Al momento

Más allá de los eléctricos: Tesla contamina 20% más que un BMW, según estudio

El tema de los autos eléctricos y la movilidad limpia es multifactorial. Deben convivir muchos elementos al mismo tiempo para lograr que las emisiones contaminantes se reduzcan en todas las etapas de un automóvil: desde su fabricación, pasando por su uso y hasta el reciclaje de baterías y elementos. Si bien es cierto que los eléctricos dejan de emitir contaminantes en las ciudades, como toda fuente de energía, la electricidad se genera de diferentes maneras y, una de ellas, es altamente contaminante: termo y carboeléctricas, quemando hidrocarburos y carbón principalmente, un proceso altamente contaminante.

Un reciente estudio hecho por el analista Neil Beveridge, de la empresa Sanford C. Bernstein, Bloomberg, pone al rojo vivo el debate tras confirmar que después de 150,000 km de uso en la ciudad de Hong Kong, un Tesla Model S generaría indirectamente 20% más contaminantes a la atmósfera que un BMW 320i. Así de fuerte el tema y es, principalmente, por cómo se genera la electricidad en Hong Kong: más del 50% de esta mediante carbón. Este estudio surge debido al alto interés del gobierno para incentivar la vente de autos eléctricos. El estudio, publicado la semana pasada, indica que “los autos eléctricos solo tienen sentido en donde la generación de electricidad marca una reducida dependencia del carbón”.

Termoeléctrica de Manzanillo. Tomzap

Termoeléctrica de Manzanillo. Tomzap

Neil Beveridge utilizó un Nissan Leaf y Tesla Model S para el estudio y concluyó que el Tesla, después de 150,000 km de uso genera 4.4 toneladas métricas de dióxido de carbono más que un BMW 320i. El tema tiene muchas vertientes: Tesla no es culpable de cómo genere su energía aquel país, entre más verde sea la generación del energético, mejores los resultados ofrecerán los eléctricos, pero en términos prácticos, estamos pagando un sobreprecio por una tecnología de última generación que termina siendo mucho más contaminante que un auto de lujo que también apuesta por lo último en motores de combustión interna. Entonces, ¿qué tan verdes y coherentes somos como clientes? Insistimos, tiene un amplio debate multifactorial.

¿Y en México?

Pues las cosas no son menos agravantes. Nuestro país muestra un rezago importante en la materia. De acuerdo con el INEGI, generamos el 62.8 de nuestra electricidad mediante la quema de hidrocarburos (55.6%) y carbón (7.2%) que da como resultado altas emisiones contaminantes a la atmósfera.

Captura de pantalla 2016-04-27 a las 9.03.03

Es claro que hay mucho por avanzar en esa materia, así es que de la mano de creación y desarrollo constante de incentivos para la llegada de las últimas tecnologías limpias a nuestras calles, debe contarse con una política federal que modifique paulatinamente el cómo se genera nuestra electricidad. Parece fácil, ¿no?