Al momento

Audi A3 Sedán, 6 claves de compra

Para un mercado competido, apostar por los nichos parece ser una de las herramientas clave hoy en día, si no que le pregunten a Audi y su agresiva estrategia que lleva ya varios años, con modelos como el A5, A7 o Q3 y, recientemente, el A3 Sedán, una de las opciones compactas del mercado de lujo que está gozando mucha aceptación. Tal parece que la firma alemana tiene un auto para cada gusto y presupuesto. Tuvimos la oportunidad de analizar la nueva versión con motor 1.4 TFSI y aquí te presentamos nuestras conclusiones.

1. Originalmente, el segmento de los sedanes compactos era cubierto por el Audi A4, sin embargo, como hemos podido ver, todos los autos tienden a crecer y la marca detectó que estaba dejando un hueco de entrada a sus modelos familiares. Por ello, en esta tercera generación, la firma decidió ofrecer una carrocería sedán tomando como base el A3. La versión que tuvimos oportunidad de evaluar es la nueva opción con la motorización 1.4 TFSI de 150hp, como un escalón detrás del 1.8 de 180 caballos que llegó inicialmente al país. Así incluso la opción de compra inicial está por debajo de los 400 mil pesos.

Audi_A3_Sedan_2015_09

2. No por ser un sedán compacto que se desprende del popular hatch A3, carece de presencia o parece un hatch con cajuela. No. La marca ha sabido dotarle de una imagen propia y eso, en el mundo de hoy en día, es muy apreciado. Es un Audi, no un Audi chiquito. Incluso para algunos puede llegar a confundirse en ciertos detalles con un A4 cosa que quienes lo conduzcan lo agradecen, pues el nivel de representatividad es elevado. Sin embargo este A3 Sedán por tamaño es comparable con un Honda Civic o Mazda3 con 4.4 metros de longitud. Mucho más largo que el hatch en 22 cm, pero 25 cm menos longitud que el A4, lo cual es bastante. La marca aprovechó este crecimiento para aumentar en 10 cm la distancia entre ejes. El espacio es justo para cinco personas pues es algo angosto, cuatro viajan con mucha mejor comodidad;  el interior se compensa con una cajuela bastante buena de 425 litros.

Audi_A3_Sedan_2015_07

3. Mecánicamente no desmerece ante la familia Audi. La oferta de motores es amplia y todos de última generación, apostando por la eficiencia del combustible pero sin perder en respuesta. La tecnología TFSI (motores turbocargados de inyección directa) ha demostrado lo bien que se mueve y, si somos conservadores en el manejo (sobre todo en ciudad, evitando aceleraciones bruscas) podemos conseguir consumos de hasta 14 km/l en el 1.4 TFSI. Las cifras oficiales hablan de 16.30 km/l en condiciones ideales. En el pesado día a día logramos momentos de 14.8 km/l. Sin embargo en autopista elevamos la cifra hasta los 17 km/l. Bienvenidos en estos días de altos precios del combustible. Además sumen la transmisión STronic de siete cambios.

4. Sumamente destacable es el empleo de tecnología destinada al ahorro de combustible, como el sistema start&stop, recuperación de energía de las frenadas y un sistema de desconexión de cilindros en condiciones de baja demanda de aceleración. El auto te informa que estás en ese modo de manejo y, si eres conservador, incluso en ciudad, circulando a 60 km/h y con apenas 1,650 rpm logramos mantener un buen rato al A3 Sedán utilizando dos cilindros. Ahí el consumo aumentaba considerablemente hasta los 16 km/l en tiempo real. En autopista en pendientes es aun más amplia la desactivación de esta función. Un punto a destacar.

5. El nivel de equipamiento no tiene queja si consideramos que estamos hablando de una versión que apenas rebasa los 400 mil pesos. Además de la calidad de materiales y ensamble (plásticos muy buenos, aluminio), faros diurnos de LED, luces de Xenón, se suma el sistema de infotenimiento MMI que permite controlar todas las funciones del auto (opcional), sumado a una pantalla retráctil, climatizador bizona, bluetooth, volante con controles para el equipo de audio y computadora de viaje, comandos de voz y toda la parafernalia eléctrica.

Audi_A3_Sedan_2015_08

6. Dinámicamente todas las opciones del A3 Sedán viene con tracción delantera; la integral quattro se reserva únicamente para la opción deportivo S3. Este nuevo motor hace muy buen equipo con la caja Stronic, orientada en las primeras relaciones a la entrega pronta del torque y potencia de su propulsor, por lo que arribita de las 1,500 rpm tenemos ya muy buenas dosis de aceleración; nada que ver con los años pasados en que esto sucedía a las 3,000 vueltas del motor que hacía el arranque muy lento. Lo que más se agradece del A3 Sedán es su fidelidad al volante. Se siente mejor plantado al piso que el A3 hatch, está bien insonorizado y hace que la calidad de marcha se percibe sólida. La dirección es muy fiel y da buena información al conductor de lo que pasa en las ruedas, detalles que dan confianza a la hora de salir a autopista.

En conclusión

Mejor aún,la marca está ofreciendo un producto único por su orientación y precio. No hay un rival encuentro mercado de tamaño y precios similares. BMW ofrece el Serie 2, pero es un coupé con una orientación diferente, nada familiar. Más grandes está un Mercedes Clase C, pero el rival correcto es el A4, por lo que este sedán quedaría en desventaja frente a este. La opción es muy interesante para aquellos que vienen, precisamente, de un Serie 1 de BMW o los propios compradores de un A3 Hatch. Si echamos a volar la imaginación podrían venir de modelos como Jetta en su versión tope, Sportline Tiptronic de 293,300 pesos, por ejemplo, o un Mazda3 sGrand Touring de 332,900 pesos, que quieran brincarse a un segmento de lujo restando espacio interior y con una diferencia considerable en pesos.

Audi tiene un As bajo la manga, un producto que tiene todo lo que un Audi debe tener, en tamaño compacto y familiar, sin rivales fuertes que le hagan ruido.

Motores:

4 cilindros 1.4 TFSI 150hp. Consumo: 21 km/l

4 cilindros 1.8 TFSI 180hp. Consumo: 17 km/l

Cajuela:

425 litros

Precios:

1.4 TFSI desde 382,800 hasta 411,00 pesos

1.8 TFSI desde 422,400 hasta 508,300 pesos

Precio S3: 664,900 pesos