Al momento

Salón de Detroit 2016: Chevrolt Bolt, el eléctrico accesible

Modelos como el Bolt EV no existen de la noche a la mañana. Este vehículo es resultado de millones y millones de kilómetros hechos en pruebas con prototipos y autos de calle para determinar y, sobre todo, asumir un coste rentable para la marca. Este Bolt EV existe gracias a la experiencia en el desarrollo de las pilas y unidades de control eléctrico que tanto GM como LG han sumado después de 1.3 billones de kilómetros. Se dice fácil, pero detrás hay una inversión multimillonaria para marcar la pauta en el futuro de la movilidad. Literalmente les lleva años luz a otros fabricantes que no han tenido la visión para apuntalar esta tecnología y que seguramente tendrán que desarrollar a marchas forzadas y con costos muy superiores.

Chevrolet_Bolt_NAIAS_01

Por ello, el Bolt EV es capaz de ofrecer uno de los paquetes de baterías más poderosos del mercado, con 60 kWh. Para ponerlo en prespeciva, Tesla tiene paquetes de 70kWh como inicio, pero cuesta 4 veces más. Con ello, el Bolt no apuesta a la potencia, sino al rendimiento. El paquete completo, de 288 celdas de baterías, pesa 435 kg, significativamente poco para la entrega que tiene. Es un paquete de baterías con una nuevo diseño y química (que combina níquel enriquecido junto con lítio) que permite entregar picos de hasta 160 kWh pero también con temperaturas de uso más estables y por ende requiere de un sistema de enfriamento más pequeño. Como en el Volt, este paquete de baterías también ofrece un sistema de temperatura activo que evita variaciones graves para garantizar la mejor operación y entrega. En números prácticos, el Bolt ofrece 200 hp, una autonomía de 320 km y es capaz de conseguir el 0 a 100 km/h en menos de 7 segundos.

Chevrolet_Bolt_NAIAS_10

Ahora bien, el Bolt viene equipado con un sistema de recarga nuevo que le permite recargar una autonomía de 80 km en tan solo dos horas, aunque también se agrega uno de recarga alterna con corriente directa que puede capturar hasta 150 km de autonomía en 30 minutos. También ofrece un nuevo sistema de recaptura de energía con frenos regenerativos que suman un nuevo software para que incluso el Bolt se opere con solo un pedal; es decir que es capaz de llegar a detenerse por completo sin que tengamos que presionar el pedal gracias a un sistema de regenerativo de mayor captación. se denomina Regen on Demand y se aplica mediante unas paletas detrás del volante.

Chevrolet_Bolt_NAIAS_15

Recordemos que GM ha puesto especial interés en este desarrollo. Por fortuna y gracias a un insistente trabajo, fui de los primeros y poquísimos periodistas en conducir los primeros prototipos de la movilidad electrificada de GM por ahí del 2008, que venían acompañado de un laboratorio para el desarrollo y producción de baterías. Desde ese entonces, la marca no ha quitado el pie del renglón (y si nos vamos más atrás, recordemos el primer ejercicio con el EV1 en 1996). Han experimentado con SUVs de enormes proporciones y gigantescas baterías de níquel para “hibridizarlas”; se equivocaron, mejoraron y ahora son capaces de ofrecer una segunda generación de uno de los eléctricos que a mi parecer es de los mejores, como el Volt, y un nuevo modelo que sienta el precedente claro hacia dónde va la movilidad en GM. Los pasos están dados con productos sensatos, efectivos, atractivos y bien realizados. Ahora sí, estamos ante una nueva era de movilidad que comienza a consolidarse y para GM arranca en los 30 mil dólares.