Al momento

Autoshow de Frankfurt 2015: Porsche 911 2016

Las versiones iniciales Carrera y Carrera S son las primeras en recibir las nuevas especificaciones de la actualización del “nueveonce”. Se trata de motores con doble turbo, de un aumento en revoluciones hasta 7,500, de un chasis evolucionado y de mayor equipamiento.

Esta rediseño es histórico en la marca dado que los 911 no habían montado turbocargadores desde versiones base, ahora, la marca de Stuttgart ha optado por la inducción forzada para todos sus motores. Como podrán observar, los cambios visuales son sutiles, estéticamente avistamos nuevas luces diurnas de cuatro puntos y unos grupos ópticos traseros ligeramente modificados.

La transformación importante la encontramos en la introducción de los nuevos motores, en la suspensión activa PASM para todos los modelos y, en la opción de poder montar dirección en las cuatro ruedas en todas las variantes.

Dos turbos por bloque

Aunque sus impulsores seguirán siendo seis cilindros en configuración bóxer, esta vez Porsche renuncia a la aspiración atmosférica y opta por motores 3.0 litros con doble turbo. La marca asegura, que con esta alimentación marcarán un nuevo punto de referencia en cuanto a rendimiento, placer y eficiencia. La vertiente Carrera anuncia una potencia de 370 HP y 331 lb/pie de torque máximo, mientras que el Carrera S, que incluye una serie de mejoras en el escape y en los caracoles del sistema, presume 420 HP y un gran par motor de 368 lb/pie. Ambas opciones aumentan en 20 caballos sus prestaciones finales respecto al 991 inicial.

Como ya les mencionamos, este cambio de aspiración mejora directamente las cifras de consumo, un 12 por ciento es lo que se dice mejorarán en eficiencia. La versión Carrera con caja PDK anuncia un consumo de 7.4 l/100 km con unas emisiones de 164 g/km de C02, y la variante S logra 7.7 l/100 km con emisiones de 174 en C02.

Por otro lado, la caja automática PDK y el paquete Sport Chrono el rendimiento de los 911 se eleva considerablemente, tanto así que se alcanzan los primeros 100 km/h en menos de cuatro segundos y se logra una velocidad final de 300 km/h.

Porsche911-7

Evolución tecnológica

Otra novedad es el volante derivado del 918 Spyder en el que se integra el selector giratorio de modos de conducción, mismo que permitirá modificar el comportamiento del coche en Normal, Sport, Sport Plus e Individual. La caja PDK por su parte, ofrecerá un botón adicional denominado Sport Response Button con el cual, según Porsche, se adaptara todo el tren de rodaje para obtener una aceleración máxima durante 20 segundos.

También existen mejoras en los rines, siendo ahora más ligeros, más anchos y con nuevos diseños, en la practicidad gracias a un nuevo sistema de elevación hidráulica y, en el interior con una mejorada pantalla multitáctil de siete pulgadas que incluye el nuevo Porsche Communication Management.