Al momento

5 aciertos del Seat Leon i-Tech

El segmento de los hatchbacks compactos ha tenido un repunte en los últimos años después de haber casi desaparecido. Hoy la oferta, aunque no es tan amplia como en el de los sedanes compactos, cuenta con modelos de muy buen nivel de calidad, desempeño y equipamiento. Es un segmento que vale la pena tomar en cuenta y Seat, con su innegable influencia europea, ha sabido ofrecer varias opciones con el renovado Leon. Una de ellas es el iTech que destaca por su relación valor/precio.

SEAT_LEON_ITECH23

1. Mecánica. La marca española aprovecha echar mano de lo mejor del grupo Volkswagen: motores y caja. Este hatch ofrece el 4 cilindros turbo de 1.4 litros y 140 caballos. Sabemos de la versatilidad de este propulsor y lo refinado que está hoy en día (con diferentes potencias), además d la buena mancuerna que hace con la transmisión de DSG de siete cambios. Puesta a punto para ofrecer más desempeño que consumo, el turbo lag (o retraso de la entrega de la potencia en los motores turbocargados) se ha disminuido considerablemente y es imperceptible si lo comparamos con otras marcas con mecánicas similares. Es consistente y al pisar el acelerador la caja se anima y cambia muy rápido evitando la caída de potencia. Por el contrario, parece inagotable y el León acelera y acelera.

SEAT_LEON_ITECH08

 

2. Conducción. El bastidor es la nueva plataforma del grupo Volkswagen que se emplea para las nuevas generaciones de modelos A3 de Audi, Golf, León, Jetta y más. Ya sólo cada marca tiene la tarea de poner a punto el manejo del auto, más orientado al confort o a un manejo más firme. En este caso, esta versión del León apuesta por ser la antesala del FR. No es un deportivo pero está más cerca de ello que de un compacto citadino. Es muy obediente a nuestras órdenes y cuando ya rodamos a prisa en un camino montañoso, como cambios de dirección constante, el Leon es donde encuentra su mejor terreno. Incluso hasta se antoja contar con paletas de cambio detrás del volante. En ese sentido el control de estabilidad o ESP es poco intrusivo, permite al conductor explotar las bondades del bastidor y solo se activa realmente cuando rebasamos las leyes de la física o estamos en un terreno deslizante. Los frenos son muy efectivos, de una mordida consistente y no se fatigan ante una exigencia superior a la norma. Son de disco en las cuatro ruedas.

SEAT_LEON_ITECH24

3. Equipamiento. Esta versión i-Tech ofrece un color exclusivo denominado Azul Tossa así como rines también de diseño exclusivo. Se agregan estribos metálicos con la letra de la versión iTech, asientos que combinan piel y tela con el emblema de la versión, controles en el volante (que por cierto está forrado en piel) para manipular el equipo de sonido, computadora de viaje, control de velocidad de crucero y bluetooth. El cluster de instrumentos es digital y ahí se puede observar una muy completa computadora de viaje y ajustes del auto. Sumen un climatizador de doble zona con salidas de aire para las plazas traseras (raro de ver algo así en este segmento) y una pantalla touch de 5.8” con navegador, por cierto bien actualizado. Para los más “veteranos”, hay CD. Al mismo tiempo se incluye un techo panorámico, dos bolsas de aire frontales y dos laterales con protección para la cabeza. Quizás solo se extrañen los faros de xenón o las luces de día en LED, pero eso se queda para versiones superiores. Lo que se agradecen son los faros de niebla con iluminación en curva.

4. Habitabilidad. Caben cinco adultos, el espacio será algo justo, pero no incómodo. La banca posterior es amplia y la altura del techo suficiente para no hacerlo sentir apretados. Incluso se puede acomodar con facilidad un auto asiento infantil con amplio espacio para el infante y quien viaje adelante.

SEAT_LEON_ITECH07

Los asientos tienen muy buen ajuste y son cómodos; se sienten firmes de buena calidad. Incluso al cambiar de auto se extrañan y se comparan de inmediato. Son muy buenos. La cajuela no es enorme, pero sí suficiente (y un poco más). Caben un par de maletas de buen tamaño, es una de las más grandes del segmento con 380 litros de capacidad.

5. Precio. El León i-Tech cuesta 305,400 pesos. No es el más barato de la competencia, pero la marca ha sabido ofrecer una combinación que le vuelve interesante ante quienes buscan un compacto cinco puertas (también lo hay en tres o Sport Coupé) con un buen nivel de equipamiento, pero no por ello tener que irse a la parte alta de precio del segmento. Es una de las ofertas más equilibradas porque ofrece es justo lo que se necesita. Podríamos extrañar Xenón o LED, pero nadie de la competencia por ese precio lo ofrece, así es que va en el tenor. Es el segundo más accesible sólo después del Focus (si se incluye el GPS al Mazda3 están muy parejos en el precio) y destaca por ser el que dinámicamente más sabor deportivo ofrece por un ajuste de suspensiones más firme y el motor turbo.

Precio: 305,400

Motor: 4 cil 1.4T, 140hp

Consumo:

Ciudad: 17.7 km/l

Carretera: 28.8 km/l

Combinado: 15.9 km/l

Cajuela: 380 litros

Rivales

Ford Focus SE Appereance

Recientemente actualizado con un facelift, presume de tener la mayor carga tecnológica del segmento vía el sistema Sync y applink con pantalla touch de 4.2”, cámara de reversa, siete bolsas de aire, ESP, ABS, control de arranque en pendientes, y sistema de monitoreo de presión de los neumáticos e iluminación interior ambiental con LED. También ofrece quemacocos, rines de 17 pulgadas y luces diurnas de LED. Dinámicamente no es tan rápido como el León, más bien apuesta a un manejo confortable. El motor 2.0 litros es suficientemente bueno para el segmento, pero nada más. La caja de seis cambios apuesta al confort, pero duda mucho en las condiciones de manejo citadinas y trabaja constantemente.

Precio: 285,000

Motor: 4 cil 2.0L, 160hp

Consumo:

Ciudad: 15.1 km/l

Carretera: 22.7 km/l

Combinado: 13.3 km/l

Cajuela: 363 litros

 

Mazda3 S

Ha ganado adeptos gracias a un diseño exterior contundente además de uno de los interiores mejores terminados, materiales y ensamble del segmento. Mecánicamente es el más potente de la competencia vía un 4 cilindros de mayores dimensiones e inyección directa. Todo en el auto está pensado y construido con la orientación de manejo denominada SkyActiv, para ofrecer buen desempeño pero con eficiencia de combustible. Aún así no es tan contundente en aceleraciones como el León o Golf, ambos turbo. Dinámicamente es el más parecido al Seat, con un buen sabor deportivo. El equipamiento es también de lo mejor del segmento, destacando quemacocos, rines de 18 pulgadas, controles en el volante, un sistema de información Head Up Display (que proyecta datos sobre una pantalla encima del volante) seis bolsas de aire, ESP, ABS, frenos de disco y el equipo de infotenimiento Mazda Connect que, mediante una perilla controla las funciones del auto como equipo de sonido, navegador, entre otros. El GPS tiene un costo extra de siete mil pesos.

Precio: 291,900

Motor: 4 cil 2.5L, 188hp

Consumo:

Ciudad: 14.2 km/l

Carretera: 21.3 km/l

Combinado: 13.5 km/l

Cajuela: 364 litros

 

VW Golf Highline DSG

Poco a poco ha ganado nuevamente los adeptos con los que contaba hace años. Echa mano del fuerte del grupo al igual que el León, las mecánicas. El motor es el mismo 1.4 litros de 140 hp y caja DSG de siete cambios, pero con un setting completamente diferente: más confortable que deportivo. De hecho, se percibe todavía con mejor aislamiento del exterior. Aunque el precio es mayor, el equipamiento también lo es. La dirección es variable y sensible a la velocidad, agrega un sistema de recuperación de energía de frenado (carga para la batería), siete bolsas de aire, todas las asistencias electrónicas, faros de niebla con función de alumbramiento en curva, climatizador de doble zona, quemacocos, pantalla táctil de 5.8 pulgadas, bluetooth con comandos voz, volante de piel con controles multifunción y asientos en combinación de alcántara y piel.

Precio: 334,800

Motor: 4 cil 1.4T, 140hp

Consumo:

Ciudad: 17.1 km/l

Carretera: 27.9 km/l

Combinado: 15.5 km/l

Cajuela: 380 litros