Al momento

Autoshow de Ginebra: Lamborghini Aventador LP750-4 Superveloce

Es momento de que recaiga le denominación Superveloce -con todo el poderío y radicalidad que conlleva- en el Aventador LP700-4. No tardará en ponerse a la venta a un precio que rondará los ocho millones de pesos.

Por Axel Alcocer

Este nuevo toro SV, tiene mucho por demostrar, ya que ser el sucesor de un vehículo tan espectacular como el Murcielago LP670-4 SV no es nada fácil; según afirman sus creadores, este modelo rinde homenaje a sus clientes más apasionados y los entusiastas de la marca. Su diseño es aún más agresivo que el del Aventador “normal”, se ha trabajado fuertemente en la reducción de peso, para lograr quitar masa, la fibra de carbono se hace presente en casi todos sus componentes como el monocasco del bólido, los paneles de las puertas, el –no tan radical- alerón, los asientos deportivos, instrumentos del habitáculo y componentes del exterior. ¿Cuánto habrán podido salvar? Con este ahorro de carga “Lambo” ha conseguido cifras en vacío de 1,525 kg (50 menos que el de 700 equinos) y una relación peso/potencia de 2.03 kilos por caballo de fuerza.

Lamborghini Aventador SV 02

1,525 kilogramos combinados con 750 “toros de fuerza” no suenan nada mal. Sigue montando el V12 de 6.5 litros, pero ahora, puesto a punto para sumar 50 caballos de potencia a su cifra final. Presume 750 HP a 8,400 rpm y un torque máximo de 509 lb/pie a 5,500 rpm. Este poderío impulsa al Superveloce de 0 a 100 km/h en 2.8 segundos, de 0 a 200 km/h en 8.6 y, alcanza desde parado los 300 km/h en 24 segundos. Su velocidad tope arroja 350 km/h. Asimismo, incorpora la ya conocida tracción integral de la firma con embrague Haldex de cuarta generación, una transmisión automática de siete escalones y un sistema de escape nuevo, con ahorro de peso y un sonido distinto desde bajas revoluciones.

Lamborghini Aventador SV

¿Y tanto brío cómo se transmitirá correctamente al pavimento? El toro de producción en serie más drástico hasta el momento cuenta con una suspensión “push-rod” con doble triangulo y amortiguación magnética que ajusta cada llanta por separado a la superficie. El sistema LDS (Lamborghini Dynamic Steering) en el volante es nuevo, con regulación dependiendo de la modalidad de manejo: Strada, Sport y Corsa. Lógicamente la aerodinámica se ha mejorado, el alerón tiene tres posiciones diferentes regulándolo hasta 15 grados, aunque nos hubiera gustado un aspecto más extremado en su forma. ¡Señores, a romper el cochinito!

Lamborghini Aventador SV 03