Al momento

Peugeot 208 2016, ahora diesel desde 237,900 pesos

La firma gala ha presentado un México un rediseño de su modelo 208, el más reciente de su serie de autos ‘200’ y que en México conocemos desde el 206 desde hace ya más de una década.

Un poco de historia…

El 206 mencionado era un compacto europeo con líneas muy atractivas, interiores de muy buena calidad y motores modernos y eficientes. Puede decirse que fue un gran éxito para la marca cuando recién comenzaba a operar en nuestro país ya que hasta se animaron a traer las versiones station wagon y la muy carismática ‘CC’ que tenía un techo duro retráctil que le daba la elegancia de un coupé de dos puertas en climas nublados y la independencia de un convertible cuando salía el sol. Aunque su precio era alto, todos los jóvenes de la época querían tener uno.

Peugeot_208_201607

En 2008 Peugeot perdió rumbo en ese segmento ya que mientras en Europa se presentaba el completamente nuevo 207, a México trajeron el 207 Compact de Sudamérica, basado en el chasis del antiguo 206 y con un nivel de equipamiento, seguridad y calidad muy inferior al 206 y al de sus competidores.

Más adelante Peugeot recuperaría terreno y sustituiría en México a aquel 207 Compact por el 207 ‘original’ hecho en Europa y ahora tenemos al 208 con su primer lavado de cara, auto que manejamos de forma exhaustiva en ciudad y del cual te hablaremos a continuación.

Peugeot_208_201615

El exterior solo recibió cambios muy sutiles, no es un coche radicalmente diferente y para muchos tal vez resulte difícil identificar a ambos modelos, sin embargo los cambios que recibe si suman para darle un look aún más agresivo y moderno. El frontal cuenta con nuevos grupos ópticos y en versiones Feline, la parrilla es en color negro piano con picos cromados, en el lateral ahora todas las versiones reciben un nuevo diseño de rines de 16 pulgadas que van en color plateado para la versión de entrada Allure o con terminado diamantado para versiones Feline. Si el coche se especifica con el nuevo color ‘Orange Power’, sea la versión que sea, los rines son pintados en negro.

La parte trasera ahora incorpora la nueva tecnología de calaveras en tercera dimensión y que encendida simboliza a las tres garras de Peugeot.

Peugeot_208_201625

El interior del auto se basa en la ya conocida filosofía de Peugeot que vemos en otros autos de la gama como el 308 y llamada i-Cockpit, en donde todo gira alrededor del conductor, el volante es de diseño compacto y el tacto que da al usuario a la hora de girar es muy agradable y placentero. El resto de los materiales son suaves en su mayoría con algunos pocos de tacto duro en la parte inferior del tablero donde no se perciben, sin embargo el ensamble de todos ellos cumple y todos los paneles dan sensación de solidez y calidad.

Para la prueba de manejo usamos una versión Allure y el equipamiento es muy completo, cuenta de serie con pantalla táctil de 7 pulgadas con Apple Car Play, vidrios delanteros y espejos con ajuste eléctrico, controles de audio al volante, computadora de viaje, dos bolsas de aire frontales y ABS mientras la versión Feline añade volante y freno de mano forrados en cuero con detalles en aluminio, climatizador automático, techo panorámico, bolsas de aire laterales para conductor y pasajero, control de estabilidad y cámara de reversa, por confort ambas versiones gozan de muy buen nivel de contenido por su precio aunque se extrañan las bolsas de aire laterales y el control de estabilidad en versiones Allure.

Peugeot_208_201606

El trayecto que condujimos fue el de la autopista México-Cuernavaca llegando hasta Tequesquitengo para un total de 100 kilómetros en autopista y seis en el pesado tráfico de la ciudad de México en un 208 con motor turbodiésel de 1.6L y transmisión manual, básicamente el mismo tren motriz que tenemos a prueba en el 301 HDi. Quedamos fascinados con los consumos conseguidos ya que después de seis kilómetros de mucho tránsito para tomar la carretera la computadora marcaba 12.5Km/L y cuando llegamos a nuestro destino marcaba 20.4Km/L andando a 130km/h constantemente con algunos adelantamientos y sin siquiera intentarlo, si hubiéramos tratado de conseguir aún un mejor consumo evitando acelerones repentinos y rodando a 100 o 110km/h estamos seguros que hubiéramos podido alcanzar, al menos, los 26.3Km/L que Peugeot estima para este modelo en manejo de autovía.

También fue muy grato comprobar que a pesar de contar con solo 92hp, las 170lb-ft de torque se hacen presentes y si bien el coche no es para nada un cohete, tampoco se siente lento y es capaz de recuperar en 5° marcha de 80 a 110km/h en menos de 10 segundos y es que el par es tal que ni siquiera es necesario bajar una marcha ya que la respuesta es inmediata. Viniendo de manejar un gasolina tal vez cueste trabajo hacerse a la idea de que no es necesario reducir de 5° a 3° velocidad para adelantar, pero después de un tiempo nos acostumbramos y pusimos el coche en 5° todo el camino.

Peugeot también tendrá a la venta un motor de gasolina con los mismos 1.6L de cilindrada y 120hp que se podrá combinar con cajas manuales de 5 velocidades o automática con modo manual de 4 pero con solo 118lb-ft de par, la estrella de la gama y el 208 más interesante sin duda será la versión a diésel aunque serán pocos los que así lo elijan por no contar con gasolineras que abastezcan de este combustible cerca de ellos, por prejuicios en contra del carburante o por el hecho de que solo se puede elegir con transmisión manual.

Los precios empiezan en $227,900 para la versión Allure manual de gasolina y siguen en los $249,900 para la versión Feline de gasolina también con transmisón manual. Para acceder a las versiones automáticas hay que sumar $15,000 en ambos casos. El diésel ofrece únicamente una versión, Allure con transmisión manual y el precio es de $237,900.

Por este precio los rivales son variados, tal vez el más cercano por la orientación europea y motorización sea el también recién renovado Ibiza 2016 con Apple Car Play y Android Auto, aunque ninguno en su segmento cuenta con la opción diésel y ese el real diferenciador de este auto con respecto a su competencia.

La versión de gasolina compite principalmente con SEAT Ibiza, Ford Fiesta y Mazda2 por su orientación más juvenil aunque pierde enteros porque su caja automática cuenta con solo 4 velocidades contra 6 de sus rivales y por equipo de seguridad ya que el Ibiza y Fiesta ya montan 4 y 7 airbags respectivamente y ESP por el precio de la versión Allure, mientras que el 208 no lo incluye sino hasta la versión Feline.

La versión con motor a diésel es única en su segmento aunque podemos compararla con otro recién llegado, el Vento TDI que aunque es un sedán y no un hatchback si es de tamaño similar al 208 y se vende a un precio también cercano con la ventaja de que los que no quieran manejar la caja estándar pueden optar por una automática DSG de doble embrague.

Peugeot_208_201624

Ahora bien, para competir con el Vento Peugeot tiene ya un sedán de tamaño y precio similar y motorización diésel, el 301. Si lo que queremos es forzosamente una carrocería hatchback con un diseño más agresivo y juvenil que el look sobrio y conservador de los Vento y 301 con el extra agregado del bajo consumo de un diésel, el 208 solo puede competir consigo mismo y se consolida como una sólida e inteligente compra en el mercado.

 

Motor; transmisión:

– 1.6L L4 120hp @ 6,000rpm y 118lb-ft @ 4,250rpm; transmisión manual de 5 velocidades

– 1.6L L4 120hp @ 6,000rpm y 118lb-ft @ 4,250rpm; transmisión automática de 4 velocidades con modo manual

– 1.6L L4 turbodiésel HDi 92hp @ 4,000rpm y 170lb-ft @ 1,750rpm; transmisión manual de 5 velocidades

Precios y versiones:

Allure diésel manual: $237,900

Allure manual: $227,900

Allure automático: $242,900

Feline manual: $249,900

Feline automático: $264,900

Consumo mixto combinado (TM|TA):

Gasolina: 17.8km/l / 14.9km/l

Diésel: 23.3km/l /

Espacio en cajuela: 285 Litros