Al momento

5 novedades en la Chevrolet S10 2016 desde 247,900 pesos

El 2015 marca el retorno de la firma norteamericana a un mercado muy importante en nuestro mercado y que previamente tenía olvidado, hablamos de las pick-up pequeñas de trabajo y enfocadas a clientes que buscan una camioneta durable, confiable y económica ahora de la mano de la nueva Chevrolet S10 2016.

1. Se presenta con un motor que ya conocemos de la marca en el Chevrolet Malibu, aunque mejorado para la labor de entregar más fuerza y llevar carga más fácilmente, se trata de un cuatro cilindros en línea de 2.5 litros de desplazamiento capaz de entregar hasta 194hp a 6,300rpm y una cifra de par bastante buena, 190lb-ft a 4,400rpm, fuerza que es transferida a las ruedas traseras únicamente a través de una caja manual de seis relaciones.

Chevrolet_S10_2016_09

2. La Chevrolet S10 se ofrece con tres opciones distintas de carrocería: cabina sencilla que favorece la capacidad de carga sobre de la versión de cabina doble ya que la primera cuenta con una batea más larga, sin embargo, la segunda puede llevar hasta a cinco pasajeros sentados cómodamente en su interior. La tercera opción es la versión de chasis cabina que se puede configurar de la forma en la que le convenga al cliente, pudiendo montar una batea, redilas, caja o estacas, lo que le permite a esta configuración ser la opción con mayor carga disponible por ser la más ligera de las tres.

3. El diseño exterior es sencillo pero incorpora la parrilla característica de la marca dividida en dos partes por una barra vertical con el conocido logo del ‘corbatín al centro. El lateral cuenta con molduras en color negro y rines de acero de 16 pulgadas y la parte trasera es muy similar a la de la Silverado pero a menor escala. Nos parece importante mencionar que cuenta con ambas defensas pintadas al color de la carrocería cosa que si bien puede parecer una ventaja, nos parece que no lo es en una camioneta de trabajo como esta porque las defensas pintadas significan mayores posibilidades de daños y con esto mayores costos de propiedad a largo plazo.

Los mandos en su interior son fáciles de usar y los ensambles de muy buena calidad, con plásticos duros en su interior que si bien no son lujosos tampoco tienen que serlo ya que su objetivo primario es el de soportar los abusos que el usuario pueda darle por el mayor tiempo posible.

Chevrolet_S10_2016_01

4. La lista de equipo de confort no es muy larga pero tiene todo lo que pueda pedírsele, el aire acondicionado viene de serie junto con un toma corriente de 12V, alfombra cubierta y vestiduras de tela en color gris; como opción se puede pedir el sistema de audio con radio AM/FM con mp3, conector para iPod, Bluetooth, USB y entrada auxiliar. Destacamos que incluye de serie doble bolsa de aire para conductor y pasajero y frenos ABS aunque se extraña el control electrónico de estabilidad.

5. Tuvimos la oportunidad de manejar las tres versiones de carrocería que Chevrolet ofrece en pista y en terracería, siempre con carga de media tonelada y debemos decir que nos sorprendió que una camioneta tan pesada como lo es esta S10 se moviera tan bien con un motor que podría considerarse pequeño. Obvio no es un vehículo deportivo pero en trazados agresivos en asfalto nos dejó un muy buen sabor de boca por la eficacia de sus frenos y por lo poco que se fatigan aun haciendo repetidas frenadas de emergencia. La dirección es lineal y comunicativa con una sensación de ligereza y confianza que se agradecerá por los usuarios finales en maniobras de emergencia en el mundo real.

También la manejamos en un circuito compuesto de grava y lodo y a pesar de no contar con tracción en las cuatro ruedas se comportó siempre a la altura; la suspensión hace un excelente trabajo para mantener la batea bajo control y pegada al suelo y el torque del motor sumado a los desarrollos de la caja permiten ir a bajas velocidades en segunda sin que el motor amenace con apagarse y con empuje suficiente para salir sin tener que usar la primera marcha.

Sus rivales

La S10 compite como ya lo mencionamos antes con la pick-up de trabajo dentro de las cuales figuran la Mitsubishi L200, Toyota Hilux, Ford Ranger y Nissan NP300.

La L200 solo se ofrece en versión de doble cabina con motores a diésel o de gasolina y los precios son de $379,900 y $309,900 respectivamente y es la de gasolina la que se empareja con la S10 ya que el precio de la S10 de doble cabina es exactamente el mismo y cuentan con equipo muy similar, Sin embargo, la S10 tiene la ventaja en tren motriz ya que entrega 68hp más y 57lb-ft de torque adicionales que a la hora de cargar puede marca diferencias.

Conoce más sobre la nueva Mitsubishi L200 que ya manejamos

Por su parte la NP300 de Nissan compite también en versiones de doble cabina pero las versiones de cabina sencilla son considerablemente más económicas aunque en contra tiene que no incorpora bolsas de aire y el aire acondicionado es opcional.

Todo sobre la nueva NP300 de Nissan en este link

A la Ranger de la firma del óvalo le sucede algo similar, no ofrece versiones de chasis pero las versiones con batea de cabina sencilla y doble se emparejan en precio, equipamiento y tren motriz.

La que quizá está más cerca es la Hilux ya que ofrece las mismas tres carrocerías que la S10 con tren motriz y precios muy similares, aunque esta cuenta con tres bolsas de aire por dos de la S10.

  Chevrolet S10 Toyota Hilux
Capacidad de carga Chasis: 1,196kg

Cabina regular: 1,008kg

Doble cabina: 927kg

Chasis: 1,200kg

Cabina regular: 1,040kg

Doble cabina: 820kg

Rendimiento mixto estimado 12km/l ND
Tren Motriz L4 2.5L con 194hp @6,300rpm y 190lb-ft @4,400rpm, manual 6 velocidades L4 2.7L con 166hp @5,200rpm y 180lb-ft @4,000rpm, manual de 6 velocidades
Seguridad Frenos ABS y dos bolsas de aire frontales Frenos ABS, dos bolsas de aire frontales y de rodillas para conductor
Precios Chasis: $247,900

Cabina regular: $273,900

Doble cabina: $309,900

Chasis: $251,900

Cabina regular: $272,800

Doble cabina: $311,900-$326,100