Al momento

Llega a México el Volkswagen Beetle Dune por 406,900 pesos, lo probamos y te decimos cómo se comporta

Volkswagen de México introdujo la nueva versión de uno de sus modelos más emblemáticos, el Beetle. El Dune se distingue de las versiones ‘Turbo’ en las cuales se basa gracias a detalles estéticos exteriores como lo son las fascias específicas delanteras y traseras, pasos de rueda ensanchados para una apariencia más vigorosa y fuerte y colores únicos para esta versión. También estrena nuevas calaveras de LED que con el tiempo comenzaremos a ver en otros modelos y rines de diseño especial con detalles al color de la carrocería. En el interior nos sorprenden detalles color Amarillo Sandstorm en tablero, puertas y asientos, estos últimos tapizados con Leatherette y tela. Cierran con broche de oro un volante de fondo plano con distintivo ‘DUNE’, los materiales de buena manufactura que encontramos en el resto de la gama y los ensambles sólidos a los que ya nos tiene acostumbrados la marca de Wolfsburg.

Beetle Dune 21

A diferencia del Baja Bug Tipo 1 de la década de los 1960s, auto en el que se inspira, el nuevo Dune no gana altura respecto al piso y la suspensión es la misma que la que nos encontramos en Beetle Turbo convencional, se mencionó durante la presentación que debido a las condiciones de nuestras calles, los Beetle normales ya son 15mm más altos que las versiones europeas y estadounidenses y que en esos mercados el Dune si ganó 15mm respecto a las versiones convencionales pero como los Beetle para México ya son más altos se optó por dejar la suspensión intacta para mantener los buenos modales que exhibe este chasis en caminos sinuosos.

Impresiones de manejo

Tuvimos oportunidad de poner a prueba el nuevo Beetle Dune y a sus ya citados buenos modales en La Rumorosa, una de las carreteras más especiales que tiene nuestro país y que se encuentra entre Mexicali y Tijuana, en el Estado de Baja California Norte y debemos decir que la respuesta del conjunto nos sorprendió y nos dejó sensaciones muy positivas, el auto gira y frena con el típico aplomo de un Volkswagen y eso nos parece muy bueno ya que la firma germana siempre se ha destacado por la puesta a punto de sus suspensiones y direcciones.

Beetle Dune 4

La dirección es directa y precisa, es decir, una vez que nos acostumbramos a ella es muy sencillo trazar la línea que deseamos seguir para superar curva tras curva y si nos excedemos, nos permite hacer correcciones de giro a medio camino con serenidad y sin que sea necesario que intervengan las asistencias electrónicas que, por cierto, no pueden ser apagadas. La marcha nos da una sensación de seguridad y sin ser dura en caminos irregulares suma para que este auto se comporte como lo hace en carreteras reviradas.

El motor es el ubicuo 2.0L TSI de cuatro cilindros de tercera generación que acelera con energía y empuja en todo el rango de revoluciones, desde muy abajo con un retraso de la turbina prácticamente imperceptible y hasta el corte de inyección que ocurre pasadas las 6,500rpm. Este motor que nos parece fantástico encuentra a su mejor socio a la hora de cambiar de marchas y es que la única transmisión disponible para el Dune es una DSG de doble embrague con seis engranajes que cuenta con modos de manejo normal (Drive), Sport y manual y fue la última la que encontramos más adecuada para nuestra ruta de conducción porque, a través de las paletas de cambio al volante es posible hacer cambios rápidos e incluso iguala las revoluciones del motor cuando cambiamos hacia abajo para ponerlo en su punto óptimo y tras una curva volver a empujar apenas vemos la salida. Este motor asociado con esta transmisión nos parece ser una de las mejores combinaciones del mercado y, sin ser tan agresivos en la entrega de torque como en el ya citado GTI, nos dejaron un excelente sabor de boca.

Beetle Dune 14

El equipamiento es vasto y fue muy agradable probar el nuevo sistema AppConnect que montan varios modelos de la firma, utilizamos Android Auto para reproducir música, hacer llamadas e incluso enviar mensajes utilizando únicamente la voz, todo el sistema de info-entretenimiento es sencillo de usar, adicionalmente, los menús y submenús son intuitivos y amigables con el usuario. Si conectamos un dispositivo Apple el funcionamiento con CarPlay resulta igualmente amigable. La pantalla que se monta entre el tacómetro y el velocímetro nos permite visualizar varios datos de la ruta como consumos, alcance, velocidad promedio y tiempo del trayecto y navegar entre ellos usando los mandos al volante. También se une el techo panorámico, un compañero agradable en un auto que está hecho para disfrutar de las sensaciones a techo abierto con la ventaja de que cuando se encuentra cerrado, filtra muy bien la luz solar para que no se vuelva incomodo estar al mando de este automóvil.

Precio: $406,900

Motor: L4 2.0 TSI turbo con inyección directa; 210hp @6,200rpm y 207lb-ft @5,200rpm

Transmisión: Automática doble embrague DSG de 6 velocidades

Consumo estimado (km/L): 13.3

Emisiones CO2 (g/km): 199

Esta versión Dune tiene un precio de $406,900 que la acercan a hatchbacks puramente deportivos como el SEAT León Cupra, Ford Focus ST y el mismísimo Golf GTI, aunque el enfoque del Beetle es completamente diferente. Si lo que buscas es recibir las mejores sensaciones deportivas puras por cada peso es probable que te convenga elegir uno de los ya citados hatchbacks, pero lo que realmente hace especial al Dune son los detalles y la posibilidad de acceder a un automóvil con un comportamiento dinámico ejemplar y con un diseño interior y exterior extrovertido aunque sacrificando algo de versatilidad. La propuesta es única en el mercado y combina un buen desempeño con un estilo diferente y es precisamente por eso que creemos algunos se decantarán por el Dune respecto a los hatchbacks deportivos mencionados.