no solo por diseño, calidad o equipamiento, sino también en seguridad. Un comprador informado, es un comprador inteligente.