Al momento

Mystery Shopper: Chevrolet Aguinaco

En Autología continuamos con nuestra sección de comprador secreto en donde asistimos de incógnito a los distribuidores automotrices para evaluar la experiencia que brinda el vendedor al comprador potencial; ello también nos permite evaluar que tanto saben los vendedores de los productos que nos ofrecen.

Anteriormente evaluamos a la agencia de Chevrolet Satélite y puedes leer aquí nuestra experiencia.

Ahora tocó el turno al concesionario Chevrolet Aguinaco y Compañía ubicado en Súper Avenida Lomas Verdes N°680 Col. Lomas Verdes 2da. Sección, Naucalpan, Estado de México. Esta fue nuestra experiencia.

Instalaciones

El acceso a la agencia y ubicarla es muy fácil pues la fachada es grande y con mucha presencia, por lo que no pasa inadvertida si estamos cerca y aunque no había lugar para estacionar el auto, tienen servicio de valet parking que recibió mi vehículo y se encargó de acomodarlo.

La sala de exhibición es un lugar grande y debido a que la zona en donde está ubicado no es muy problemática (o al menos no parecía serlo a la hora a la que estuvimos ahí) no se escucha mucho ruido al interior haciendo que las charlas entre compradores y con el vendedor se lleven a cabo sin necesidad de levantar la voz.

Debido al gran tamaño la sala cuenta con gran variedad de autos y podemos encontrar sin tener que bajar a almacén desde lo más básico como un Spark Classic, Aveo en varias versiones, Sonic o Cruze hasta los topes de gama como lo son el Malibu, Equinox y hasta una Suburban. La variedad se agradece mucho porque facilita al comprador comparar dos autos teniendolos frente a frente al mismo tiempo.

Equipo de ventas

Apenas entramos al concesionario la recepcionista se acercó y nos preguntó que necesitaba. Respondimos que deseábamos obtener información sobre el Spark y el Sonic hatchback 2016. Enseguida me pidió mi nombre, correo electrónico y número telefónico para canalizarme con la que sería mi vendedora, la Sra. Mónica Calderón Torrano que escuchó lo que tenía que decir sobre mis necesidades y mi presupuesto, para acertadamente comentar que, aunque el nuevo Spark y el Sonic hatchback están muy cercanos en precio son coches distintos. Me explicó que el Sonic era un auto más grande y que si necesitaba del espacio entonces sería la mejor elección; si este no fuera el caso, el Spark era un auto más nuevo y cargado de más tecnología como Chevrolet MyLink y faros de halógeno con LEDs.

Nos subió a un auto para conocerlo por dentro y nos acomodó el asiento del conductor en la posición más natural de manejo para que evaluáramos que tan cómodo nos sentíamos a bordo y luego nos pidió sentarnos en la parte de atrás para evaluar el espacio disponible, el espacio era ideal e inmediatamente nos recomendó el Spark.

Supo explicar el funcionamiento del sistema MyLink a la perfección y aunque no conocía del todo algunas de las características de este modelo por haber sido introducido recientemente, las buscó para explicárnoslas junto con las diferencias que existen entre los modelos LT y LTZ ($159,900 y $188,400) del mismo auto.

Planteamos un reto interesante: comentamos que habíamos visto el Figo Energy Hatch manual ($179,900) con 6 bolsas de aire (cosa totalmente falsa), cosa que llamaba mi atención y que podía inclinar la balanza hacía la competencia. Sin que me diera cuenta y mientras buscaba una tarjeta de presentación fue a investigar con sus compañeros para comentarme que realmente tiene solo dos, fue muy ágil en encontrar y proporcionarme la verdad para que no tuviera una idea errónea.

MysteryShopper_Aguinaco_02

Orientación de compra

Nos invitó a pasar a su oficina para hablar de los números. Le explicamos que teníamos pactada la venta del coche actual del investigador encubierto y que obtendría $120,000 pesos, monto que sería el pago inicial. Escogimos LTZ y explicamos que no sería posible pagar la diferencia ($68,400) al contado y tendríamos que financiarla.

Preguntamos si podríamos elegir entre un plan de arrendamiento o leasing y respondió correctamente que por ser persona física y no moral y por dar un enganche tan alto relativo al valor del Spark, esta opción no era conveniente. La mejor opción era optar por un plan de financiamiento convencional. Fue muy clara y nos dio consejos pensando siempre en cuál era la mejor opción para nosotros en compra de seguros y otras cuestiones.

Finalmente ofreció una prueba de manejo y aunque no tenía la unidad demo disponible en el momento por ser un auto tan nuevo, comentó que se pondría en contacto con nosotros para agendar la cita en la agencia o incluso llevarnos el auto a la casa u oficina de nuestro comprador encubierto para que pudiera conducirlo y de inmediato nos envió por correo electrónico el catálogo con la información del auto.