Al momento

A prueba: Ford Edge 2016 y analizamos sus rivales

Ford presentó hace algunos años (2007), antes de las fuertes crisis que pasaría el mercado automotor americano, un concepto de producción denominado One Ford. El foco era apostarle a los productos globales tomando todo el expertise de sus diferentes oficinas por todo el mundo. Así surgieron todos los nuevos modelos que si en un principio les costó trabajo ejecutar y ser aceptados, hoy en día gozan de reconocimiento y poco a poco retoman el valor que deben. De hecho, con esta nueva generación, Ford comenzará a comercializar la Edge en Europa con una gama de motores diesel principalmente.

Ford_Edge_2016_Test_06

Perfectamente ejecutada

Dicho esto, como claro ejemplo tenemos la nueva Edge, un crossover que resume años de trabajo para ejecutar un producto que no tiene queja. Es una camioneta que se percibe antes que otra cosa como sólida. Muy bien terminada, con materiales de primera y un diseño que transmite con claridad la orientación hi-tech de este crossover. Todo funciona como debe, al momento, sin quejas.

Ford consigue un producto muy masculino, y lo decimos así porque por donde se le mire tiene todo lo que nos gusta: líneas sólidas y tecnología que se nota en cada detalle con las pantallas led para la consola central y el cluster. Encanta.

Ford_Edge_2016_Test_16

El equipamiento, evidentemente es uno de sus fuertes. Suma todo lo que un auto de corte premium suele ofrecer, como la asistencia activa de estacionamiento o Active Park Assist que le permite estacionarse sola tanto en paralelo como en batería, dirección eléctrica con asistencia variable, sistema de Preservación de Carril, asistente de punto ciego, cámara delantera de 180 grados, sensores de alerta de tráfico transversal (buenísimo cuando salimos de un estacionamiento, por ejemplo), iluminación interna, piel perforada con calefacción y ventilación, memoria para asientos y espejos y volante calefactable. También ofrece uno de los volantes más completos (como VW) para manipular prácticamente todo el auto, como la computadora de viaje y múltiples cosas más; sin embargo, el sistema de infotenimiento de MyFord Touch funciona de maravilla con los comandos de voz. Es el más preciso y efectivo de todo el mercado y podemos elegir hasta un destino en el GPS solo con nuestras órdenes verbales. Además, la apertura de la cajuela se hace con el modo “ábrete sésamo” mediante un sensor en la defensa que activamos con el pie. Estos son de los sistemas que uno extraña muchísimo cuando conduce otro auto.

Visualmente echa mano de rines de 19 pulgadas, faros HDI con función de luces altas automáticas, luces diurnas y calaveras de LED y un enorme techo panorámico. Como remate, suma seis bolsas de aire y cinturones de seguridad posteriores con airbag. Sobresaliente. No le falta nada.

Ford_Edge_2016_Test_13

Dinámica

El V6 es ya conocido en la marca y tiene fuertes argumentos de efectividad (por el momento no habrá opción con el motor Ecoboost, se reserva para Lincoln). No es el más eficiente ni tampoco el más potente, ya tiene sus añitos, pero la transmisión de seis cambios le ayuda a ser muy moderado en el consumo si no somos tan agresivos con el pedal. En una ruta citadina basta presionar levemente el acelerador para que rodemos en el orden de los 8 km/l. La caja de inmediato se mueve a la relación más larga disponible y poner el motor en el rango de las 2,000 rpm. Esto le ayuda a no ser tan apetitoso. Pero si queremos rodar aprisa, ofrece un modo sport que aviva las cosas y se percibe mejor mediante las paletas de cambio detrás del volante (tiene tres modos de manejo: automático, sport automático y sport manual). La caja es rápida y pronto rodamos a velocidades altas, sin percibirlo realmente. De nuevo, un conjunto sólido. El espacio es bueno para una familia de cinco miembros. La cajuela es decente, hablamos de 507 litros, nada mal para su tamaño (4.7 m).

Lo que más debemos agradecer a la marca es que todas las versiones (SEL, SEL Plus y Titanium) cuentan con el mismo propulsor y es meramente equipamiento lo que les diferencía en precio (478,000, 543,000 y 593,000 pesos). La inicial no cuenta con MyFord Touch aunque sí ofrece SYNC.

Ford tiene un producto sumamente atractivo para quienes quieren un crossover o SUV por encima de las camionetas más familiares, con elementos que reúnen todo el expertise de los últimos años en producir vehículos con un foco en la tecnología y calidad sin llegar a ser premium, ni costar como tales. Es el producto mejor terminado, equipado y efectivo que tiene hoy el fabricante americano en toda su gama de modelos. ¡Aunque aún no hemos manejado el Mustang!

 

Motor: V6, 3.5L, 280 hp

Consumo:

Ciudad 8.0 km/l

Carretera 11.4 km/l

Combinado 9.2 km/l

Cajuela:

Precio: 593,000 pesos

 

Los rivales

Este segmento es muy particular. No se pueden elegir rivales únicamente por su tamaño. Si así fuera, esta podría competir contra la nueva Equinox, por ejemplo, o una Honda Pilot, pero no. Se eligen por orientación: crosoover o SUV, motores más robustos y mayor carga tecnológica. De este modo, los rivales más directos son:

GMC_Terrain_2016

GMC Terrain Denali

La marca americana ofrece más bien un SUV que por tamaño, motorizaciones, orientación y precios es un rival directo. El motor es un V6 de 3.6L con 301 hp y precio de inicio, dentro del rango de Edge. Se ofrece en dos versiones y arranca en los 488,700 pesos. La calidad de materiales y ensamble se encuentra en el promedio, aunque dinámicamente es donde se queda detrás de Edge. El motor es muy efectivo, pero el resto del conjunto busca una orientación más anestesiada. No busca transmitir solidez, sino relajación a bordo. Donde resalta es en la cajuela, con 895 litros y el sistema de servicio OnStar que es una verdadera chulada.

 

Motor: V6, 3.6L, 301 hp

Consumo:

Ciudad 8.9 km/l

Carretera 15.8 km/l

Combinado 8.3 km/l

Cajuela: 895 litros

Precio: 525,700 pesos

 

Jeep-Grand_Cherokee_2011Jeep Grand Cherokee Limited

Reconocida como uno de los mejores crossover del mercado gracias, además de su calidad, por una enorme cantidad de opciones y posibilidades de salir del camino, cumpliendo con la herencia de la marca. No olvidemos que hay V8 e incluso una espectacular version SRT8 de 470 hp y una imagen espectacular.

Las versiones de Grand Cherokee que compite directamente contra la Edge son las dos con motor V6 de 290 caballos, ambas 4×2 (604,900 y 649,900 pesos). Es un poco más grande (4.8 m), los interiores son muy buenos en ensamble sobre todo, pero su mayor tributo es su manejo. Es sólida, confiable, respondona. En términos de equipamiento se queda un poco detrás de la Edge, pero ofrece, a su modo, un buena lista de sistemas que hacen la conducción más agradable y segura. Sin embargo, su gran aceptación realmente tiene su precio, pues es bastante más elevado que el de Edge.

 

Motor: V6, 3.6L, 290 hp

Consumo:

Ciudad 7.9 km/l

Carretera 12.9 km/l

Combinado 9.6 km/l

Cajuela: 457 litros

Precio: 604,900 pesos

 

VW Touareg 2015VW Touareg V6 FSI

Es un rival directo por orientación, tamaño y mecánica, aunque es más bien un SUV; sin embargo, el precio está por las nubes debido a que VW tiene en este producto un cúmulo de tecnología aplicada a la conducción, mecánicas mucho más modernas y unos materiales prácticamente de segmento premium. El equipamiento es elevado pero en infotenimiento queda un poco a deber frente a la Edge. Por dentro se respira la mejor calidad de estas tres, el motor es de última generación, igual que la caja Tiptronic de ocho relaciones. Su marcha es impecable, también la más sólida, respondona y efectiva y como no, es un bastidor pensado para modelos como el Porsche Cayenne, por ejemplo, de ahí el elevado precio.

 

Motor: V6, 3.6L, 301 hp

Consumo:

Ciudad 6.8 km/l

Carretera 12.5 km/l

Combinado 9.8 km/l

Cajuela: 580 litros

Precio: 844,400 pesos