Al momento

Manejamos: Kia Forte 2015

Estamos a menos de un mes de que la marca Kia arranque la venta de sus modelos en México y ya hemos tenido oportunidad de conducir al segundo producto de la coreana, de los tres con los que arrancará su comercialización: el Forte, un sedán compacto que participará en el segmento de mayor volumen de nuestro país.

Recordemos que Kia ofrecerá, además, dos caimonetas, una compacta, Sportage y la mediana Sorento. Después de conocer los precios, tener la portunidad de manejar el Forte nos da muchos más elementos para evaluar.

Aquí puedes conocer precios y versiones de los productos que Kia ofrecerá en México

Los sedanes representan el 42% del total del mercado y de este gran grupo, el 23% corresponde a los sedanes compactos con más de 109 mil unidades comercializadas anualmente y es justo en donde participará el Forte.

Kia_Forte_Launch_26

Calidad y terminados

Pudimos conducir ya una versión con el setting y equipamiento que se venderá en el país, la LX, la de entrada automática que por 249,300 mil pesos ofrece una de las mejores relaciones valor/precio del mercado: seis bolsas de aire, ABS, ESP, asistencia de arranque en pendiente, bluetooth así controles en el volante para esta función, las de la computadora de viaje y el control de crucero. Seguramente a muchos no les gustará que venga con tapones y no rines, pero todas las versiones de entrada de este segmento, así lo ofrecen también, aunque aquí tenemos el plus del equipamiento completo. Hay vehículos de un segmento inferior en tamaño que cuestan incluso un poco más, sobre todo si hablamos de la opción manual del Forte que arranca en 231 mil pesos.

No habrá opción de navegador, pero sí se incluirá un sistema denominado Mirroring en la versión tope SX que permitirá al usuario establecer un espejo del teléfono celular a una pantalla táctil de 7”, para usar los mapas de los smartphones. No pudimos verlo en esta primera evaluación, Honda ofrece ese sistema en CR-V y lo denomina Honda Link (aquí puedes conocerlo). Desconocemos por el momento si esta opción de espejo permitirá también echar mano de aplicaciones de música, por ejemplo.

La calidad de ensamble y materiales es por encima del promedio en el segmento. Está a la altura de los japoneses sin apostar por ser ostentoso, sino funcional.

Todo lo que se toca y se siente se percibe sólido, bien armado. No hay ruiditos molestos.

Mención aparte el espacio interior. Acomoda sin problemas a cinco adultos de buen tamaño y la cajuela, de 422 litros, cumple con la media del segmento, sumando que la boca de acceso es amplia y baja.

En marcha

Esta versión contaba con llantas Nexen (no de mis favoritas, algo ruidosas) con rin de acero de 16 pulgadas y tapones, tamaño 205/55, un perfil que notamos más que suficiente para las condiciones de las calles en el país.

Ya en marcha, nos recordó mucho a modelos como Civic de Honda, bien plantado aunque de suspensiones suaves, más pensadas para el confort. La dirección tiene también este toque, pero no pierde fidelidad.

Kia_Forte_Launch_35

Durante nuestra oportunidad de conducir, en el primero, de setting europeo, conseguimos 8.8 km/l en ciudad y hasta 16.7 km/l en autopista a un promedio de 100 km/h. En el segundo acercamiento pudimos conducir la versión automática que se venderá en el país y el cambio fue radical: una mejor respuesta, aceleración y marcha más silenciosa. En ambos casos la caja de automática de seis tiene un funcionamiento suave. Si la llevamos en el modo D y rodamos a buenos ritmos, es capaz de reducir hasta tres cambios para acelerar con mayor contundencia. Si estamos en el modo manual, respeta la decisión y aunque pisemos a fondo el pedal, no hace cambios, queda a nuestra decisión.

El motor no queda a deber (y eso que acá no se ofrece todavía el de inyección directa GDI de 170 hp), con 158 caballos cumple de acuerdo a su orientación. Incluso en una parte planeada y preparada para ello por el equipo, pudimos alcanzar los 190 km/h sin quejas y todavía con cuerda para dar más.

Forte llega con buenos argumentos a pelear en un segmento muy complicado. Sus mejores valores es el equipamiento en las versiones de entrada y calidad de marcha, así como una orientación bastante confortable.

Más adelante evaluaremos y compararemos a su competencia y el mismo Forte para ver cómo queda acomodado en la ecuación.