Al momento

#AnálisisComparativo: Mazda3 Sedán, Volkswagen Jetta, Chevrolet Cruze, Dodge Dart y Ford Focus; los sedanes más completos

Sabemos que en este segmento de sedanes compactos existen tantas alternativas como enfoques y objetivos y en esta ocasión queremos presentarte un análisis de esas compras más pasionales dentro del segmento.

Sabemos perfectamente bien que no son pocket rockets y aunque mantienen la versatilidad y utilidad en la mira, sí debemos decir que son alternativas que ofrecen un diseño atractivo, chasis más picante, motorizaciones más potentes, mejor equipamiento de confort y de tecnología o alguna mezcla de estos atributos, ese es el común denominador de este quinteto de automóviles y lo que los hace diferentes a ofertas como por ejemplo el Toyota Corolla, que aunque compite en el mismo segmento, tiene precios similares y tamaño similar tiene como objetivo primario la comodidad y no tanto involucrar al conductor en el manejo, sino que por el contrario, prefiere aislarlo.

Mazda3 sedán

El diseño exterior se revolucionó por completo y ahora utiliza el más reciente lenguaje de diseño de la marca nipona al que llaman Kodo y que lo hace ver deportivo y agresivo, en esta versión de tres volúmenes el diseño desde el poste C hacia la trasera del vehículo tiene una clara inspiración en los coupé de cuartro puertas, aunque en gustos se rompen géneros este es uno de los automóviles más atractivos de su segmento y de todo el mercado.

Mazda3_2016_04

El diseño del interior es moderno y de buena manufactura con materiales que podríamos encontrar en coches más caros y con un emblema premium en el frente, cuenta con una pantalla táctil desde la cual se controla el sistema de navegación y el sistema de sonido que se ve bien incorporada al diseño del tablero aunque por su posición puede ser algo incómoda de usar porque se ubica algo lejos del conductor.

Mazda3_2016_01

En cuanto a motorizaciones, echa mano de dos propulsores de cuatro cilindros en línea que desplazan 2.0 o 2.5 litros con 155 o 188 caballos de fuerza respectivametnte y dependiendo de si elegimos la versión ‘i’ ó ‘s’. El motor de 2.5 litros es el más interesante por prestaciones y respuestas aunque ambos provienen de la familia SkyActiv y cuentan con inyección directa de combustible para mejor entrega de torque desde bajas revoluciones y mejores consumos, pueden ser combinados con una caja automática de 6 velocidades o con una manual también de seis engranajes.

Todas las versiones de esta variante con carrocería sedán vienen de serie con aire acondicionado con ajuste manual, botón de encendido sin llave, sistema de sonido con Bluetooth, USB y entrada para auxiliar de audio, vidrios eléctricos y computadora de viaje, la versión i Touring ya incorpora la pantalla táctil de siete pulgadas y quemacocos eléctrico.

En el apartado de seguridad es en donde este Mazda nos deja con un sabor de boca agridulce porque aunque ofrece en todas sus versiones el sistema de control electrónico de estabilidad, las dos versiones de entrada denominadas ‘i’ e ‘i Touring’ solo tienen dos bolsas de aire y pasan de las laterales y de las de tipo cortina.

Precios y versiones:

i 2.0L – $245,900

i Touring 2.0L – $265,900

s 2.5L – $295,900

S Grand Touring 2.5L – $336,900

Motor:

L4 2.0L 155hp @ 6,000rpm y 148lb-ft a 4,000rpm

L4 2.5L 188hp @ 5,700rpm y 184lb-ft @ 3,250rpm

Volumen en cajuela:

408 litros

Consumo estimado mixto:

2.0L TM – 18.2km/l

2.0L TA – 18.5km/l

2.5L TA/TM – 16.7km/l

 

Volkswagen Jetta

El sedán compacto de la marca teutona se renovó ligeramente para 2015, decimos ligeramente porque los cambios estéticos fueron muy sutiles, hablamos de la fascia delantera y trasera, calaveras, tapa de cajuela y nuevos rines que le dan un toque extra de sobriedad y lo asemejan a sus hermanos de concesionaria, el Passat y el Vento, sin embargo mecánicamente y en su interior si hubo cambios más significativos y ahora se parece más al Bora que se comercializó en México del 2005 hasta el 2010 y que brilló en el mercado por la calidad de ensamble y materiales del interior, buena puesta a punto de la suspensión, calidad de marcha y sensaciones al volante.

VW_Jetta_2016_05

Podrá parecer negativo que digamos que este auto modelo 2015 se parece a uno que se lanzó en 2005 pero no lo es, cuándo el Jetta de sexta generación llegó al mercado perdió parte de los atributos que sí tenía el Bora como el interior con materiales suaves al tacto o la suspensión trasera multibrazo y se planteó competir con los vehículos menos pasionales de su clase, ahora recupera estos atributos y, aunque tiene sus desventajas, compite mucho mejor que antes con los vehículos enfocados al manejo, o sea los de este análisis.

El interior como ya mencionamos está ahora a la altura de su segmento, la calidad de ensamble, o sea la manera en la que cada panel convive con el que está a su lado, es una de las mejores vistas en este segmento y el cambio que recibieron los indicadores de velocidad y revoluciones lo hace ver más moderno que el anterior, por lo demás no hay nada nuevo, todo está en donde el conductor espera encontrarlo y es sencillo de operar, desde los controles de aire hasta el sistema de sonido.

VW_Jetta_2016_03

Las motorizaciones son tres, dos de gasolina y uno de diésel, el primero es el conocidísimo 2.0L de 4 cilindros y 8 válvulas con 115hp que si bien no es la alternativa más pasional si lo hace capaz de llevar el precio de entrada más bajo de este grupo, el segundo es también el ya rodado motor de 5 cilindros y 2.5L con 170hp que aunque ya tiene unos años en sus espaldas entrega torque desde muy abajo (hasta un 90% del torque máximo desde solo 1,900rpm) haciendo la conducción a bajas velocidades muy fácil, nos brinda el mejor sonido de este grupo y es uno de los más rápidos del segmento aunque los números no lo demuestren del todo aunque pierde enteros en consumo de combustible en donde no es tan bueno comparado con los motores pequeños que ofrece la competencia y el tercero es un turbodiésel de 2.0L con 140hp pero con 236lb-ft de torque y consumos fantásticos que se asemejan a los de un tren motriz híbrido con mejores sensaciones. Los primeros dos se ofrecen con cajas manuales de 5 o automáticas de 6 velocidades mientras que el diésel va únicamente con una automática robotizada de doble embrague de 6 cambios.

El equipamiento es completo y todas las versiones vienen de serie con vidrios eléctricos, aire acondicionado y sistema de sonido con Bluetooth, entrada USB y SD e interfaz para iPhone.

A partir de la versión Trendline ya tiene encendido con botón y rines de aluminio, el Comfortline agrega techo solar eléctrico y el Sportline y TDI ya tienen pantalla táctil de 6.3 pulgadas y asientos forrados en imitación piel.

En el apartado de seguridad nos queda a deber un poco, aunque todas las versiones tienen al menos 4 bolsas de aire y el Sportline y TDI tienen 6, ninguno de ellos incorpora el control de estabilidad, hay que llegar hasta la versión deportiva GLI para acceder a este atributo.

Precio y versiones: (TM/TA)

2.0L – $209,900/$230,105

Trendline – $262,500/$280,800

Comfortline – $276,638/$295,100

Sportline – $302,500/$320,800

TDI – ND/$357,500

Motor:

2.0L – 115hp @ 5,200rpm y 125lb-ft @ 4,000rpm

2.5L – 170hp @ 5,700rpm y 177lb-ft @ 4,000rpm

2.0L turbodiésel – 140hp @ 4,000rpm y 236lb-ft @2,500rpm

Volumen en cajuela:

510 litros

Consumo estimado mixto:

2.0L – 15km/l

2.5L – 14.4km/l

2.0L turbodiésel – 20.2km/l

 

Chevrolet Cruze

Este sedán compacto de la marca norteamericana está pronto a recibir una remodelación total y absoluta en unos meses ya que aunque tiene relativamente poco tiempo comercializándose en nuestro país, en Europa y en Asia salió a la venta desde finales del año 2008 y es por eso que GM consideró que merecía un rediseño.

Chevrolet_Cruze_2016_01

No queremos que dicho rediseño abarque nuestro análisis porque el modelo existente en este momento en las concesionarias es bastante bueno, el diseño ha ido actualizándose con el paso de los años y aunque no es de lo más moderno de su segmento si se ve fresco y al día con el resto de sus hermanos de la gama Chevrolet y lo que sucede es que desde el primer momento el diseño debió haber sido pensado para evitar que este envejeciera.

El interior es igualmente interesante ya que hace uso de combinaciones atractivas de colores y materiales para hacerlo ver, al igual que el exterior, al día. La pantalla táctil parte del sistema MyLink ayuda también a alcanzar este hecho ya que aunque no sea la interfaz más intuitiva o amigable si le da a la consola central un estilo moderno, es muy difícil concebir el interior de un automóvil moderno sin una pantalla a color y el Cruze cumple en este aspecto.

Chevrolet_Cruze_2016_06

Los motores disponibles son dos, uno para la versión LS de entrada a la gama y otra mucho más interesante para las versiones media y tope, LT y LTZ respectivamente. El de entrada es un muy conocido y algo antiguo pero probado 1.8L de 4 cilindros capaz de desarrollar 138hp que son suficientes para mover al sedan con soltura pero estando lejos de ser lo mejor, sin embargo es por el motor de 1.4L turbocargado que el Cruze está aquí, desarrolla los mismos 138hp que las versiones con el motor más grande pero la gran diferencia es que lo hace desde las 4,900rpm a diferencia del 1.8L que lo hace hasta las 6,300rpm y el torque, 129 contra 148lb-ft, entregándolas mucho más pronto el motor equipado con la turbina.

Importante mencionar que este motor ya se ofertaba en años anteriores, sin embargo era totalmente irrelevante ya que solo era posible acceder a él si se optaba por la versión LTZ que sobrepasaba los $350,000, ahora esta joya está disponible desde $273,100 con transmisión manual o $287,700 con transmisión automática.

El equipamiento está muy en la línea de lo que ofrecen sus rivales en esta comparativa, desde el LS se incluyen de serie vidrios eléctricos, aire acondicionado, rines de aluminio, sistema de sonido con Bluetooth, AM/FM, CD y MP3. Las versiones LT agregan techo solar eléctrico, MyLink con pantalla táctil mientras que el LTZ culmina con botón de arranque y asientos forrados en piel.

En cuanto a seguridad nos es muy grato informar que todas las versiones cuentan el sistema de control de tracción y estabilidad StabiliTrak y que la versión LS inicia con solo las dos bolsas de aire frontales, la LT agrega las dos laterales y la LTZ agrega dos más de tipo cortina, cumplidor aunque no es el campeón de la comparativa en este aspecto, creemos que todo automóvil vendido en nuestro país y más en este rango de precios debería de contar con el control de estabilidad y al menos 4 airbags.

Precio y versiones: (TM/TA)

LS 1.8L – $216,600/$236,700

LT 1.4T – $273,100/$287,700

LTZ 1.4T – ND/$323,100

Motor:

1.8L – 138hp @ 6,300rpm y 129lb-ft @ 3,800rpm

1.4T – 138hp @ 4,900rpm y 148lb-ft @ 1,850rpm

Volumen en cajuela:

450 litros

Consumo estimado mixto:

1.8L – 13.3km/l

1.4T – ND

 

Ford Focus Sedán

Este compacto que se caracteriza por ser el único de esta comparativa junto con el Mazda3 en tener versiones con carrocería hatchback como alternativa a la sedan ha sido muy mencionado en Autología y que nos parece que dentro de este segmento de sedanes es uno de los más completos, es una opción que hace todo bien y que tiene muy pocas fallas.

Ford_Focus_2016_03El exterior recién se actualizó con lo último en Kinetic Design que es la forma con la que la firma del óvalo azul se refiere a su lenguaje de diseño desde hace ya casi una década y ha ido actualizándolo y mejorándolo. Es tan apegado al diseño corporativo de Ford que para ojos inexpertos y visto desde el frente podría incluso resultar casi imposible diferenciarlo de su hermano menor, el Fiesta, porque ambos cuentan con el diseño de la parrilla trapezoidal muy a lo Aston Martin y el diseño de los faros jalados hacía el poste A, nos parece que junto con el Mazda3 porta uno de los diseños mejor ejecutados ya que logra ser elegante y sobrio al mismo tiempo que es fresco, juvenil y moderno.

El interior también resulta muy bien terminado con materiales muy buenos por encima de los que presenta el Cruze y a la par de lo que presentan el Jetta y el Mazda3 con líneas y figuras muy europeas, sobrias y funcionales.

Ford_Focus_2016_04

El motor es solo uno, para todas las versiones y transmisiones, un motor de 2.0L normalmente aspirado y 4 cilindros, eso sí, cuenta con inyección directa de combustible para lograr mejores consumos y rendimiento y entrega la no despreciable cifra de 160hp y 146lb-ft que lo ubican con la media del segmento aunque algunos si notarán la ausencia de una fuente de poder turbocargada o al menos de mayor desplazamiento para versiones equipadas como hace el Mazda3.

En Estados Unidos se ofrece con un excelente y muy eficiente motor de solo 1.0L y tres cilindros en línea EcoBoost turbocargado con 125hp y 148lb-ft de torque, sería interesante ver esta opción en nuestro país ya que presume de consumos fantásticos y características de manejo por encima de otras opciones con motores con el doble de cilindrada.

En donde este auto excede toda expectativa es en el área de seguridad y es que por primera vez en este análisis no tenemos que separar a las versiones para explicar que incorpora cada una sino que podemos decir que todos, sean equipados o no, manuales o automáticos, con o sin piel o con o sin navegador cuentan con siete bolsas de aire y sistema de control electrónico de tracción, elijas el que elijas y eso por supuesto es para aplaudirse.

En confort todos tienen sistema de comunicación de manos libres SYNC con Bluetooth, pantalla a color de 4.2 pulgadas con cámara de reversa, sistema de sonido con AM/FM, CD, MP3, USB y entrada auxiliar y aire acondicionado aunque los vidrios traseros de la versión de entrada deban de operarse manualmente. La versión tope trae pantalla táctil de 8 pulgadas, quemacocos eléctrico y sistema de estacionamiento autónomo ParkAssist.

 

Precio y versiones: (TM/TA)

S – $236,500/$250,000

SE – ND/$279,900

SE Appearance – ND/$295,000

Titanium – ND/$349,000

Motor:

2.0L – 160hp @ 6,500rpm y 146lb-ft @ 4,450rpm

Volumen en cajuela:

374 litros

Consumo estimado mixto:

2.0L – 16.7km/l

 

Dodge Dart

Cerramos la comparativa con este compacto nacido de la aventura que tuvo la marca de Auburn Hills con la transnacional italiana FIAT, juntos desarrollaron un nuevo chasis que servirá en los próximos años para todos los nuevos modelos de la marca y que ya se encuentra en la Jeep Renegade, Jeep Cherokee, Chrysler 200 y por supuesto en el modelo en cuestión, el Dart.

2014 Dodge Dart GT

Con un nombre de mucha tradición para los mexicanos y en Norteamérica en general vuelve un compacto que se ubica en el extremo más caro y exclusivo de su segmento por precios y por equipamiento.

El exterior se inspira fuertemente en el musculoso Charger aunque combina líneas musculosas y agresivas con líneas algo más finas provenientes de sus primos italianos FIAT y Alfa Romeo aunque el resultado final bien podría ser descrito como un Charger a escala 7/8 por sus faros oscurecidos, parrilla en forma de cruz y luces traseras en LED en forma horizontal, atributos agradables.

Por dentro el diseño es muy moderno y en un mundo en donde más grande parece ser siempre mejor hace gala de la pantalla táctil más grande de esta comparativa con 8.4 pulgadas (0.4 pulgadas más grande que el segundo puesto, el Ford Focus Titanium y media pulgada más grande que el más reciente iPad Mini). El resto del interior es muy italiano, los controles del climatizador son pequeños y sencillos de usar y el cluster de instrumentos del conductor totalmente digital, no hay una sola aguja y el trabajo de mostrar velocidad, RPMs, gasolina disponible, rendimiento de combustible y temperaturas de motor y aceite entre otras corre a cargo de otra pantalla de 7 pulgadas personalizable según el gusto del conductor.

El motor es un cuatro cilindros en línea de 2.4L miembro de la familia TigerShark y que cuenta con tecnología MultiAir, o lo que es lo mismo, apertura variable de válvulas para optimizar el flujo de aire a la cámara de combustión y brindarle al usuario mejores consumos y una mejor entrega de torque cuando se le exige. Desarrolla 184hp y 171lb-ft de torque cifra que lo convierte en el segundo más potente después del Mazda3 con motor de 2.5L y que puede combinarse con una caja manual de 6 velocidades o una automática también de 6 con modo manual. Esperamos a que pronto la caja automática de 6 sea sustituida por una con 9 velocidades que ya se ofrece en la Cherokee y en el Chrysler 200 y que colabora con el motor de mejor forma para situarlo siempre más cerca del punto máximo de entrega de torque cuando se le exige o en el punto en donde el consumo es mejor cuando no.

El equipamiento es muy completo, ya que todas las versiones cuentan con la pantalla táctil con sistema de navegación, control automático de temperatura y cámara de visión trasera, adicionalmente la versión GT agrega quemacocos eléctrico, vestiduras de los asientos en piel y encendido con botón.

En donde más nos sorprende es en el aspecto de seguridad, con 10 bolsas de aire de serie, 2 frontales, 2 laterales delanteras, 2 laterales traseras, 2 de tipo cortina y 2 para rodillas y el sistema de control de estabilidad.

Criticamos el esquema de precios ya que la versión de entrada cuesta arriba de $290,000 y la versión tope sobrepasa los $370,000 y por ese precio ya es posible acceder a un compacto Premium como el A3 Sedan o el Acura ILX.

Precio y versiones: (TM/TA)

SXT – $292,400/$322,400

GT – ND/$372,400

Motor:

2.4L – 184hp @ 6,250rpm y 171lb-ft @ 4,800rpm

Volumen en cajuela:

370 litros

Consumo estimado mixto:

2.4L – 11.4km/l

 

Conclusiones

Todos estos automóviles son buenas compras ya que todos tienen niveles de equipamiento que hasta hace un lustro esperaríamos encontrar en automóviles mucho más caros, y lo combinan con buenos motores que usan lo último en tecnología y chasis afinados, listos para dejar un sonrisa dibujada en la boca de quien los maneje, sin embargo, los precios del Dart se desmarcan de los demás; respecto al Jetta, tendríamos que necesitar realmente la carrocería sedán para elegirlo por sobre del Golf, mucho más moderno y eficiente.

Con el Cruze, aún estando seguros de que es un gran vehículo, sería muy difícil recomendarlo sabiendo que el nuevo que esta probablemente a unos meses de llegar a las concesionarias es mucho más avanzado y moderno. Por eso, nos quedamos indistintamente con el Mazda3 en cualquiera de sus versiones por el equilibrio de su chasis y la excelente manufactura de su interior o con el Focus por su completo equipo de seguridad o por los niveles tan altos de refinamiento que maneja en cuanto a tren motriz en general. Nuestra recomendación sería que condujeras esos dos y te quedaras con aquel que ponga la sonrisa más grande en tu boca y aquel del cuál cuando te bajes para ir a tus actividades cotidianas, sientas la necesidad de echarle una mirada más; En resumen, de esos dos, aquel que te conquiste.