Al momento

Ford ST Day 2015, adrenalina al máximo

La marca fundada por Henry Ford celebró la tercera edición de su ya conocido trackday en un entorno lleno de caballos de fuerza, esencia deportiva y fieles seguidores de la armadora. Y tal como esperábamos, nos pusimos detrás del volante del nuevo Shelby GT 350.

Ford se dedicó a enseñarnos su legado deportivo con diversas dinámicas; antes de entrar en pista, se nos presentó un interesante show de pilotaje en donde se exhibió el control que poseen los deportivos de la firma. Nos impresionó la modalidad bournout del Mustang 5.0 GT y la agilidad para cambiar de trayectoria de los Fiesta y Focus ST.

image

Después de presenciar el espectáculo, nos fuimos directamente al circuito, y ahí fue donde pudimos sentir realmente las capacidades dinámicas de los coches. Es bien sabido que el Mustang de nueva generación monta una suspensión independiente en el eje trasero y una carrocería más ligera compuesta por partes de aluminio, pero a decir verdad, estos elementos sólo se pueden sentir en un ambiente de pista. La gama Mustang ahora se percibe más ligera y balanceada al acelerar y tomar curvas, mientras que la versión con motor 5.0 litros tiene un desempeño que enamora y según nuestras sensaciones de manejo, no se separa en gran medida del GT 350.

Asimismo, Ford nos dio la oportunidad de apreciar a un Nascar de competición rodando en las rectas del circuito, como podrán imaginar, la adrenalina estaba a tope en toda la pista.

image

Posteriormente, nos montamos en el habitáculo del nuevo Shelby de 526 caballos y el día se puso todavía más bonito. El GT 350 incorpora el motor atmosférico más potente en la historia de la marca, se trata de un 5.2 litros V8 con cigüeñal plano que brinda más estabilidad en el manejo además de entregar un torque de 429 lb/pie.

En el esquema de suspensiones despunta la trasera independiente con tecnología MagneRide, misma que hace funcionar a resortes, barras estabilizadoras y amortiguadores en perfecta sincronización. En el apartado de frenado encontramos a la firma Brembo con frenos delanteros de seis pistones y traseros de cuatro.

El evento también contó con una completa exhibición de Mustangs, Focus y Fiestas que se han presentado a lo largo de los años. En este apartado destacó la presencia de un Focus RS de segunda generación con más de 500 HP y el “Pony Car” de 1966 con el que Freddy Van Beuren corrió el SCCA Championship.