Al momento

A prueba: Ford Figo Sedán y analizamos sus rivales directos Chevrolet Aveo, Dodge Attitude y Hyundai Grandi10 Sedán

 

El segmento de los subcompactos de primer escalón está mejor que nunca. Antes aquí solo se podía aspirar a contar con dos que tres cositas de equipamiento (aire acondicionado, conexión auxiliar y radio, por ejemplo), pero ahora nuestro mercado da ciertos vistos de madurez al mismo tiempo de que la globalización obliga a los fabricantes a producir más y mejores autos. Eso nos beneficia y permite que tengamos acceso a productos más completos, eficientes, seguros y con buen precio. Uno de los mejores ejemplos es el Ford Figo, un subcompacto de origen Indio que ha llegado a México con muy buenos argumentos para ofrecer una movilidad efectiva, accesible y bien equipada. La marca tiene clara la importancia de este segmento y el Figo, que reemplaza al popular Ikon, ofrece seis versiones para el modelo sedán e incluso existe también la opción de carrocería hatchback con otro tanto de variantes manual de cinco relaciones o automática de seis relaciones.

Ford_Figo_2016_02

Cumplidor

Apuesta a una imagen similar a la de sus hermanos mayores Fiesta y Focus y es, por mucho, una mejor opción al desparecido Ikon en ese sentido. Se aprecia como un modelo más robusto, mejor ejecutado. Por dentro las cosas también han mejorado y aunque recuerda a modelos del pasado, con plásticos rígidos incluso baratos, la calidad de ensamble es buena, cosa que no sucedía anteriormente. Los asientos también se sienten de corte económico, que son muy cómodos para el diario, aunque en trayectos largos suelen cansar, pero tienen la ventaja de ser fáciles de limpiar.

El espacio interior es de los mejores en los sedanes de su segmento y precio, sobre todo en la plaza trasera y en las cotas para cabeza. Es un modelo alto, que permite acomodar a cinco adultos algo apretaditos, aunque el de en medio sufrirá un poco. También vale aclarar que el cinturón es pélvico y tampoco se ofrece sistema de sujeción tipo latch para autoasientos infantiles. Un detalle que se agradece: ofrece varios y variados portavasos, para todos los tamaños y para todas las plazas.

Por otro lado, la cajuela es mayor que la del Fiesta, con 455 litros de capacidad, algo que sorprende pero a la vez se agradece considerando y entendiendo la orientación de este modelo.

Ford_Figo_2016_12

Ahora pasemos al equipamiento. De entre todas las versiones, vale mucho la pena evaluar cómo la marca ha definido el contar o no con control de estabilidad (ESP), pues la versión Impulse con transmisión automática sí lo ofrece aunque ofrece menos equipamiento que la Energy con transmisión manual. Es verdad que es más cara (188,500 vs 185,500 pesos) pero el contenido de equipamiento es menor en la Impulse TA vs la Energy TM (rines de acero, vs rines de aluminio; radio con 2 bocinas vs 4 bocinas; cristales manuales vs cristales eléctricos adelante, manuales atrás). Con ello se entiende que la marca apuesta en una versión con mejor equipamiento y en la otra mejor seguridad. De ustedes dependerá qué prefieren por prácticamente el mismo precio.

El resto del equipamiento se completa con dos bolsas de aire, ABS, conexión bluetooth, aire acondicionado, vidrios eléctricos para las plazas traseras y nada más, para un modelo que cuesta 185,800 pesos, nada mal considerando la competencia, pero eso lo analizaremos más adelante.

Ford_Figo_2016_03

Vigoroso

Lo mejor del Figo es su mecánica. El motor es muy vivaracho, se siente con energía desde la parte baja de las revoluciones y cumple con creces según le vamos exigiendo. Es muy efectivo, son de esos motores alegres que da gusto exprimirles. La caja ayuda mucho también en ello. Está muy sincronizada, es cortita, permite hacer los cambios rápido y suave, sin mucho esfuerzo. Y la cereza del pastel son las suspensiones: filtran muy bien los pésimos caminos que tenemos. No niegan su orientación citadina, para economías emergentes y usuarios que requieren un auto para el día a día que sea un buen compañero y no se queje de por dónde le llevemos. Pero además está el consumo, que a pesar de ser un motor vivaracho, no es descabellado encontrar cifras superiores a los 14 km/l en ciudad sin ser cuidadosos. Si nos enfocamos en el ahorro, lograremos la barrera de los 15 y en autopista, las cosas se pueden disparar hasta los 19 km/l rodando a 110 km/h. Así es el Figo, un buen aliado para movernos del punto A al B con eficiencia. Mejorables los frenos, podrían ser más resistentes a la fatiga, pero entendemos que su foco es ser más bien aguantadores a largo plazo.

Figo es una gran oferta para quien busque un citadino muy cumplidor, sin detalles lujosos o un diseño que prometa algo que no es. Su precio lo ubica en buena posición en el segmento, considerando, además, que ofrece buenas cotas de espacio interior y cajuela

 

Motor: 4 cilindros, 1.5 litros, 105 hp

Consumo:

Ciudad: N.D.

Autopista: N.D.

Combinado: 17.2 km/l

Cajuela: 445 litros

Precio: Sedán Energy TM 185,500 pesos

 

 

Sus rivales

En los modelos de entrada al mercado mexicano, es tal la oferta que existe, que podemos clasificarlos en dos grandes grupos: subcompactos de primer escalón, y subcompactos, los primeros un pelito debajo de los segundos en calidad de materiales y equipamiento, pero no por ello malos (como ya nos ha demostrado Figo). La competencia se compone principalmente por modelos como Chevrolet Aveo, Dodge Attitude y Grand i10 Sedán, pero por el precio, bien podría pelear con modelos como el Chevrolet Sonic, aunque el que compite no ofrece equipamiento de seguridad o bien Kia Rio, pero Figo se queda atrás en potencia, calidad de materiales y equipamiento. Su mejor terreno es sin duda contra los primeros modelos mencionados.

Chevrolet_Aveo

Chevrolet Aveo

Destaca por su precio de entrada, el sedán más accesible del mercado, aunque no necesariamente la mejor compra. Ofrece también una amplia variedad de opciones con caja manual o automática, aunque esta última es de cuatro relaciones. Para poder acceder a frenos ABS y doble bolsa de aire, es necesario superar los 200 mil pesos. Por dentro, el espacio es bueno para cuatro adultos, la cajuela es de 351 litros, mientras que los materiales son muy similares a los del Figo, aunque un poco por debajo en calidad de ensamble.

 

Motor: 4 cilindros, 1.6L, 103 hp

Consumo:

Ciudad: 14.2 km/l

Autopista: 21.9 km/l

Combinado: 16.9 km/l

Cajuela: 351 litros

Precio: desde 157,600 y hasta 217,800 pesos

 

Dodge Attitude

Dodge Attitude

Tiene una orientación muy similar a la del Figo, aunque apuesta por el consumo vía el empleo de un motor de 3 cilindros de 1.2 litros, con 76 caballos de fuerza. Le pasa factura si queremos salir a carretera y en ciudad, rodar cargados le vamos a exigir un poco más al motor, con el consecuente aumento de consumo. También el nivel de equipamiento, para la versión que compite contra la que evaluamos del Figo, es mejor pues agrega controles para el equipo de sonido y manos libres en el volante; e incluso en las versiones tope agrega detalles como volante forrado en piel y palanca con insertos en cromo. Detallitos que marcan alguna diferencia. Es bueno frente al Figo pues por 184,900 ya accedemos a frenos ABS y bolsas de aire y equipo eléctrico. La marcha no es tan precisa, más bien suave, poco comunicativa con lo que sucede afuera por un excesivo foco en el confort. El espacio es para cuatro adultos con una cajuela de las mejores de su segmento.

 

Motor: 3 cilindros, 1.2L, 76 hp

Consumo:

Ciudad: N.D.

Autopista: N.D.

Combinado: N.D.

Cajuela: 351 litros

Precio: desde 164,900 y hasta 206,900 pesos

 

Hyundai-Grand-i10-Sedan

Hyundai Grand i10 Sedán

A su favor contar con la versión más accesible del mercado, por 147,150 pesos, aunque carece del equipamiento de seguridad mínimo de ABS y doble bolsa de aire. Para ello debemos ascender a la opción GL MID de 167,150 pesos que, de cualquier modo, sigue ofreciendo una muy buena relación valor/precio pues incluye cristales delanteros eléctricos, equipo de sonido de cuatro bocinas y bluetooth. Los interiores son de los mejores frente a sus rivales. De muy buena manufactura, de mejores materiales y un ensamble muy cuidado.

A pesar de que el motor no es de lo más potentes, es bastante despierto y genera la sensación de tener más galleta. Mismo caso para el espacio, es de los más pequeños con 3.9 metros de longitud, pero aún así puede acomodar a 5 adultos y ofrecer una cajuela decente. Además completa una interesante estrategia de precios de mantenimiento muy accesibles y garantía de 5 años o 100 mil km

 

Motor: 4 cilindros, 1.3L, 87 hp

Consumo:

Ciudad: 15.5 km/l

Autopista: 20.1 km/l

Combinado: 14.0 km/l

Cajuela: 407 litros

Precio: desde 147,150 y hasta 192,450 pesos